Análisis: Shovel Knight: Specter of Torment

La oscura historia del espectro. Por Álvaro Santero

Yatch Club Games nos traslada de nuevo al mundo de Shovel Knight, pero esta vez deberemos cambiar la emblemática pala que tan famoso ha hecho a este juego por una guadaña, un arma más mortífera que será empeñada por Specter Knight, uno de los personajes que ejercía el rol de villano en la aventura original

Shovel Knight: Specter of Torment es una nueva expansión del juego de Yatch Club Games que llega como una exclusividad temporal a la recién estrenada Nintendo Switch. Dicha expansión pueda adquirirse por separado, o también en el pack denominado como Shovel Knight: Treasure Trove que incluye, además de la ya citada expansión, el juego original y el DLC Plague of Shadow.

Pero Specter of Torment es más que una expansión al uso, funciona como una precuela, una nueva historia que nos mostrará una visión totalmente distinta a lo que ya todos conocemos desde el punto de vista de Specter Knight. Pero no solo haremos hincapié en la historia de este caballero, también conoceremos como la malvada Hechicera se hizo con sus poderes y comenzó a crear un malvado ejército para hacerse con el control de todos los dominios posibles.

Specter Knight deberá seguir las órdenes de la Hechicera y reunir a ocho formidables caballeros con habilidades únicas para poder llevar a cabo sus objetivos. Estos caballeros son ya conocidos por todos pues serán los que aparecían como bosses principales en la aventura original, y que aquí, tras enfrentarnos a ellos, se unirán a las hordas del mal.  Aunque la premisa pueda parecer sencilla, Specter of Torment guarda una historia más profunda y trágica de lo que puede parecer a simple vista y, que sin duda, hace frente a la del juego principal.

Jugabilidad.

La forma de jugar a esta precuela sigue la misma tónica marcada en Shovel Knight. Nos encontramos ante un juego de plataforma en dos dimensiones en el que deberemos saltar, golpear, coleccionar objetos y ganar dinero para comprar mejoras. Hasta aquí no hay mayor novedad, sin embargo la diferencia principal que encontramos es en el propio Specter Knight que ofrecerá unas mecánicas de juego totalmente distintas.

La pala ya no será nuestra arma, en esta ocasión empuñaremos una destructora guadaña y un puñado de habilidades nuevas. Hemos de decir que esta nueva arma facilita mucho las cosas respecto a la aventura principal puesto que la guadaña hará que, literalmente, nos impulsemos hacia nuestros enemigos para derrotarlos, esto será algo que tendremos que usar con mucho cuidado y que será necesario a la hora de sortear obstáculos puesto que tendremos que hacer uso de esos propios enemigos para impulsarnos entre zonas o saltos.

La guadaña no es la única novedad, Specter Knight contará con todo un arsenal de objetos secundarios que nos servirá para facilitar nuestra tarea, estas herramientas reciben el nombre de “birrias”. Para poder ir desbloqueando estos objetos tendremos que ir recogiendo en los niveles unas calaveras rojas y entregárselas a un esqueleto del castillo, cada una de estas “birrias” tendrá un coste concreto. Citando alguna de ellas podemos ver como pueden ser de gran ayuda, así pues encontremos algunas que nos recuperarán voluntad (nombre que se le da en esta ocasión a la vida del personaje), invocar a un francotirador, ralentizar el tiempo o tirar determinados objetos a nuestros enemigos.

Las joyas y el dinero vuelve a ser una parte fundamental en esta precuela, gracias a esto podremos  comprar nuevas armaduras para nuestro personaje, algunas de estas nos darán ciertas habilidades especiales. De igual manera podremos invertir estos recursos en aumentar nuestra voluntad o sombra (necesario para realizar las habilidades), pero también para aumentar el nivel de destreza de las habilidades que hayamos comprado previamente con las calaveras rojas, aumentado así su poder.

El desarrollo de la aventura volverá a ser el mismo que los que hayan jugado Shovel Knight ya conocerán. El juego se desarrolla en torno a uno serie de niveles por los cuales Specter Knight deberá ir avanzando derrotando a los enemigos que se interponga en su camino. Al final de estas fases tendremos que hacer frente a un boss que pondrá a prueba nuestras habilidades, pero hemos de tener cuidado con estos pues, pese a ser los mismos que en el juego original, han cambiado sus patrones de ataque.

La interfaz del mapa se ha perdido en esta precuela, al igual que el pueblo donde podíamos comprar en las diferentes tiendas con Shovel Knight. En esta ocasión será un castillo, que seguro que muchos van a reconocer, el que nos sirva como enclave principal para realizar las diferentes transacciones para mejorar a nuestro personaje. De igual manera vemos como ese mapa que presentaba la aventura original, y por el cual seleccionábamos los niveles, ha sido sustituido por un portal mágico desde el cual seleccionaremos nuestro destino.

En cuanto a la duración de Specter of Torment poseemos que decir que no es bastante elevada, la aventura se puede completar en torno a 4 o 6 horas, siempre dependiendo de la habilidad del jugador. Sin embargo estamos ante un título tremendamente rejugable pues una vez que hayamos completado la aventura desbloquearemos la opción de Nueva Partida +, mediante la cual tendremos que hacer frente a nuevos retos y a una mayor dificultad. A esto hay que añadir el tiempo que tardaremos en completar y coleccionar los diferentes objetos que aparecen en la aventura.

Audio.

En cuanto al apartado sonoro poco tenemos que decir, Yatch Club Games nos presenta un producto redondo en el que la música juega un papel fundamental. Los diversos temas que encontramos en el juego hacen que nos enfrasquemos más aún en la historia por lo bien escogidos que están. Aún se conserva ese estilo de música retro que envuelve todo el título, aunque tan ven es verdad que la mayoría de la banda sonora de esta precuela se basa en el título principal con algún que otro arreglo.

En cuanto a la localización debemos decir que de nuevo estamos ante un título que presenta subtítulos en nuestro idioma, de esta manera no nos perderemos ni un solo detalle de esta nueva aventura.

Gráficos.

En cuanto al apartado técnico y gráfico quizás ha sido lo menos innovador, presentando el mismo acabado que la aventura original, ojo esto no es una pega ni mucho menos ya que en el resultado retro reside la esencia y el encanto de este título. Algo que si hemos podido notar es cierta suavidad y mayor nitidez en el acabado de algunos de los personajes principales del juego.

Conclusión

Specter of Torment es mucho más que un simple añadido o una precuela al uso, es una nueva forma de vivir un juego que quiso recuperar la esencia de las aventuras en 2D y que sin duda lo consiguió. Con este nuevo contenido conocemos la historia de uno de los enemigos que mejor diseño y que mejor trasfondo tenía en Shovel Knight, sin duda la emotividad que trasfiere Specter Knight, al igual que poder controlar sus nuevas habilidades, hace que esta precuela sea algo casi de obligada compra para aquellos que disfrutaron con el título original.

Pros.

Historia emotiva y profunda.
Specter Knight y sus nuevas habilidades.

Contras.

Escasa duración de la historia principal.
Muy continuista respecto al juego original.

Nota.

@ReyesdelMando Los Reyes del Mando

Deja un comentario