Crítica: «Vengadores: La Era de Ultrón»

«El parque de atracciones de Marvel» por Oscar De La Cruz

«Si algo funciona, no lo toques». Esta premisa puede aplicarse perfectamente a la segunda entrega del mayor acontecimiento en la historia del género de superhéroes. Difícil el analizar como película un proyecto de entretenimiento de esta envergadura, que para colmo forma parte de un todo aún más enorme.

Joss Whedon, gran artífice de la fórmula original, dedica de nuevo todo su esfuerzo a la titánica labor de repartir equitativamente el protagonismo y la aportación de todos y cada uno de los personajes para que ninguno quede relegado a mero accesorio, con la dificultad añadida de integrar a los nuevos elementos del ya extenso elenco. Y vuelve a conseguirlo de manera inteligente, centrándose en otorgar a Quicksilver y la Bruja Escarlata el transfondo suficiente para desarrollarlos y homenajear en cierta manera a los personajes menos agradecidos de la primera entrega. Ojo de Halcón y la Viuda Negra, siempre ensombrecidos por la grandeza del resto de héroes, son los dos únicos personajes de los que Whedon muestra una auténtica evolución en esta secuela, sabedor de que el resto están sobradamente presentados y la mayoría de ellos tienen y continuarán teniendo films protagonizados en solitario.

avengers7

Convertido en el icono principal de Marvel gracias al fantástico Robert Downey Jr., Iron Man sigue siendo el pilar central de la trama, causa y solución de los conflictos. Continúa siendo la pieza más inestable dentro del grupo y se mantiene su tensa relación con el Capitán América, germen de la futura trama de «Civil War». Culpa de Stark es la aparición en escena de Ultrón, el nuevo villano. Aunque su presencia es más imponente y amenazante que la de Loki en la primera entrega, viene a cumplir el mismo papel exacto que el dios asgardiano. Las mismas motivaciones para destruir el planeta, poder tecnológico en lugar de mágico y un numerosísimo ejército de androides que sustituyen a los Chitauri. Incluso es presentado en una versión mucho más humanizada que la de los comics, que añaden grandes dosis de ironía a su caracter e incluso pinceladas de humor que dotan de más amplitud a la fantástica actuación vocal de James Spader.

avengers3

En cuanto a la historia, exáctamente la misma estructura que tan bien funcionó en la primera. Nueva amenaza contra la Tierra, Hulk otra vez descontrolado como excusa para regalarnos a los fans el mítico enfrentamiento entre el gigante esmeralda y Iron Man en la alucinante armadura Hulkbuster y derrota del grupo que les hace comprender de nuevo que la única esperanza para salvar la tierra es luchar unidos en la batalla final. Todo ello aderezado con las acertadísimas notas de comedia, protagonizadas aquí en su mayoría por Thor, su momento dramático y las escenas de acción más impresionantes jamás vistas.

avengers5

A excepción de Matthew Vaughn, probablemente no haya nadie en este momento capaz de igualar a Joss Whedon a la hora de filmar acción. «Vengadores: La Era de Ultrón» solo puede calificarse de auténtica exhibición en este aspecto. Yo que aborrezco las escenas rápidas en las que ni te enteras de lo que pasa y únicamente aturden, agradezco enormemente la habilidad sobrenatural de Whedon para mover la cámara sin que nos perdamos detalle de la acción por más frenética que sea. El mejor ejemplo, el brutal plano secuencia pasando de un héroe a otro con el que abre la película que deja el de la escena final de la primera entrega en pura anécdota. Whedon ha dejado sin duda un enorme legado en este aspecto y en el mimo extremo con el que ha tratado a estos personajes. Su último regalo es La Visión. Decisivo, realmente imponente y mucho mejor presentado y desarrollado de lo que nos podíamos imaginar a priori. Los hermanos Russo tienen una auténtica prueba de fuego por delante para mantener el extraordinario nivel en la futura tercera entrega.

avengers1

Un 3D correcto que luce en los detalles como la interfaz dentro del casco de Iron Man y convierte en una delicia los paseos por la torre de los Vengadores, numerosas sorpresas en forma de cameos de buena parte del universo Marvel, la introducción de pequeños detalles y guiños que cobrarán importancia en el futuro como el escenario de Wakanda y una escena post-créditos (más bien inter-créditos) menos sorprendente de lo habitual, pero que nos prepara para lo que se avecina en la tercera parte, completan una magnífica experiencia, seas o no fan de los comics.

«Vengadores: La Era de Ultrón» es la entrada para un auténtico parque de atracciones y no conviene analizar minuciosamente una atracción, simplemente hay que dejarse llevar y disfrutarla. Puede que el impacto de la primera experiencia sea inigualable, pero el segundo viaje es igual de divertido.

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz

4 comentarios en “Crítica: «Vengadores: La Era de Ultrón»

Deja un comentario