Crítica: “True Detective” – Temporada 2 – Episodio 2


“Night Finds You”

De nuevo con Justin Lin trás la cámara, al igual que en el episodio piloto que presentaba caso y personajes de manera ejemplar, “Night Finds You” nos introduce de lleno en el comienzo de una investigación en la que se empieza a atisbar un altísimo nivel de complejidad.

La relevancia de la víctima es el detonante principal para que tres departamentos (Policía de Vinci, Policía estatal y oficina del sheriff del condado de Ventura, donde aparece el cadaver) se niegen a desentenderse del caso y se vean obligados a compartir recursos. Mientras los tres detectives protagonistas se escrutan entre sí a la vez que escuchan las valoraciones del forense, se intercala con un fantástico uso del montaje la manera en que los superiores de cada uno marcan las directrices a seguir y sus intenciones ocultas. A pesar de no ser un investigador, el sheriff de Ventura ofrece al patrullero Paul Woodrugh la oportunidad de reincorporarse y dejar atrás el incidente con la actriz además de, en caso de éxito, ascenderle a detective aunque su único deseo sea volver a sus patrullas en moto. Mientras, la policía estatal ve una buena oportunidad para poner al mando del equipo a la detective Bezzerides para que eche un ojo a Velcoro y certifique las sospechas de corrupción a la vez que trabaja codo con codo con el, matando dos pájaros de un tiro. Ray, consciente de quienes son sus amos directamente pregunta al alcalde si quiere que la investigación llegue a buen puerto o no.

true1

Tres detectives uniendo esfuerzos y sin embargo es Frank Semyon el que más motivos tiene para que la verdad salga a la luz. Cinco millones de motivos, nada menos. El asesinato de Ben Caspere ha echado por tierra el negocio definitivo del mafioso colocándolo en una situación límite que le hace poner en marcha toda su batería de recursos, además de a Velcoro, para descubrir quien anda detrás de todo. Sus contactos en los bajos fondos le proporcionan una pista de capital importancia: Caspere tenía otro apartamento donde llevaba a sus jóvenes acompañantes de alquiler.

Muchísimos individuos e instituciones implicadas, una ciudad que empieza a revelarse como un protagonista más, innumerables detalles dentro de la catarata de información en la que se convierte cada escena y todo ello sin abandonar un solo instante el progresivo viaje al interior de la psique de cada protagonista. Conocemos un poco más a Frank y las dudas y miedos que lo atenazan después del pormenorizado relato de un horripilante suceso de su infancia y cada vez resulta más obvio que algún trauma de origen sexual reside en la mente de Ani trás su escena mirando porno en internet. También el sexo parece añadirse a la numerosa colección de traumas de Woodrugh. Eso parece indicar la extraña e incómoda relación con su madre, interpretada por la estupenda Lolita Davidovich y la anécdota fuera de lugar sobre el hombre que le tiró los tejos. ¿Homosexualidad reprimida? No sería de extrañar considerando la mirada al chapero desde el balcón y que en el episodio anterior necesitara una pastillita azul antes de acostarse con su chica.

true3

Y llegamos a Ray Velcoro. Su arrebato de violencia ha dado como resultado que su ex-esposa le quite el único aliciente vital que le quedaba. En el mismo bar, en la misma mesa y con la melancólica música y voz de Lera Lynn una vez más de fondo, Velcoro confiesa a Frank Semyon su agotamiento y sus escasas ganas de vivir. Unas premonitorias palabras antes de un ¿último? servicio a su amo. Ray se acerca para husmear en el apartamento secreto de Caspere para descubrir un picadero sórdidamente equipado. Cabezas de animales en las paredes, un falso espejo que oculta una habitación con una cámara de video y un columpio sexual sobre un charco de sangre que lo señala como el lugar donde el consejero fue torturado y asesinado. Lo que Ray tarda unos segundos de más en descubrir es la presencia del asesino. Una inquietante figura con cabeza de cuervo que dispara primero. Dos veces.

true2

¿Está Velcoro muerto? Esto es HBO y a estas alturas no sería tan sorprendente que el primer nombre en aparecer en los títulos de crédito se marchase para Triana en el segundo episodio. Además al primer tiro se podría sobrevivir, pero un disparo a bocajarro de una escopeta de esas características no hay chaleco antibalas que lo pare. Ante el estupor y tratando de buscar una solución argumental que mantenga con vida al detective, los mecanismos de mi mente me trajeron el recuerdo de “Kill Bill. Volumen 2” y los cartuchos de sal que Michael Madsen disparaba a escasa distancia sobre Uma Thurman. A pesar de que el perfil psicológico de Ray es el más detallado hasta el momento y parece que ya lo sabemos todo sobre él, queda la sensación de que todavía podría aportar muchísimas cosas, sobre todo trás sus interesantísimos diálogos con Ani y la relación que parece empezar a forjarse entre ambos. Habrá que esperar una semana para averiguarlo.

Puedes seguir “True Detective” Temporada 2 en Canal + Series y Yomvi.

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .