Review: “The Leftovers” – Temporada 3 – Episodio 7


“The Most Powerful Man in the World” (and His Identical Twin Brother)

El final del anterior episodio sumado a los pocos detalles avanzados y la propia estructura narrativa de la temporada hacían presagiar un final de serie dividido en dos partes, siguiendo  las pautas generales que tan buenos resultados a niveles de impacto y calidad nos dejó el desenlace de la anterior entrega.

Es obvio que las brutales sensaciones a nivel mental y emocional que generó lo que en su día me atreví a calificar aquí como la mejor hora de ficción televisiva de los últimos años es algo imposible de replicar, pero no menos obvia era la certeza de que tarde o temprano regresaríamos al interior del perjudicado subconsciente de Kevin Garvey a lo largo de la presente temporada.

leftovers5

De esta manera, “The Most Powerful Man in the World” (and His Identical Twin Brother) actúa como secuela y también como nueva versión corregida y aumentada del ya mítico “International Assassin” que todos estábamos esperando ver. Los responsables de la serie renuncian en buena parte al factor sorpresa e intentan compensarlo por medio de una revisión más grande en todos los sentidos, más evidente y algo menos ambigua, muchísimo más desquiciada y pasada de vueltas, aderezada con notas de humor surrealista mucho más abundantes. Todo el episodio parece transmitir un mensaje claro por parte de los guionistas: “Como no podemos pillaros otra vez por sorpresa os vamos a dar lo que estáis esperando, pero elevado a la enésima potencia” y realmente lo han conseguido.

Sin más, paso a desgranaros el episodio donde “The Leftovers” vuelve a transgredir todas las normas (incluidas las suyas propias) y se permite entrar en un terreno de absoluta libertad narrativa tan extremo, radical y desproporcionado como deliciosamente estimulante.

leftovers6

Si “International Assassin” dejaba un pequeño margen para la duda en cuanto al componente sobrenatural de la experiencia sensorial de Kevin, “The Most Powerful Man…” se ocupa de erradicarlo por completo desde sus primeros minutos. Sus viajes al “otro lado” no son más que la fantasía de una mente enferma. Un mecanismo mental poténtemente metafórico a través del cual su subconsciente trata de dar solución a los múltiples e intensos conflictos emocionales que no han dejado de consumirle durante buena parte de su vida.

El episodio no deja de recalcar este aspecto a través de una multitud de pequeños detalles encargados de subrayar el altísimo grado de egolatría que impregna la propia fantasía desde sus cimientos. Uno de esos detalles y posiblemente el más sutil y genial es la explicación de su mismo origen: ¿Por qué el rol de asesino internacional? Si recordáis el primer episodio de la temporada, trás el tiroteo con Dean descubrimos en la posterior conversación entre Tom y su padre que, a pesar de una larga carrera como defensor de la ley, Kevin jamás se ha visto en la situación de tener que disparar y matar a alguien. Esto explicaría de manera lógica que en una típica fantasía masculina eligiera de manera subliminal el papel de glamouroso agente secreto con licencia para matar, además de demostrar una vez más que cualquier linea de guión por pequeña e intranscendente que parezca está estudiada al detalle dentro de la serie.

Precisamente es Dean el primero de los fallecidos en actuar como guía de Kevin a través de su onírico viaje. Aprovechando las flexibles y peculiares reglas narrativas de este estilo de episodio en particular, la mayor pesadilla para la raza canina se encarga de encabezar el desfile de cameos que permite a los encargados de la serie ofrecer un estupendo homenaje a los grandes actores que han debido abandonar la serie por motivos obvios, adjudicando una última aportación (y en algunos casos realmente decisiva) a sus memorables personajes.

leftovers4

Las primeras notas del “Coro de los Esclavos Judíos” de la ópera de Giuseppe Verdi “Nabucco” vuelve a utilizarse para dar la bienvenida a Kevin Garvey a su mundo de fantasía, al que llega esta vez con tres claros objetivos: Entregar a Evie Murphy el mensaje de amor de su padre, resolver la duda de Grace sobre la misteriosa desaparición de los zapatos de sus hijos fallecidos y contactar con Christopher Sunday para que le proporcione el último fragmento de canción con el que Kevin Sr. detendrá el diluvio.

Dean se encarga de presentar a Kevin el escenario en el que deberá desenvolverse. En su recuperado rol de asesino internacional, su nueva misión consiste en asesinar al presidente de los Estados Unidos durante su viaje oficial a tierras australianas. Dicho asesinato impedirá que la fase final del complejo plan de los Culpables Remanentes para acabar con la humanidad llegue a buen puerto. El éxito de la misión depende en buena parte de seguir mediante un auricular las indicaciones del control central de la misión y de respetar una única regla: no mirar su reflejo en cualquier espejo o superficie reflectante.

El extraño requerimiento atiende a un único motivo. Cuando Kevin ve su reflejo, su mente se translada de manera automática al cuerpo del presidente, que no es otro que él mismo. Esto muestra de manera clara y evidente que la nueva fantasía no es más que la representación de un conflicto puramente interno en el que se enfrentan dos visiones del mundo radicalmente opuestas y que muestra a Kevin dos caminos entre los que tendrá que elegir para afrontar su vida a partir de este momento: Seguir luchando por intentar pasar página y vivir una vida normal o rendirse a la evidencia y asumir de una vez por todas que el mundo realmente acabó aquel fatídico 14 de Octubre.

leftovers7

Antes de conocer la verdadera finalidad de su misión, Kevin avanza a través de una fantasía que claramente va creando él mismo sobre la marcha. Rápidamente contacta con Evie, encuentra con suma facilidad a los hijos de Grace y, aunque le cuesta un poco más, consigue contactar con un Christopher Sunday convertido en primer ministro de Australia mediante su distorsionada mente. La respuesta de Sunday no es más que la voz de la lógica y el sentido común dentro de la cabeza de Kevin haciéndole ser consciente de lo absurdo que es el plan de su padre y esa misma lógica hace que le resulte imposible encontrar dentro de su mente la respuesta al misterio de los zapatos de los hijos de Grace, pero si todavía a alguien le queda un leve atisbo de duda de que todo ocurra dentro de la trastornada mente de Kevin ahí va otra prueba irrefutable más: El escaner de pene.

Destinado a quedar en el recuerdo como uno de los momentos más surrealistas y sorprendentemente cómicos de la televisión moderna, el disparatado pero efectivo dispositivo de reconocimiento aporta la guinda a toda fantasía masculina que se precie y se convierte en otra demostración (una más) de la soberbia planificación a largo plazo del guión de la serie. El chiste que comenzó en “International Assassin”, en otra aparentemente anecdótica escena en la que el guardaespaldas encargado de cachear a Kevin emite un gesto de admiración al llegar a su entrepierna, es rematado de manera gloriosa ocho episodios más tarde. Atención al sonido cuando el pene de Kevin contacta con el dispositivo y a las miradas furtivas de los miembros del servicio secreto. ¿Puestos a fantasear, por qué no añadir a los roles de elegante espía y hombre más poderoso del planeta una tranca descomunal?

leftovers9

Dentro de la ególatra ensoñación no podía faltar tampoco el caracter mesiánico de su misión inculcado por Matt, John y Michael. Kevin actúa como brazo ejecutor del mísmisimo Dios en persona (David Burton para los amigos) con el que tiene vía de comunicación directa y gracias a ello se resuelve uno de los grandes misterios de la pasada temporada y al fin conocemos la frase que el todopoderoso susurró al oido de Kevin en el puente: “Eres el hombre más poderoso del mundo”.

