Crítica: “Agente Contrainteligente”


“El Chaplin de lo vulgar” por Oscar De La Cruz

En España, la mayoría descubrimos a Sacha Baron Cohen gracias a su intervención en el videoclip “Music” de Madonna y la posterior versión para la gran pantalla de Ali G, personaje que contaba con su propio show en la televisión británica. Posteriormente llegaría “Borat” con el que el cómico británico se ganó por completo a crítica y público de todo el mundo gracias a una mezcla muy personal de humor grueso, provocación y ácida crítica social. Mirando atrás puede que las andanzas del entrañable reportero kazajo recibieran un aplauso excesivo, pero no hay duda que su llegada fue de lo más refrescante para la comedia y demostró que el humor más vulgar y la sátira mas inteligente pueden ir perfectamente de la mano.

Sacha Baron Cohen

Encumbrado en lo más alto del género cómico, Cohen intentó repetir éxito apuntando al mismo objetivo y con el mismo formato de falso documental con “Brüno”, que iba varios paso más allá en cuanto a transgresión y sin embargo se quedó bastante lejos de las alabanzas y las cifras de taquilla de su film anterior. Con la infravalorada “El Dictador”, el actor y guionista dio por cerrada su “Trilogía Americana” y ahora regresa a la parodia de los tópicos de su páis de origen con “Agente Contrainteligente”, añadiendo un nuevo personaje a su particular galería.

Nobby es un hooligan procedente del pequeño y deprimido pueblo británico de Grimsby que comparte las pautas generales que caracterizan a cada una de las encarnaciones de Cohen. Un completo tarado monumento a la estupidez, dotado de un pequeño toque de ternura y candidez utilizado para articular un discurso “chaplinesco” y reivindicativo de la autenticidad y sencillez de las clases sociales más bajas frente a los ricos y poderosos (culpables de todos los males del mundo) siempre presente en la obra del cómico pero muy diluido a estas alturas de su carrera. Seguramente la comedia sea uno de los géneros más difíciles a la hora de resultar innovador y en el que la linea entre desarrollar un estilo propio y resultar repetitivo es extraordinariamente más fina de lo habitual, por lo que uno de sus personajes menos inspirados y el excesivamente trillado sub-género de parodia del cine de espías en el que se engloba, hacen que todo dependa de la efectividad de los gags.

Mark Strong

Afortunadamente ese es uno de los aspectos en los que Sacha Baron Cohen no ha perdido un solo ápice de creatividad, todo lo contrario. Todavía no hay nadie como él a la hora de traspasar cualquier límite marcado por el buen gusto y para llevar un chiste a sus últimas consecuencias. No solo posee la habilidad y la imaginación para estirar hasta el delirio una broma tan recurrente como la de “tienes que succionarme el veneno”, si no que es capaz de romperte por completo los esquemas recuperando un chiste presuntamente terminado y recuperarlo para rematarlo más adelante yendo varios pasos más allá de lo imaginable. Con este método consigue algunos absolutamente memorables, sobre todo los más puramente escatológicos y los que implican a diversas “celebrities”.

Sacha Baron Cohen;Mark Strong

En el plano técnico es un gran acierto poner a los mandos el estilo dinámico y espectacular de Louis Leterrier, sobre todo para las escenas de acción (especialmente brillantes la que se desarrollan en un adrenalítico plano subjetivo). El realizador de “Transporter”, “El Increible Hulk” o “Ahora me vés…” dota a la película de un fantástico que, sumado a su corta duración (una hora y 23 minutos) hace que pase en un auténtico suspiro. En cuanto al elenco, Mark Strong se apunta a un bombardeo y demuestra una vez más su solvencia para lo que le echen por delante. La misma eficacia para componer villanos que héroes de acción o para convertirse en el necesario contrapunto del absoluto protagonista de la función y un total compromiso y complicidad a la hora de remangarse e introducirse (literalmente) en lo más sucio de la comedia. El resto de intervenciones como las de Ian McShane, Rebel Wilson o Penélope Cruz bien podrían considerarse como breves colaboraciones, donde a la actriz española le toca el papel de parodiar a las superestrellas especialmente comprometidas con la sociedad al estilo de Bono o Angelina Jolie.

Puede que uno de los cómicos más relevantes en la actualidad ande algo escaso de ideas y su estilo haya perdido capacidad de sorpresa, pero a la hora de conseguir carcajadas de la manera más salvaje continúa siendo inigualable. Olvidáos del oso de DiCaprio, este año cinematográfico será recordado como el año del elefante.

“Agente Contrainteligente” se estrena en España el 18 de Marzo.

Imágenes: Sony Pictures

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz

2 comentarios sobre “Crítica: “Agente Contrainteligente”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .