Primeras impresiones: Northgard


Estrategia nórdica. Por Sergio Santero

Shiro Games lanza en Steam, mediante Early Access, su proyecto de estrategia en tiempo real Northgard. Un título en que deberemos llevar a nuestra tribu de vikingos a hacerse con el control de toda la zona.

Jugabilidad.

Nos encontramos con un título de estrategia en tiempo real. Hemos de decir que ahora solo podremos jugar batallas ya programadas hasta la llegada del modo campaña y del multijugador.

Antes de empezar la partida deberemos elegir nuestra tribu entre las tres de las ahora disponibles que son el lobo, el alce y la cabra. Cada una de ellas cuenta con sus beneficios y desventajas como por ejemplo la tribu del lobo pose soldados más fuertes y la cabra empieza con dos ovejas, etc.

La unidad principal es el aldeano que se irán generando automáticamente cada cierto tiempo, siempre que cumplamos una serie de requisitos como son mantener la felicidad de la población y tener suficientes casas para alojarlos. Los aldeanos, al ser la unidad base, puede transformarse en cualquier otro, para ello deberemos construir diferentes puestos o edificios como cabañas de leñadores, cuarteles, comercios y demás edificios para poder diferenciar a cada uno y darles una función. Los diferentes recursos que tenemos son piedra, madera, comida, dinero y hierro, a diferencia de otros juegos estos recursos son vitales para nuestra supervivencia y desarrollo, algunos tales como el hierro y la piedra solo pueden encontrarse en determinados asentamientos y son finitos.

El llamado lore es otro de los recursos principales. Este se consigue explorando ruinas o haciéndote con terrenos con determinadas estructuras. Este lore nos permite comprar habilidades como mayor eficiencia de nuestros leñadores, soldados más agresivos, formar rutas comerciales, y demás habilidades para nuestros pobladores.

El mapas está separado en terrenos o cuadriculas, para poder ampliar nuestro territorio deberemos construir la cabaña de los exploradores y enviar una de estas unidades a reconocer el terreno. Un vez hecho esto debemos colonizarlo para adueñarnos de él. Esta colonización tiene diferentes objetivos como eliminar los enemigos de la zona y enviar una cantidad de comida o recursos. Esta expansión de territorio es importante no solo por la búsqueda de recursos sino porque en cada cuadricula solo podemos construir cuatro edificios por lo que si queremos desarrollar nuestra tribu deberemos explorar.

El clima juega un papel importante pues el invierno es implacable y la escasez de comida se nota por lo que es recomendable hacer acopio de ella y mantenerla en un silo para evitar que las ratas nos la roben. Los terremotos, incendios y plagas son otra constante que debemos evitar o al menos estar preparados para tales imprevistos.

Hay múltiples maneras de ganar la partida, la dominación o eliminar a los clanes enemigos enviado tus tropas, forjando la espada de Odín o conquistando territorios. En cuanto a la parte militar debemos decir que es un juego sencillo en el que no controlaremos a grandes ejércitos sino a un puñado de vikingos acompañados de otros aldeanos que cumples funciones igual de importantes como los sanadores.

El principal problema del juego, si es que podemos llamarlo así, es la falta de contenido. Es normal que esto ocurra sobretodo en el estado de desarrollo que esta el título y que aún se encuentra en early access, pero su principal carencia, aparate de los ya mencionados modo campaña y multijugador, es la falta de otro tipo de vikingos o tribus pues tanto tu como la propia IA del juego controlan los mismos pero de distinto color. A esto hay que sumarle la falta de más variedad de guerreros ya que el juego se compone solo de dos tipos, si no contamos al curandero. Por supuesto todos los detalles y carencias del juego no son demasiado significativos tiendo en cuenta que el juego aún se encuentra en fase de desarrollo por lo que esperemos que la versión final cuente con más contenido.

Audio.

Músicas agradables muy del estilo medieval y vikingas que acompañan al juego que acentúan la sensación de tranquilidad y relax que desprende la parte estética.

En cuento a la localización del juego, tenemos que decir que la versión que hemos probado cuenta con subtítulos en inglés, alemán y francés, algo que le resta puntos es que no este en nuestro idioma y que se agradecería para entender el funcionamiento de algunas características del juego, aunque al ser un juego que no exige leer demasiado texto o ester pendiente de una historia realmente no sería necesario para poder disfrutarlo.

Gráficos.

Gráficamente es un juego muy estético y agradable. Recuerda a otros títulos como The Settles con personajes parecidos a “monigotes” de dibujos animados. Estéticamente colorido con verdes prados y bosques. El diseño de toda la cultura nórdica está bien conseguido desde el árbol sagrado Ygdrassil hasta los monstruos de las culturas eslavas como los draugr y las valquirias.

Conclusión.

Northgard es un juego con un enorme potencial, reúne puntos muy buenos como su ambientación, estética, jugabilidad y diversión. Podríamos definirlo como un diamante en bruto cuyo resultado final puede ser muy prometedor si logra corregir sus carencias, aunque sino lo logra puede quedarse un tanto cojo. Aun así es un juego para tener en el punto de mira para los amantes de la estrategia.

@ReyesdelMando Los Reyes del Mando

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s