Todo el episodio es un nuevo alarde de Lindelof a la hora de mantener al espectador en un estado de permanente estupor mediante pildoras de genialidad absoluta y un talento realmente único y especial a la hora de generar esa agradable y cada vez menos frecuente sensación como espectadores de sentirnos totalmente indefensos y desarmados ante lo imprevisible. Lo caótico y lo deliciosamente extraño van abriéndose camino poco a poco hacia un desenlace donde, no solo aflora la gigantesca carga dramática y emotiva como es habitual, sino que el show se reserva otro genial giro de los acontecimientos recuperando de manera magistral (por segunda vez) al antagonista por excelencia de la serie: Patti Levin y los Culpables Remanentes como concepto.

En un clímax extremadamente drámático y doloroso, cobra sentido el flashback con el que se abre el episodio en el regresamos al breve periodo de tiempo en el que Kevin y Nora fueron felices. El fracaso de su relación supone la rendición absoluta de Kevin ante la vida. Sin Nora no hay esperanza para seguir adelante. Kevin está cansado. Él pierde, Patti gana. No hay familia, no hay hogar al que volver, no queda nada. Los Culpables tenían razón. La batalla se acabó.

Pocos podíamos imaginar que la maravillosa Ann Dowd y su soberbio personaje podrían regresar y darnos otro recital de grandes momentos después de gloriosa despedida, pero sin duda lo consigue. Desde que Kevin pronuncia su nombre y la música se eleva poniendo el vello de punta hasta el majestuoso plano en el que ambos contemplan los misiles acercándose vestidos de blanco impoluto y con las manos manchadas de sangre (que maravilloso hubiese sido que la serie acabara con esa imagen), pasando por su entrada en escena, Patti Levin se reivindica una vez más como uno de los elementos capitales de la serie y vuelve a ser decisiva en la sesión de auto-terapia psicológica en la que de nuevo se acaba convirtiendo el viaje mental y emocional de Kevin a través de su subconsciente.

leftovers8

La tormenta ha pasado y el mundo ha llegado a su fin al menos para Kevin Garvey, aunque no de la manera en que esperaba. Ahora solo queda la pregunta sin respuesta de unos locos desprovistos de sus ilusorias teorías: “¿Y ahora qué?”

Nosotros no tenemos ni idea de la respuesta. Lo único que tenemos que hacer es esperar siete días. Los últimos cabos se atarán, se desvelarán las respuestas a los últimos misterios y llegaremos al final. Sea un final satisfactorio o no para todos, lo que es seguro es que sentiremos el profundo dolor de las despedidas de verdad, de las que son para siempre.

Aprovecho para comentaros que la inmediatez con la que hemos podido ir publicando las reviews trás la emisión de cada episodio hay que agradecersela a los creadores de “The Leftovers” y a HBO España, que nos otorgaron el privilegio de visionar los siete primeros capítulos antes del estreno oficial de la temporada, dándonos tiempo y facilitándonos el trabajo para poder ofreceros el análisis más exhaustivo en el menor tiempo posible. La review del episodio final lógicamente tardará un poco más en llegar ya que no podremos verlo hasta que se estrene de manera oficial, pero haremos lo posible para que la tengáis disponible durante la mañana del próximo lunes.

Agradeciendo de nuevo las continuas muestras de apoyo y cariño hacia las reviews, aquí nos encontraremos para despedirnos de la que han catalogado como “La mejor serie de televisión que menos gente ha visto”.

leftovers2

Detalles del episodio:

  • La excelsa partitura compuesta para la serie por Max Richter ha tenido menos presencia a lo largo de esta temporada, únicamente asociada a los momentos más dramáticos. En el episodio de hoy recibe un merecido homenaje recuperando el tema de apertura de la primera temporada sonando sobre la secuencia inicial de créditos creada para las dos siguientes.
  • Se vuelve a cumplir otra de las reglas no escritas del show: Cuando suena una música mínimamente jovial, algo realmente chungo va a suceder. En el caso de hoy, el tema de The Beach Boys “God Only Knows” sirve como acompañamiento a la sangrienta extracción de la llave que acciona el botón nuclear.
  • Durante el flashback en la bañera, kevin ofrece otra leve muestra de egolatría bromeando con la posibilidad de ser disecado trás su muerte. En la misma escena descubrimos el verdadero motivo por el que se deja crecer la barba.
  • A lo mejor es cosa solo mía, pero mi mente ha encontrado dos lecturas al grabado del interior de la limusina presidencial, justo detrás del asiento de Evie. Por un lado puede sugerir un cohete apuntando a la cabeza de la propia Evie, en recuerdo a como se produjo su muerte. Por otro también parece la representación de un enorme pene y dos generosos testículos, lo que tampoco parece descabellado trás la escena del escaner. Puede que sea solo mi mente depravada pero me encanta pensar que el dibujo está puesto a propósito para que interpretemos ambas cosas.
  • Al ser una fantasía dentro de su mente, es lógico que Kevin solo se encuentre con personas de cuyos fallecimientos es conocedor. No tendría sentido que se encontrara con Laurie porque aún no sabe que ha muerto.
  • Siguiendo la teoría anterior, Kevin debería estar muy al tanto de la existencia y la trayectoría de David Burton. Esto podría justificarse porque Burton es una celebridad que suele aparecer en los medios de comunicación, aunque también podría haber llegado a sus oidos por medio de Michael y John si estos le hubiesen contado lo sucedido en el ferry. Parece ser que toda la estructura de la fantasía se edifica sobre la teoría de Burton sobre Jesucristo y su hermano gemelo, por lo que Matt tendría que haberle relatado su conversación con Burton a sus compañeros de viaje y estos a su vez a Kevin.
  • El escaner de pene, la bofetada de Patti… “The Most Powerful Man…” es sin duda el episodio de “The Leftovers” con más dosis de comedia de toda la serie. Mi gag favorito: Meg diciendo que está enamorada de Dios y Burton diciéndole a Kevin por el comunicador: “Dile que yo también la quiero”.
  • El discurso presidencial de Kevin se abre con la frase “G’Day Melbourne”, el nombre del programa televisivo y del cuarto episodio de la temporada.
  • Durante dicho discurso Kevin saluda a los presentes diciendo que está encantado de regresar “al otro lado del mundo”.
  • La incisión para sacar la llave del interior del cuerpo de Kevin recuerda a la imagen de Jesucristo y la lanza clavada en su costado.
  • La novela romántica sobre Nora está encuadernada de manera similar al Libro de Kevin.
  • El fantástico plano de Kevin y Patti contemplando la destrucción del mundo recuerda al plano final de “El Club de la Lucha”, clásico de referencia para toda historia que incluya el mensaje “No Future” y pionera a la hora de insertar imágenes subliminales de penes.
  • El episodio concluye con Kevin y su padre sentados sobre el tejado, al igual que los creyentes del flashback con el que se iniciaba la temporada. Mientras, suena “The End of the World”, interpretada por Patty Duke.

“The Leftovers” Temporada Final puede seguirse en España a través de HBO España y Movistar Series.

@reyesdelmando Los Reyes del Mando

@Oscar_DLC Oscar De La Cruz

Anuncios

26 comentarios sobre “Review: “The Leftovers” – Temporada 3 – Episodio 7

  1. Gracias una semana más. Continuando con el paralelismo de tus reviews con esta serie, queda desvelado uno de los misterios de The Leftovers que más me intrigaban: cómo era posible conjugar la meticulosidad del análisis con la velocidad de su preocupación. Te echaré de menos. Echaré de menos a todos.

    Le gusta a 1 persona

  2. A mí esta temporada me parece infumable, y el episodio de hoy especialmente delirante y ridículo. Ya me olía una deriva a lo “Perdidos” a medida que avanzaba y no me equivoqué. Damon Lindelof es el Paulo Coelho de las series. Y es una pena, porque la primera y segunda temporadas estaban realmente bien. No entiendo tanta pirueta en la crítica para justificar lo injustificable, y cómo se pasa de puntillas por los aspectos delirantes para no poner a parir un guion tan pasado de rosca y pseudotodo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Si te fijas bien encontrarás las expresiones “surrealista”, “pasado de vueltas”, “desquiciado”, “radical” y “desproporcionado” como calificativos del episodio a lo largo de la crítica, por lo que no creo que pase de puntillas por sus aspectos delirantes. ¿La diferencia? A mi me fascina que sea así y a tí no.
      Muy respetable.
      Un saludo y gracias por la opinión.

      Me gusta

      1. Estoy de acuerdo con Óscar, a mí también me fascina que sea así: con su propio y delirante universo… para argumentos lineales y “coherentes” hay mucha oferta en los medios.

        Le gusta a 1 persona

  3. Me encantan tus análisis sobre la serie, coincido bastante con tu visión sobre ella. Yo ya comienzo el duelo del final, esta serie me va a causar mucha tristeza dejarla ir, pocas veces me ha pasado y eso es porque es realmente grande, con todas las letras. Empezar el capítulo con la banda de sonido de la primera temporada ya me provocó el primer nudo en el estómago, luego ver a patti y a meg… que merecido fue traerlas nuevamente en el final de la serie. Nos leemos la semana que viene,

    Le gusta a 1 persona

  4. El otro día hablé con un amigo sobre el episodio 3×06 y la escena de la despedida de Laurie con Nora y Matt… Resulta que el chico no había entendido nada de la analogía que estaba haciendo Nora en relación a la pelota en el campo de fútbol, de cómo Laurie percibió que la sinrazón se había apoderado del mundo entero pero que para las personas dicha sinrazón es lo más fácil para sobrevivir a lo que pasó el 14 de octubre, de cómo ella misma como terapeuta se dio cuenta de que no podía hacer nada para ayudar a las personas porque no tenía LA respuesta, de cómo contesta Laurie a la pregunta de Nora (‘¿vas a decirle lo que voy a hacer a los demás?’) con el código deontológico (principio de confidencialidad) del psicólogo/psiquiatra… Que no se entere de nada lo veo muy lógico, es una serie difícil, pero es que el chaval ni hizo por intentar enterarse, buscar respuestas en Google o reflexionar sobre lo que había visto. Sólo se limitó a decirme que fue un capítulo coñazo.

    El punto fuerte (y débil a la vez) de esta serie ha sido y es que es para espectadores ACTIVOS. Hay gente que esto no le gusta porque prefiere que le den las respuestas literalmente o no tener que reflexionar.

    Yo, en cambio, lo flipo con la forma que tiene Lindelof de hacer que un personaje crea en la religión, la magia o la ficción para formar su propia respuesta personal a lo que ocurre en la serie, atrayendo al espectador a su punto de vista para, después, demostrar que dicho personaje estaba equivocado y que tiene que enfrentarse a un hecho inconcluyente (la marcha repentina) armado con la realidad (las personas no estamos preparadas para algo así).

    Todo en la serie tiene su respuesta real. No te dan las cosas mascadas, sino que tienes que leer entre líneas o indagar en el por qué de cada frase que se da en los diálogos. Es alucinante cómo el guion juega a la ambigüedad y a confundirte tal y como lo están los personajes de la serie, que están desorientados, pero cómo todo acaba en la respuesta más simple (todo menos la marcha repentina, con lo cual se recalca más la tremenda relevancia que tiene un hecho tan inexplicable). Vuelvo a repetir, en esta serie, sobre todo esta tercera temporada, el que la ve por pasar el rato: mal asunto…

    Le gusta a 1 persona

    1. Completamente de acuerdo con tu exquisito análisis. El talento de Lindelof para la construcción de personajes a nivel psicológico es realmente brutal.
      Creo que este aspecto, junto a los niveles de intensidad dramática y emocional alcanzados, son lo que convierten a “The Leftovers” en en su trabajo más redondo hasta la fecha.

      Me gusta

  5. Yo he visto muchas series “difíciles”, de hecho The Wire es insuperable en mi opinión, me considero muy activo y abierto a lo que me quieren contar, pero no todo vale. Lo que en las 2 primeras temporadas era fascinante y atractivo en la tercera degenera al misticismo más infantil y manido, y a la sensación (nuevamente, como con Perdidos) de estar ante una falta de ideas alarmante. Me recuerda mucho al​cuento de El Traje Nuevo del Emperador.

