Análisis: Earthlock: Festival of Magic

Magia, fantasía y cerdinejos. Por Álvaro Santero

Earthlock: Festival of Magic desembarca en PlayStation 4 tras su paso por Xbox One y PC. El juego que inició su proyecto en Kickstarer nos presenta un RPG de corte oriental que nos recuerda a los grandes del género de antaño y nos sitúa en un mundo donde la magia y la fantasía son los protagonistas.

Earthlock nos traslada hasta Umbra, un mágico y místico mundo llevo de vida y en el que conviven personas con animales antropomórficos y otros seres fantásticos. De esta manera tenemos que poner de manifiesto que no nos vamos a encontrar con un solo protagonista, sino más bien con una multiplicidad de ellos que, cada uno a su manera, llevaran el peso argumental del juego. Sin embargo no todos tendrán el mismo trasfondo, en este momento tenemos que hablar de Amon, un joven instruido en el arte del pillaje que utiliza sus habilidades para sustraer artefactos especiales que pertenecen a una antigua civilización.

La historia de Earthlock no es demasiado profunda ni tampoco presenta novedades respecto a otros títulos del género, pero nos sirve como pretexto para pasar unas horas entretenidos mientras acompañamos a Amon y a sus compañeros en busca del tío de nuestro protagonista, para desvelar de esta manera los entresijos que envuelven esa misteriosa desaparición.

Jugabilidad.

Siguiendo la estela de los JRPG clásicos, en Earthlock nos encontramos con un sistema de combates basados en los turnos que se encuentra bien estructurado. Estos enfrentamientos se dispondrán mediante el uso de puntos de acción que el personaje irá recuperando por cada turno que haya pasado, cabiendo la posibilidad de acumularlo para realizar ataques o habilidades más poderosas. Junto a esto podemos ver como cada uno de los personajes dispone de dos modalidades de lucha que podrán ser intercambiadas durante los propios combates a un precio de un turno.

Algo que hace diferente a este juego respecto a otros del género es el sistema de combatir el equipo den los combates. En el menú del juego podremos enlazar a dos personajes, conforme luchen juntos podrán ganar afinidad como compañeros y podrán desbloquear algunas acciones especiales que podrán ser usadas una vez que rellenemos un indicador, esto sería una especie de limite o ataque final que, dependiendo el personaje que lo use tendrá unos efectos u otros.

En los JRPG podemos encontrar varias variantes de enfrentamiento, por un lado nos encontramos los combates aleatorios como los ya vistos en sagas como Final Fantasy; mientras que por otro lado tenemos la variante en el cual los monstruos se encuentran en el mapa deambulando y se acercarán a nosotros si nos detectan o también si los atacamos nosotros por sorpresa, este sería el caso de la saga Tales of. En este caso, para Earthlock, Snowcastle, el equipo desarrollador, ha elegido este último caso por lo que durante toda la aventura, sobretodo en el mapamundi o en las mazmorras, vamos a ver como los enemigos campan por todo el escenario por lo que tendremos que acercarnos a ellos para entablar el combate.

Como es natural en los juegos de rol, después de cada combate recibiremos unos puntos determinados de experiencia con los que subiremos de nivel y mejoraremos nuestros atributos. Pero también ganaremos unos puntos de habilidades que podremos invertir en un tablero  de cartas, esto es algo interesante pues dependiendo de los fichas que vayamos utilizando, y según qué dirección vayamos tomando en dicho tablero, iremos ganando ciertas habilidades o incluso consiguiendo bonificaciones extra para nuestros atributos.

La exploración es un eje fundamental en el juego, en Earthlock nos encontramos con un vasto y enorme mundo que descubrir lleno de tesoros, misterios y enemigos. Sin duda este es uno de los puntos fuertes del juego pues el mapa dará pie a que nos tomemos nuestro tiempo para explorar cada uno de los entresijos que esconde. Volver hacia atrás no será un problema ya que a medida que vayamos avanzando iremos desbloqueando una serie de portales que nos permitirán realizar “viajes rápidos” entre distintos puntos.

Otro de los aspectos que se introducen en Earthlock, y que tan de moda está en la actualidad, es el crafteo. Aquí no nos vamos a encontrar algo muy complicado o complejo, va a ser sencillo pero que cumple perfectamente con su función. A lo largo de la aventura recogeremos una serie de objetos que, mediante este sistema, nos permitirá crear diferentes objetos como pociones, municiones o medicamentos para los estados alterados.

Audio.

Pese a que en su origen se encontraba con subtítulos en inglés, para esta nueva versión de PlayStation 4 se han localizado los textos a nuestro idioma, algo que sin duda agradecerán aquellos que se quedaron con las ganas de probar el título en sus versiones de Xbox One y PC al encontrarse en inglés.

Por su parte el apartado sonoro nos encontramos con una banda sonora que cumple con lo referente a este tipo de títulos, aunque no nos vamos a encontrar temas épicos ni memorable, la música se limita simplemente a acompañarnos a lo largo a la aventura, resultando en ocasiones algo plana.

Gráficos.

Quizás en este apartado vamos a encontrar los mayores defecto del título, sobre todo si somos personas que queremos quedarnos deslumbrados por los aspectos más técnicos y sobrecogidos por gráficos a la último. En Earthlock no vamos a encontrar eso, presenta un acabado gráfico muy modesto que bien se asemeja a generaciones anteriores. Aunque hay que destacar que presenta una cantidad de fps estable durante toda la aventura.

En cuanto al diseño de escenarios se presenta variado y colorido que, pese a no encontrarnos con entornos con gran definición, sí que podemos decir que se encuentran detallados y vivos. El diseño de personajes puede resultarnos un tanto simple y, pese a algunos de los personajes principales, se muestran algo planos.

Conclusión

Earthlock es un juego que podría haber sido más de lo que es. Un título que intenta volver a los jrpg clásicos de combates por turnos pero que no llega a alcanzar las cuotas de calidad necesarias que poseían estos títulos. Es un juego que a los amantes del género puede enganchar pero no cautivará a aquellos que busquen una aventura intensa y absorbente.

Pros.

Un mundo grande y variado.
El sistema de desarrollo de personajes y los combates por turnos.

Contras.

El diseño de personajes.
La historia puede no resultar demasiado interesante.

Nota.

@ReyesdelMando Los Reyes del Mando

Deja un comentario