Crítica: «Better Call Saul» – Episodio 5 – «Alpine Shepherd Boy»

Si quiere un testamento, llame a McGill

Alcanzamos el ecuador de la temporada con este episodio dirigido, por primera vez en la serie, por alguien totalmente ajeno a «Breaking Bad». La realizadora Nicole Kassel ha dirigido dos largometrajes: «El Leñador», protagonizada por Kevin Bacon y la comedia romántica protagonizada por Gael García Bernal y Kate Hudson «Un pedacito de Cielo», pero es en televisión donde ha desarrollado el grueso de su carrera dirigiendo episodios para series como «The Americans», «Suits», «The Following» o «The Killing». El episodio de esta semana cuenta además con el aliciente de ver en un pequeño papel a Clea DuVall, a la que teníamos un poco perdida la pista desde «American Horror Story: Asylum».

saul1

«Alpine Shepherd Boy» acentúa el ritmo pausado de la serie hablando mucho a base de silencios y planos fijos, esta vez a través de tres arcos argumentales claramente diferenciados a lo largo del episodio.

El más divertido nos hace seguir las variopintas ofertas de trabajo, cada cual más surrealista, que recibe Jimmy trás su efectiva campaña de publicidad en «Hero». Después de dos impagáblemente cómicos clientes potenciales, Jimmy descubre, aconsejado posteriormente por Kim, que la representación de los interes de la gente de la tercera edad puede ser un terreno fértil para su negocio. Por lo menos pagan en el momento… y con dólares de verdad.

Aunque la columna vertebral del episodio se centra en ampliar el retrato de Chuck y su extraña afección. Sin prisas, siempre con cuentagotas, cada entrega de «Better Call Saul» aporta un poquito más de información sobre cada personaje. Llegar a mitad de temporada conociendo tan poco de ellos y tan despacio podría hacernos desconfiar si se tratara de otro tipo de serie, pero todos conocemos a quien se encuentra a los mandos de la nave y de lo que es capaz. El margen de confianza con Gilligan y su equipo es amplio y ganado a pulso.

saul2

Los últimos minutos nos dan un pequeño avance y nos emplazan a la semana que viene para seguir a Mike Ehrmantraut fuera de la garita, en su día a día. Solo dos escenas sin apenas diálogo, pero más que suficientes para crear interés, sobre todo a raíz de esa inoportuna visita que, como en «Breaking Bad», interrumpe al ex-policía mientras ve películas clásicas desde su sofá.

“Better Call Saul” se emite los martes en Movistar Series.

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz

Deja un comentario