    Le gusta a 1 persona

  6. Para mí el momento más emotivo de esta catarsis es cuando el Kevin moribundo tendido en el suelo le dice al otro “la cagamos con Nora” y justo comienzan las desgarradoras notas de Ritcher.
    La semana que viene no tengo ni idea de nos deparará el grand finale pero nos van a dejar a todos con una sensación de pérdida muy grande. Hoy le comentaba a mi mujer viendo el episodio “siento como si estuviera tomando las últimas cucharadas de un plato exquisito que sé que cuando lo termine no podré volver a encontrar en ningún sitio”.
    Enhorabuena por el análisis magistral como siempre Óscar.

    Le gusta a 1 persona

    1. También me ha emocionado mucho la frase “soy un cobarde disfrazado de valiente”.
      Lo que más me fascina de Kevin es que siempre ha sido el único personaje de la serie cuya vida no está marcada de manera especial por la Marcha Repentina. Siempre ha sido así, igual de cobarde e imperfecto. Antes y después.

      Me gusta

  7. -spoilers!- si parece q hay gente que entra a leer antes de ver!
    partiendo de la premisa,de que el 2% de la población mundial desaparece, por que no creernos también que a donde llega Kevin, es a eso, quiero decir , allí están todos,los de la marcha repentina y los muertos “normales” ( evi,los hermanos australianos,patti , meg,etc) ,si fue raro no ver a Laurie, pero bueno ahí están
    ,y nora no está por que sabemos de antemano que vivirá, entonces mejor creernos un poco de todo lo que le sucede a Kevin y no pasa nada.Y que pesaos os poneis algunos con Perdidos y el dichoso final, cansa ya eso, valoremos The Leftovers por lo que es, y sniff! que poco queda
    gracias Oscar y que privilegiados por lo del visionado ! aunque peor debe ser verlo y no poder comentarlo!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Ha costado. No sabes que ganas tenía de leer vuestras opiniones, teorías, etc. Desde el bando de la razón, te saludo y envío mis respetos como representante del bando de la fe. 😉

      Me gusta

  8. Hay una cosa que no me queda clara. Probablemente los viajes de Kevin sean a su propio subconsciente pero, sabiendo que liendlof es muy escrupuloso con sus guiones, no entiendo que no haya una conexión (o aún no la haya mostrado) con Burton. Y otra cosa. Se supone que Kevin realmente tiene que morir y resucitar porque ahí están todos los demás viéndolo morir… Ahí lo dejo

    Le gusta a 1 persona

    1. La serie siempre ha jugado a la ambiguedad. El único acontecimiento verdaderamente sobrenatural fue la Marcha Repentina y todo lo demás puede interpretarse a nuestro antojo desde cualquiera de las dos posturas. Igual que los personajes.
      Las muertes de Kevin pueden interpretarse de manera literal o como experiencias cercanas a la muerte, ambas interpretaciones son válidas.
      El asunto de Burton que mucha gente me señala como punto debil de mi interpretación tiene una explicación clara y la menciono en la review. Burton es una celebridad a nivel mundial que para colmo ha muerto el día anterior devorado por un león. No veo que sea imprescindible que Kevin lo haya tenido que conocer en persona para que aparezca en sus fantasías.

      Me gusta

      1. Qué lujazo haber encontrado este espacio en el que profundizar en cada capítulo a través de tus análisis! Encuentro también muy interesantes los comentarios, me encanta poder hablar por fin con alguien de la serie. Sobre esto que estáis comentando en referencia al hotel, concuerdo con la teoría de Óscar, parece que la ambigüedad sobre lo sobrenatural de los viajes de Kevin al hotel va dejando paso a evidencias más realistas. Y aunque podría tener explicación la aparición de Burton e incluso del Kevin australiano, no me queda nada claro por qué en la segunda temporada sí veía en hotel al abuelo de Michael, se supone que Kevin no sabía que se había volado la cabeza. ¿Se me escapa algo?

