Crítica: “The Get Down” Primera Parte


“Música para los ojos” por Oscar De La Cruz

“Las canciones son píldoras de tres minutos para sanar a la gente de sus problemas”, afirma uno de los personajes de “The Get Down” como descripción básica de su profesión y como perfecto resumen del mensaje esencial de la nueva serie original de Netflix.

Pocos cineastas han adoptado la música como elemento indispensable a la hora de construir un lenguaje propio y han sabido aprovechar su infinito poder como transmisor de emociones de manera tan acertada como lo ha hecho Baz Luhrman a lo largo de su carrera. Por ello, el realizador australiano responsable de “Moulin Rouge” y “Romeo + Julieta” se ha ganado su derecho a convertirse en una verdadera garantía a la hora de llevar a buen puerto un proyecto de esta magnitud.

getdown12

“The Get Down” no solo es la producción más cara de Netflix hasta el momento. También es la más ambiciosa y a tenor de lo visto, un nuevo acierto en el centro de la diana gracias a la enésima aplicación de su infalible fórmula. El “algoritmo” de Netflix sigue funcionando como un perfecto mecanismo de relojería, basándose en una atinada elección de talentos artísticos a los que se otorga absoluta libertad creativa y un control total del producto final.

Diez años de trabajo avalan un proyecto que sienta sus cimientos en el equipo formado por Luhrman, su esposa, diseñadora de vestuario y productora habitual Catherine Martin y el escritor ganador del Pulitzer Stephen Adly Guirgis, participando como co-creador para llevar a cabo la labor de relatar los orígenes del Hip-Hop en el Nueva York de finales de los setenta. Seguramente el mayor éxito de la apuesta reside en haber conseguido un perfecto equilibrio entre las muchísimas cosas que la serie quiere ser sin caer presa de sus propios excesos. Luhrman aporta su pasional y reconocible estilo visual abrumador, barroco, dinámico y colorista mientras Adly Guirgis, con el apoyo de un selecto equipo de asesores expertos se centran en el pormenorizado relato del nacimiento del movimiento cultural y de construir detalladamente el contexto histórico y el entorno. Emoción e información. Espectáculo para los sentidos y concienzuda recreación de una época y lugar concretos. A efectos prácticos, una estudiada y ecléctica mezcla entre “West Side Story” y “The Wire”.

getdown10

“The Get Down” nos situa en el South Bronx en el verano de 1977. Durante una histórica ola de calor, el día a día del deprimido barrio neoyorquino se desarrolla entre incendios provocados, pobreza y una creciente sensación de caos y abandono. Es el año del estreno de “Star Wars”, el apogeo del cine oriental de artes marciales con Bruce Lee como principal referente, los cómics de superhéroes y la música Disco reinando en pistas de baile y listas de éxitos. Precisamente el Disco, con su glamourosa parafernalia estética y su ligero toque elitista, contribuirá decisivamente a que brote entre la juventud más desfavorecida el germen de una nueva forma de expresión mucho más cercana y representativa.

getdown4

Un movimiento con unas reglas y particularidades mostradas a través de un joven elenco de actores de enorme talento en el que brillan especialmente sus tres protagonistas, encargados de llevar el peso emocional y de la trama. La creación de nuevos ritmos a través del reciclaje de los ya existentes, la aparición de DJ’s y MC’s como nuevas figuras casi mitológicas, una nueva estética a la hora de vestir o formas de expresión artísticas paralelas como el graffiti, van uniéndose poco a poco hasta constuir los cimientos de una nueva forma de arte con vocación de vía de escape de una realidad gobernada por la miseria, la delincuencia y la ausencia de esperanza que ha conseguido transcender, evolucionar  y sobrevivir hasta nuestro días.

getdown2

Al igual que el Hip-Hop, la serie crece y evoluciona a través de la música sin ser un musical propiamente dicho. Es esencial para desarrollar historia y personajes pero sus magníficos y emotivos números musicales no se utilizan como principal herramienta narrativa. De la misma manera, también es oportuno avisar sobre las grandes diferencias entre el piloto y el resto de episodios. Su capítulo inicial consiste básicamente en Baz Lurhman en estado puro a través de un largometraje de hora y veinte minutos en el que presenta escenario y personajes a todo lo que da la maquinaria de su abrumador estilo visual y un halo de irrealidad que desaparece en los episodios posteriores, dando paso a un estilo de narración más “clásico”. Puede que los fans del realizador queden algo decepcionados con el cambio de tono, pero los no tan fans sin duda agradecerán que sus cerebros no exploten ante la sobredosis de estímulos visuales y auditivos que podría haber supuesto un film de doce horas de duración dirigido por Luhrman.

getdown1

Aun así, su sello y su papel como idéologo principal de la serie queda más que patente a lo largo del show a través de la representación de las habituales obsesiones reflejadas a lo largo de su obra. El amor, la amistad, los sueños de triunfo o las barreras entre clases sociales aparecen reflejados con un punto de inocencia y clasicismo, aderezados con una puesta en escena rebosante de teatralidad que continúa funcionando de maravilla a la hora de alcanzar altas cotas de impacto emocional. Pocos cineastas han logrado transmitir a base de imágenes la sensación de euforia propia de una canción y si Luhrman es uno de esos “compositores”, con “The Get Down” ha logrado una de sus mejores y más exhuberantes sinfonías.

La primera parte de “The Get Down” está disponible en Netflix.

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz

2 comentarios sobre “Crítica: “The Get Down” Primera Parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .