Análisis: Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino


Renacerá un nuevo Reino con ayuda de todos. Por Rafa Suárez Muriel.

En 2013, “Ni No Kuni: La Ira de Bruja blanca” mereció la aclamación de la crítica por su nuevo enfoque en el género JRPG. Se mantuvo al margen de oleadas de otros títulos gracias a un sistema de batalla innovador, colección adictiva de adorables criaturitas, y lo más importante, al contar el tipo de historia encantadora y brillantemente escrita que recuerda algunos de los juegos más emblemáticos del género. Como era de esperar, entonces, se espera mucho de su secuela, “Ni No Kuni 2: El renacer de un Reino”.

g-kdt_47yk.jpg

En un movimiento que no vemos a menudo en la industria de los videojuegos, en lugar de descansar en sus laureles y simplemente repetir los éxitos anteriores, el desarrollador Level-5, en cambio, ha tomado valientemente la serie en una dirección completamente nueva. Los aspectos más queridos del primer juego han sido eliminados, reemplazados por nuevos contenidos que reenfocan todo el empuje de la jugabilidad. Sin mencionar, contar una historia independiente completamente nueva. Fue un movimiento arriesgado, pero afortunadamente, uno que ha dado sus frutos a lo grande. De hecho, Ni No Kuni 2 termina siendo mucho más que un digno sucesor: es un juego exquisito que combina con las elevadas alturas de su predecesor. De hecho, al ofrecer tanto una narrativa cálida como una brillante experiencia de juego, es simplemente uno de los mejores juegos en los que he jugado esta generación.

Jugabilidad

Aunque hay muchas referencias al primer juego, el mundo de Ni No Kuni 2 es distinto. Evan Pettiwhisker Tildrum, rey de Cascabel, es el protagonista del juego esta vez, y se desperdicia poco tiempo lanzando a los jugadores directamente en medio de su difícil situación; no hay una acumulación lenta de procedimientos, como había en el juego anterior. La escena de apertura comienza frenéticamente, cuando Roland, un personaje (presumiblemente) de nuestro mundo se ve envuelto en el palacio de Cascabel en el momento exacto en que se produce un golpe para usurpar al joven Evan de su trono. Los dos logran escapar, y habiendo sido expulsados de su reino, Evan ahora busca forjar uno nuevo. Pero las fuerzas siniestras en la forma del misterioso Doloron buscan frustrar a Evan con un plan que amenaza la estructura misma de la existencia para todas las personas de Ni No Kuni.

25537694347_de5197e843_b.jpg

Esa premisa encierra la nueva mecánica más sustancial del juego: la construcción del reino. En Ni No Kuni 2, la expansión de Estivania, la nueva ciudad de Evan, no está meramente representada a través de escenas cinemáticas, sino que está construida físicamente por el propio jugador. Ligeramente reminiscente de Suikoden, los jugadores tienen la tarea de reclutar ciudadanos y convertir Estivania en una metrópoli bulliciosa. El municipio se convierte en la sede no solo con respecto a la historia, sino también como un centro para el jugador en el que se cultivan armas, armaduras, hechizos y todo tipo de recursos diferentes. Hay docenas de misiones secundarias y diferentes recados que te recompensan con nuevos ciudadanos que se unen a la causa de Evan, quienes luego son puestos a trabajar para aumentar las tasas de producción y desbloquear nuevas habilidades y artículos. Es un sistema repleto de profundidad y enormemente adictivo.

Esta naciente nación sorprendentemente llama la atención de ejércitos rivales, bandidos y varios vagabundos, por lo que necesita defensa. Pero esto no se hace a través del combate estándar del juego. Por el contrario, Ni No Kuni 2 introduce otra capa a la dinámica de su juego en forma de escaramuzas. Estas batallas estratégicas tipo Clash of Clans hacen que el jugador controle escuadrones de tropas, destruyendo y capturando objetivos en un campo de batalla todo esto animado en forma de caricatura “Chibi”. Las tropas se dividen en unidades cuerpo a cuerpo y a distancia, con cuatro o más tipos diferentes centrados alrededor de Evan y se rotan al presionar los gatillos. Cada unidad tiene habilidades especiales, y hay formas de reforzar su fuerza para una mayor efectividad antes de cada batalla. Estos encuentros no requieren demasiada estrategia, pero son entretenidos y constituyen un bienvenido cambio de ritmo del combate estándar.

NinoKuni_II_Skirmish_2_1503046047.0.png.jpg

Eso no quiere decir que el nuevo sistema de combate en tiempo real no sea divertido. Por el contrario, es absolutamente excelente y una gran mejora desde el primer juego. Donde antes el combate era un híbrido JRPG de la serie Tales y Pokemon, el segundo juego es mucho más parecido a Kingdom Hearts. Cada batalla es un espectáculo brillantemente, deslumbrante y emocionante, y desde el principio, estás imbuido de una sensación de empoderamiento; no hay quince niveles de espera hasta que puedas realizar hechizos increíbles, como suele ser el caso en los JRPG. Afortunadamente, la IA compañera es mucho mejor esta vez, y puedes cambiar de personaje en cualquier momento también. Las batallas se mueven a la velocidad de un rayo mientras atacas con golpes medianos y pesados, defiendes con bloques y tiradas y luego disparas hechizos y ataques especiales. Cada habilidad especial está gobernada por PM, que se reabastece no solo a través de las pociones necesarias, sino que también se acumula al atacar a los enemigos. Es una opción de diseño clave que pone el énfasis del combate firmemente a la ofensiva.

s4-0219923c6de506af771dbaff8460600c.jpg

Sin embargo, mientras parece como Kingdom Hearts, se refina con mucha más profundidad. Además de coordinar diferentes ataques, habilidades, hechizos y cambiar entre personajes en el fragor de la batalla, los jugadores tienen la opción de hacer ajustes tácticos fuera de ella también. Usando el Ecualizador de Batalla, los puntos acumulados se pueden repartir para ajustar la dinámica de la pelea. Se pueden hacer cambios a la efectividad frente a ciertos elementos, por ejemplo, o si EXP o  que elementos caen con más frecuencia en el combate. Hay una compensación para cada ventaja para agregar estrategia, pero todas pueden reiniciarse y ajustarse en cualquier momento.

Añadiendo otra capa al combate están los Fofis: curiosas criaturas parecidas a los Pikmin que han reemplazado a las criaturas del primer juego. A diferencia de antes, estas criaturas alegres y coloridas no pelean en lugar de Evan y compañía, sino que proporcionan una mano amiga. Cada fofi tiene su propia habilidad única y automáticamente asiste con varios bufos. Algunos se convierten en enormes cañones que arrojan llamas a los enemigos, otros forman una zona segura de curación para recuperar la salud y la magia. Hay docenas para recolectar, “cocinar” y luego subir de nivel con los recursos recolectados. En combate, se pueden usar hasta cuatro tipos diferentes en cualquier momento y, a medida que avanza la batalla, estarás corriendo entre ellos para activar rápidamente sus habilidades especiales a medida que aparecen esporádicamente. Es un sistema que realmente agrega ritmo y emoción al combate, y por lo tanto satisfactoriamente cambia la marea de la batalla a su favor justo cuando las probabilidades parecen imposibles de ganar.

NNKII_Screen_036_1502278557.0.png.jpg

No es que te mueras mucho, porque las primeras quince horas de Ni No Kuni 2 son unas muy llevaderas. Inicialmente, esta desconcertante falta de desafío casi frustra. Con tantos matices emocionantes para su combate, no tiene sentido que seas capaz de ignorarlos en gran medida, resolviendo batallas y peleas de jefes con facilidad punitiva. El único desafío que se tiene es fuera de la historia principal del juego. Los llamados monstruos contaminados: versiones más duras de los enemigos diseminados por el mapa mundial. Las Mazmorras del soñador, también: mazmorras especiales de varios niveles que aumentan en dificultad de acuerdo con una cuenta regresiva de “nivel de peligro”. Pero el desafío simplemente no está en la campaña principal.

De repente, Ni No Kuni 2 aumenta la dificultad, lo que le obliga a recuperar su arma, armadura y búsqueda de hechizos en Estivania, así como experimentar con diferentes combinaciones de fofis. Y luego todo tiene sentido. Entre la construcción del reino, las escaramuzas, los matices del combate, la creación de nuevos fofis y la recolección de diferentes recursos, hay muchas capas en Ni No Kuni 2. La dificultad no es un descuido, es intencional. En lugar de abrumar con su gran cantidad de sistemas demasiado pronto, el diseño le permite a los jugadores sentirse cómodos antes de comenzar a presionarlos. Y como resultado, cuando las cosas se calientan, no estás perdido en cuanto a qué hacer o cómo hacerlo. Es una mecánica JRPG repleta, moderna y accesible sin sentirse diluida.

8aaa3c5eb5a901c43c161f1978e0d85b_1920_KR.jpg

Todo realmente se une sublimemente durante el tercer acto de Ni No Kuni 2. Los aspectos de construcción del reino del juego se relacionan directamente con la mecánica de rol que gobierna el combate y la progresión. Te encontrarás experimentando con la construcción de diferentes instalaciones y asignando nuevos ciudadanos para aumentar la productividad para que puedas investigar nuevas armas y hechizos. Siempre hay algún tipo de distracción entretenida fuera de la historia principal, pero estas capas adicionales son adecuadamente relacionadas con la narración. Nada está incluido por el simple hecho de ser incluido. Claro, hay una cantidad casi intimidante de contenido en el que interactuar, y no puedes ignorar totalmente la gran mayoría de eso, pero está bien diseñado, es muy divertido y tiene sentido dentro del contexto del historia.

Hablando de eso, la excelente narración que fue la característica definitoria del primer juego sigue siendo clave para esta ocasión. Aunque pueda parecer así al principio, la trama no solo facilita los medios. Es una historia cálida de unir diferentes naciones y razas, superando la avaricia personal para el mejoramiento de la sociedad como un todo, y con suficiente misterio e intriga más allá de la conclusión obvia de felices para siempre para obligarte a seguir adelante. La escritura es, como era de esperar, muy PG, pero hay un montón de ingenio descarado que todavía hará sonreír a los jugadores veteranos. Esto da vida a un elenco de personajes que se hacen eco de la misma entrañable calidez que fue tan destacada en “La Ira de Bruja blanca”.

pic2-large.jpg

Gráficos

En primer lugar, las escenas de anime de Studio Ghibli que eran una característica tan emblemática del primer juego se han ido, lo cual es una omisión que probablemente sea una gran decepción para muchos. Ten la seguridad, sin embargo, Ni No Kuni 2 sigue siendo absolutamente hermoso, y ese atractivo encanto Ghibli permanece intacto, incluso si las escenas tienen una sensación levemente directa al DVD comparativamente. Pero, lo que es más importante, la estética y el diseño no solo son reconfortantemente familiares para los fanáticos, sino que también son exuberantes, vibrantes y cautivadores.

Increíbles gráficos recrean el mundo de Ni no Kuni y sumerge a los jugadores en una increíblemente vibrante tierra animada repleta de un nuevo plantel de personajes que conocer.

Hay puntos donde el rendimiento baja aunque no resulta nada molesto, son juegos que estos “Fallitos” les sienta mal pero que seguramente arreglarán con algún parche, eso si en batallas no hay caídas de fps todo muy fluido teniendo en cuenta las partículas y movimientos que ay en la pantalla.

pic1-large.jpg

Sonido

La partitura musical es igualmente brillante, con variaciones del mismo tema principal triunfante y varias nuevas y encantadoras canciones.

La banda sonora ha sido obra del compositor Joe Hisaishi. Hisaishi es conocido por colaborar con la mayoría de bandas sonoras de las películas de Studio Ghibli, y también participó en la música del primer Ni no Kuni, Ni no Kuni: La ira de la Bruja Blanca, en el que precisamente colaboraba Ghibli.

Nos encontramos con un apartado sonoro de lo más bello, no solo por la obra de Hisaishi, quien siga las películas del Studio Ghibli sabrá quién es, si no que el ambiente totalmente recreado con sonidos de viento, rocas, agua dependiendo del sitio donde recorras es de lo más cuidado.

El juego nos viene doblado al inglés y al japonés, con subtítulos en castellano. Un detalle curioso es que uno de los personajes, del cual no revelaré su nombre, habla con Acento andaluz o por lo menos el que ha subtitulado el juego así lo ha querido. Uno de los muchos detalles que nos encontramos en el título.

Conclusión

Dicho esto, podría haber ido un poco más profundo a algunas de sus personalidades. La sustancia más allá de los tropos de carácter arquetípico está ahí en partes pero ausente en otras. En cuanto a Evan, tampoco es un personaje enormemente complejo y, a veces, un poco gruñón. Sin embargo, tiene una voluntad fuerte y está admirablemente decidido a perseguir la pureza de su causa, un hecho que se resalta. Del elenco de apoyo, Roland es un destacado y roba el espectáculo con su propio giro brillante de la trama a mitad del juego. En otros lugares, el principal antagonista del juego, Doloron, es intimidante pero no tan memorable como debería ser. Quizás sea porque la actuación de voz de Ni No Kuni 2 es frustrantemente ligera. Cuando en el primer juego se le dio a cada personaje una voz clara y memorable, esta vez Level-5 se quedó sin presupuesto. Las escenas cinemáticas, también, son pocas, y restan un poco del interés de la historia, especialmente teniendo en cuenta que la presentación artística fue un ejemplo de “La Ira de Bruja blanca”.

Ninguna de las deficiencias, sin embargo, es suficiente para agriar lo que en última instancia es una experiencia sorprendente. Una vez más, Level-5 ha subido a la cima de un género que antes se tambaleaba pero que cada vez se revitalizaba más. Ni No Kuni 2 empuja el sobre y reinventa la rueda mientras se mantiene fiel a sus raíces JRPG. Me recuerda el encantador escapismo y la magia de los primeros juegos de Final Fantasy. Sin embargo, no lo recupera a través de la imitación, sino a través del tipo de diseño aventurero que ha forjado el legado de algunos de los juegos más emblemáticos e icónicos del género. Esta segunda aventura ha valido la espera larga en todos los aspectos, y ya estoy salivando sobre la perspectiva de lo que depara el futuro para la serie. Hasta entonces, sin embargo, estoy contento de quedarme en Estivania, sumergirme en el placer de construir mi propio Reino.

Pros

  • Combate en tiempo real muy mejorado y tremendamente entretenido.
  • Diferentes mecánicas de juego divertidas. En particular, la construcción Unido.
  • Una historia encantadora y bien contada que rezuma encanto.
  • Una estética increíblemente hermosa con una excelente puntuación musical

Contras

  • Las misiones secundarias a veces son tediosas, especialmente cuando se trata de reclutar ciudadanos.
  • Una falta ligeramente decepcionante de actuación de voz y cinemática en comparación con su predecesora. La profundidad del personaje sufre levemente como resultado.

Nota

ninokuni2nota

@ReyesDelMando Los Reyes Del Mando
@rafasumu Rafa Suárez Muriel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.