Crítica «El Protector» (Homefront)

«Malditos paletos…» por Oscar De La Cruz

Me cae bien Jason Statham. A base de mucho trabajo y personalidad ha ido haciendose hueco como héroe de acción en Hollywood en un tiempo en el que ese tipo de actor anda un poco pasado de moda. Quizá cogiendo un poco el testigo de  Bruce Willis, aunque unos peldaños por debajo. Al igual que Willis, el británico siempre ha trabajado la imagen de tipo duro, pero con su corazoncito, aunque con algo menos de carisma y sobre todo menos ironía y cachondeo que Bruce.

Ya sé que Bruce Willis ha llegado a un status de mega-star al que Statham solo aspira de momento, aunque la comparación no parece tan descabellada observando las carreras de ambos actores. Los dos suelen alternar proyectos de diversas envergaduras, tanto en presupuesto como en nivel artístico. Lo molesto es que no se suelen identificar a simple vista y a veces engañan.

Cuando Statham parece que ya ha llegado a cierto nivel en las producciones en las que participa, nos cuela entre medias películas de las que antaño eran carne de «directo a videoclub». Entre la original y fresca «Crank», el estiloso thriller de acción «The Mechanic», la brillante «The Bank Job» y a punto de verle como villano principal en la nueva entrega de «Fast & Furious» nos ha colado bodrietes de bastante menos nivel como «Parker» junto a Jennifer Lopez, «Safe» , «Blitz» y este «El Protector» que nos ocupa.

HOMEFRONT

Y es un chasco porque engaña. En primer lugar el guión está escrito por Sylvester Stallone, basado en una novela, el elenco de secundarios es la mar de resultón, encabezados por James Franco, al que apetece ver como se desenvuelve como villano, en definitiva, que viendo el cartel da la sensación de que esta es «de las buenas de Statham».

Nada más lejos de la realidad. Y eso que los primeros minutos de metraje siguen engañando. El prólogo es una secuencia de acción bastante cuca, con buenas dosis de violencia, la presentación de James Franco es contundente y nos hace creer que es un cabrón con pintas además de ser bastante más listo que la media de habitantes del pueblo de Louisiana donde va a parar nuestro protagonista. Incluso podemos ver a Kate Bosworth alejandose de su típico papel de niña mona para interpretar a una redneck adicta a la metanfetamina… Pero a partir de ahí todo se tuerce y cuando parece que vamos a asistir a un digno espectáculo de acción la cinta entra en el terreno de los tópicos malos del género.

Algo tan simple como un enfrentamiento entre niños en el patio del colegio es el inicio de una trama previsible y sosa por la que vemos desfilar a secundarios como Clancy Brown (Mítico villano de «Los Inmortales» y la serie «Carnivale) o Winona Ryder, una de las mejores actrices de su generación, encarnando de manera perezosa personajes que, por otro lado, no tienen mucho de donde sacar. Lo de James Franco es peor aún. El que parece que va a ser un autético dolor de cabeza y un digno antagonista de nuestro heroe, que tiene pinta de ser un puñetero psicópata pasado de meth y que es la máxima figura criminal en el pueblo se nos va revelando poco a poco como un mindundi que no tiene ni puñetera de idea de donde se ha metido. Seguramente el culpable es más el guión que el propio Franco, pero es un fastidio cuando su papel promete ,a priori, un villano pasado de vueltas con el que el actor podría haberselo pasado pipa y por consiguiente, nosotros también.

Franco-Homefront

Se rumorea que Stallone compró los derechos de la novela para tomarla como base para una secuela de Rambo. Y me lo creo. Si no, no se explica como se puede pagar por una historia plagada de tópicos en su desarrollo, en la que las escenas de acción se reduce a un par de brevísimas escaramuzas de Statham con los matones locales. Porque eso quizá es lo mas grave. Quitando la escena del prologo, las escenas de acción son escasas y mal planificadas, como el climax final. Un par de tiros, minipelea a golpes con el motero malote y minipersecución en coche, todo ello rodado de manera confusa. Por no hablar del comportamiento absurdo de algunos personajes, que conducen a una muerte segura, como el amigo negro del prota, autor de la frase que titula el artículo, que por inoportuna y absurda fué de lo poco que me hizo esbozar una sonrisa.

Producto de perfil muy bajo, con alma de telefilme, por el que no vale la pena desembolsar los casi diez eurazos que nos cuesta el cine hoy en día. Otra vez será.

Lo mejor: Su duración. Una hora y cuarenta minutos, créditos incluidos, poco común en el cine actual. Jason Statham mantiene algo el tipo

Lo peor: Trama previsible y aburrida, personajes muy planos y poca acción para lo que se puede esperar de una peli de este tipo.

 

@ReyesdelMando Los Reyes del Mando

@Oscar_DLC Oscar De La Cruz

 

 

 

 

 

Un comentario en “Crítica «El Protector» (Homefront)

  1. Una pena desaprovechar a uno de los mejores actores de acción de la actualidad, con el permiso de Vin Diesel. Habrá que esperar a la próxima….

Deja un comentario