        Le gusta a 1 persona

      2. Teniendo en cuenta que el viaje al hotel es la primera incursión de Kevin en el “otro lado”, es lógico que quien ha ejercido como su guía para llegar (Virgil) continúe a su lado para explicarle el funcionamiento una vez de dentro.
        Si asumimos que todo es una fantasía del subsconciente de Kevin todo vale, pero “International Assassin” juega a la ambigüedad introduciendo “normas” como lo de beber agua para olvidarse de los asuntos pendientes en el mundo real e integrarse en la otra vida o los pájaros que entierra Erika. Las dos explicaciones serían perfectamente válidas pero “The Most Powerful…” tira mucho más hacia la ensoñación metafórica, como opinamos ambos. Aquí no hay reglas, obviamente Kevin no tiene un hermano gemelo, Patti Levin es la secretaria de defensa porque así lo elige, etc…
        Sigo pensando que es mucho más coherente pensar que todo lo que vive Kevin son ensoñaciones producidas por la falta de oxígeno en el cerebro. Coherente dentro de la serie y mucho más poético que creer que realmente ha muerto no se cuantas veces y resucitado trás visitar la otra vida.

        Me gusta

  9. En que momento nuestro Kevin conoce al Kevin “australiano”, porque se supone que cuando llega a casa de Grace ya está enterrado, o se me escapa algo…

    Saludos

    Me gusta

  10. Hola buenas, lo primero felicitarte por todas tus reviews!
    Tengo una pregunta, si todo es producto de su subconsciente, como sabe poner cara a Christopher Sunday??
    Lo único que sabía era que tenía que pedirle la canción a alguien que se llamase así, que es lo único que le dijo su padre.

    Me gusta

    1. Ante la importancia vital del asunto, si yo fuese Kevin Sr. me preocuparía por darle a Kevin al menos una detalladísima descripción física de Sunday, incluso enseñarle una fotografía. Seguramente no costaría mucho encontrar en Google la foto de un conocido y respetado miembro de la comunidad aborigen que ha fallecido hace pocos días.
      Aunque no lo hayamos visto, Kevin ha compartido tiempo con su padre y con Grace antes de irse con el caballo a estar solo y reflexionar.

      Me gusta

  11. Enhorabuena por las reviews, han sido un complemento perfecto al visionado de cada capítulo. La única lástima es que no habrá más Leftovers. Siempre que se habla de series todos comparamos con otras y sugerimos el visionado de otra que va a gustar más o que está relacionada de esta o aquella manera. He disfrutado The Wire, Los Soprano, Breaking Bad y tantas otras, decenas de series, excelentes, correctas, discretas o mediocres. Ninguna me va a dejar, puedo anticiparlo, la sensación de vacío que me va a dejar mañana The Leftovers. La tercera temporada es deliberadamente más “loca”, Lindelof y compañía han llevado al extremo todo lo que nos mostraron en las dos primeras temporadas. Son los mismos códigos, pero exacerbados, y con una sensación de libertad creativa que no es habitual en series que se juegan su continuidad en cada final de temporada, en cada análisis de audiencia.
    Lo mejor de tus reviews es que son las de un espectador competente, no las de un fan (en vuestra página tenéis también de este otro tipo, para mí mucho menos interesante). Está bien que las series, tan de moda ahora, no se devoren, sino que se degusten, se desgranen, sean objeto de un análisis detallado, se paladeen casi. Objetivo cumplido. Mi enhorabuena.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchísimas gracias, Edu. Me guardo “Espectador competente” como uno de los piropos más maravillosos que he recibido jamás y te lo devuelvo por tu visión tan certera. También hago mia esa reivindicación.
      En unos tiempos en los que la oferta de ficción televisiva es tan abrumadora es fácil caer en la tentación del consumo y el juicio precipitado y en muchos casos es un error.
      Hay obras que demandan un mínimo de paciencia para su correcto disfrute. No engullamos televisión. Hay que saborearla y disfrutarla como se merece.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s