Primeras impresiones sobre «The Girlfriend Experience»

La adaptación televisiva del film de Steven Soderbergh se estrena mañana en Canal + Series Xtra.

A finales del pasado año nos hacíamos eco de la nueva incursión de Steven Soderbergh en el mundo de la televisión. El director actualmente retirado del cine ha encontrado su particular oasis en la pequeña pantalla para llevar a cabo con total libertad cada uno de sus nuevos proyectos y trás producir y dirigir todos los episodios de las dos temporadas emitidas hasta el momento de la magnífica «The Knick», actúa como productor ejecutivo de la nueva serie original de la cadena Starz.

La serie fue la encargada de inaugurar la última edición del Festival de Sundance y llega a España de la mano de Movistar +, que estrenará la primera temporada en versión original subtitulada a través de Canal + Series Xtra el 11 de Abril, pocas horas después de su estreno en USA. A partir del mismo día, los trece episodios de media hora de duración que componen la temporada completa estarán disponibles en Yomvi.

girlfriend2

«The Girlfriend Experience» toma como base la temática de la película homónima dirigida por Soderbergh en el año 2009 y protagonizada por la ex-estrella porno Sasha Grey, introduciéndonos en el mundo de la prostitución de alto standing. Concebida como una serie antológica, la primera temporada sigue los pasos de Christine Reade, un estudiante de segundo año de derecho que trabaja como becaria en un prestigioso bufete de abogados que descubre a través de una amiga el lucrativo negocio de las escorts de lujo. Soderbergh eligió a los cineastas independientes Lodge Kerrigan y Amy Seimetz para escribir y dirigir esta primera temporada que protagoniza Riley Keough. La nieta de Elvis Presley ya había trabajado a las órdenes de Soderbergh en «Magic Mike» y está acompañada en el reparto por Paul Sparks («Broadwalk Empire», «House of Cards»), Mary Lynn Rajskub («24»), Briony Glassco y Alexandra Castillo.

Gracias a Movistar + hemos tenido la oportunidad de ver los dos primeros episodios en los que se muestran los primeros pasos de Christine como acompañante de lujo, huyendo del tono experimental de la película original pero manteniendo esa atmósfera aséptica y de extrema frialdad con la que Soderbergh retrataba a un determinado estrato social marcado por la ambición, el dinero y una ausencia casi total de sentimientos. La mejor muestra es la propia interpretación de Riley Keough, contenidísima y casi robótica, de un personaje femenino fuerte, con las ideas claras y un brillante futuro por delante que se desvía del camino convencional por una mezcla de ambición y curiosidad morbosa. Como es lógico, la temporada recaerá por completo sobre sus hombros y gran parte de la calidad de la serie dependerá de su trabajo a la hora de mostrar la evolución de su personaje, sobre todo cuando entre en juego el plano emocional. Tanto Christine como los personajes secundarios quedan retratados como auténticos autómatas que se mueven y se relacionan en escenarios tan elegantes como deshumanizados. La serie juega también de manera elegantemente sutil con el morbo del espectador, tanto en el plano sexual como con el hecho de convertirnos en voyeurs trás las cortinas de esas inalcanzables vidas de alto standing.

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz

Deja un comentario