Crítica “El Niño”


Hoy, en “Equipo de Investigación”… por Oscar De La Cruz

Es curioso que un problema como el del tráfico de drogas, un fenómeno global mil veces retratado en el cine hasta el punto de convertirse en un subgénero, no cuente con una cantidad importante de largometrajes en la filmografía de nuestro país. El cine español, como casi todo el cine europeo ha tenido siempre una vocación innata para retratar la propia sociedad patria. Por ejemplo, sí que contamos con múltiples películas que han tratado el problema de la adicción y el consumo de sustancias ilegales, desde los años ochenta hasta ahora, sin embargo, a través de la gran pantalla, el espectador español medio conoce como funcionan los cárteles en la frontera de Estados Unidos y México, como se transporta y se distribuye la droga en Miami o como se trapichea en cualquier favela de Brasil mucho mejor que los entresijos y métodos utilizados en el puerto de Algeciras, posiblemente el mayor portal de droga del continente.

El Niño2

Solo por eso, “El Niño” es una película necesaria. Daniel Monzón y Jorge Guerricaechevarría componen un guión sin fisuras en el aspecto de investigación y documentación. El trabajo es mastodóntico en este aspecto y, sumando el estilo de dirección por el que ha optado Monzón y la elección de escenarios, el resultado es una película que respira realidad y autenticidad en cada segundo de metraje. Incluso la elección de actores sin experiencia previa en el cine aporta puntos en este aspecto, sobre todo en el retrato del día a día de El Niño y su entorno.

La otra trama que sostiene la película, la puramente policial, no se queda atrás en cuanto a autenticidad. Con la misma rigurosidad documental pero, esta vez, apoyándose en el aspecto interpretativo en tres de los mejores y más experimentados actores de nuestro país como son Luis Tosar, Eduard Fernández y Sergi López. Están sencillamente enormes. Sus conversaciones en comisaria, en el helicóptero… te crees totalmente que estás asistiendo a una jornada de trabajo de un grupo de policías auténticos.

La lástima es que todo este brutal trabajo para dotar de autenticidad al film repercute negativamente en el aspecto emocional. No podemos olvidarnos de que hemos entrado en un cine para sentir, emocionarnos con la historia, empatizar con los personajes y sufrir con ellos y sobre todo para presenciar un thriller que dispare nuestra adrenalina. Un thriller con una grándisima promoción detrás y con clara vocación de ser un pepinazo en taquilla, que además está dirigida por el tío que nos tuvo aguantando el aliento durante casi dos horas en “Celda 211”.

Daniel Monzón con su honradez y voluntad por mostrarnos los hechos de la manera más real posible, renuncia a trucos propios del género para elevar el nivel emotivo de la película. Es lógico, es muy dificil alcanzar un equilibrio en este aspecto. Por eso el título de esta crítica. La sensación final se acerca más a haber presenciado una entrega de “Equipo de Investigación” que “Scarface en Algeciras”. Y ojo, esto no es malo en absoluto. La película no aburre en ningún momento y las escenas de acción del film con el helicóptero por medio son fantásticas y están rodadas de manera ejemplar. El matiz es que el director , de una forma muy entretenida, nos dice: Así es una persecución REAL, prescindiendo de cualquier artificio para meternos en la piel del piloto de la lancha o los policias del helicóptero. Siempre somos espectadores presenciando un hecho, lo que nos aleja del vínculo emocional con los personajes. Y esto puede aplicarse a cualquier escena de la película.

El Niño1

La única concesión que hace Monzón a este tipo de trucos de guión es la introducción de la historia de amor del protagonista, quizá algo sosa y típica y colocada en una franja del metraje donde se dedica demasiado tiempo a El Niño y se deja un poco de lado la trama policial, que en ese momento estaba alcanzando su mayor punto de interés.

Como digo, la búsqueda del equilibrio es tremendamente dificil. Por eso toda la frescura y naturalidad que aportan las interpretaciones de actores debutantes hace que la película se resienta cuando se aproxima a su desenlace y se ponen la cartas sobre la mesa. Es obvio que Jesús Castro tiene una presencia potente, te lo crees al instante como frío piloto de lanchas y es una delicia el realismo y naturalidad en sus conversaciones con “El Compi”, personaje algo más agradecido compuesto por Jesús Carroza. Sin embargo, a medida que avanza el metraje la poca experiencia se va notando y su escasez de registros muestra que no puede sostener una película de estas características. Habrá que darle tiempo para el aprendizaje porque materia prima y magnetismo tiene el suficiente. Tampoco el tono sobrio de la película le otorga demasiada cancha para el lucimiento. Tampoco Tosar, López y Martínez tienen el más mínimo terreno para la sobreactuación o el lucimiento. La diferencia es que a ellos no les hace falta. Es una delicia verlos en pantalla y han llegado a un punto en que parece que interpretan sin ningún tipo de esfuerzo.

El Niño3

También me dejó algo frío el papel del gran Ian McShane. Su enorme presencia y su papel como villano mayor de la función queda también reducido a un par de paseos por el peñón. Ni siquiera hay un primer plano del actor en todo el film, lo que te deja con la impresión de haber sido desaprovechadísimo.

Quiero dejar claro que “El Niño” no es en absoluto una película mala o fallida. Casi todos los presuntos defectos enumerados no tienen que ver con el film como tal. Tienen su origen en uno de los males de nuestro tiempo en cuanto a promoción y venta de un producto cinematográfico y generación de expectativas. No es la primera vez que pasa que te vendan una película como algo que en realidad no es. Desde los primeros trailers hasta la brutal promoción de Telecinco, se nos ha vendido el nuevo thriller adrenalítico del director de “Celda 211”, una especie de pulso implacable entre un policia y un delicuente legendario, y la película no es eso en ningún momento ni pretende serlo.

Detras de esa falsa imagen se encuentra un producto de muchísima calidad, recreación ultra-auténtica de unos hechos que ocurren cada día en nuestro país, entretenido y muy informativo.

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz
Anuncios

3 comentarios sobre “Crítica “El Niño”

  1. A pesar de estar de acuerdo contigo en algunas de las cosas que dices en tu crítica, creo que es una película recomendable y que merece la pena ver, es verdad que la excesiva promoción de Telecinco quizá te haga esperar mas de la película, pero lo cierto es que salí satisfecho de haber visto a esos tres grandes actores que son Luis Tosar, Sergi López y Eduard Fernández.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.