Análisis: Castlevania Requiem


Tu Dios nunca estuvo aquí… Por Quique Bernal

Dos de las mejores entregas de la afamada saga cazavampiros de Konami, llegan en exclusiva para PlayStation 4 con Castlevania Requiem. Un port directo con algunas mejoras de lo que pudimos ver en la vieja PSP de Sony que les da a los usuarios de la actual generación una nueva oportunidad de poder disfrutar de dos títulos tan emblemáticos como lo son Rondo of Blood y Symphony of the Night.

Castlevania Requiem.jpg

Pasando a hablar de sus tramas, Rondo of Blood nos sitúa en 1792, año en el que Drácula es recusitado por el sacerdote oscuro Shaft, para que este pueda volver a aterrorizar a la humanidad con sus fuerzas oscuras, y al mismo tiempo pueda acabar de una vez por todas con Richter Belmont, último descendiente de clan Beltmont y heredero legitimo del látigo Vampire Killer.

Por otro lado tenemos Symphony of the Night. Juego, que actuaría como secuela directa de Rondo of Blood y que cambiaba al clan Belmont por Alucar, hijo del temible Drácula que se aliaría con los seres humanos para acabar de una vez por todas con el reinado de terror de su padre.

Jugabilidad

Castlevania Requiem tiene algo muy particular en lo que a su jugabilidad se refiere. Y es que ambos títulos muestran dos facetas jugables muy diferenciadas entre sí. Por un lado tenemos Rondo of Blood, la primera de las dos entregas de este recopilatorio originario de PC Engine, el cual muestra el estilo tradicional slasher visto desde la primera entrega de la saga Castlevania a mediado de los años 80. Y por otro lado nos encontramos con Symphony of the Night, posiblemente la mejor entrega de la saga visto hasta la fecha, y principal responsable del nacimiento de un subgénero que ha perdurado hasta el día de hoy, el Metroidvania. Este cambio jugable se debió en gran parte a las propuestas del mítico Koji Igarashi, uno de los máximos responsables del diseñado de esta afamada entrega, que ha pasado a convertirse en todo un clásico de los videojuegos.

Básicamente, el género slasher consiste en ir avanzando por una serie de escenarios plagado de enemigos, los cuales tendremos que ir eliminando con nuestra arma principal, el látigo Vampire Killer. Pero ahí no queda la cosa, ya que a medida que vayamos avanzando en nuestra aventura, los distintos niveles se irán complicando de forma considerable. Habrá mapas en los que tendremos que ir subiendo a través de ciertos elementos al más puro estilo juego de plataformas, habrá zonas plagadas de trampas en las cuales nuestra precisión será crucial para poder avanzar y también nos encontraremos ante distintas localizaciones y estancias secretas que fomentarán la exploración.

Otro de los elementos característicos de la saga que podemos ver en Rondo of Blood, es la utilización de distintos íntems. Los hay de muchos tipos; dagas que nos servirán para realizar ataques a larga distancia, una cruz que con efecto boomerang, hachas para atacar a enemigos voladores, un reloj que para el tiempo durante unos segundos para poder atacar a nuestros enemigos con total tranquilidad y un frasco de agua bendita, que exterminaban a nuestros rivales de un plumazo. Todos estos elementos los adquiriríamos a lo largo del transcurso de los distintos niveles, y no podenos llevar más de uno a la vez.

En lo que a los final boss respecta, hemos de decir que la variedad y dificultad de los mismos, hacen de Rondo of Blood un juego bastante exigente. De hecho, es interesante ver como cada nivel está diseñado de tal forma que nos servirá como preludio de lo que nos encontraríamos al final de cada pantalla. Consiguiendo así que el juego cuente con unos picos de dificultad bastante llevaderos.

Castlevania Requiem 01.jpg

Pasando a hablar Symphony of the Night, hemos de decir que además de encontramos ante un juego que reune todo lo anteriormente nombrado en Rondo of Blood, también se le añade ciertos elementos y decisiones de diseño, que hacen que esta segunda entrega sea un título mucho más largo de lo habitual, debido a su rejugabilidad.

Uno de los cambios más significativos que aporta esta entrega, es el impresionante diseño de su escenario principal. En lugar de ofrecer diversas pantallas con principio y final como viene siendo habitual en la franquicia, Symphony of the Night opta por un único escenario (El castillo de Drácula), el cual tendremos que ir recorriendo para que nuestro personaje obtenga puntos de habilidad, para de ese modo poder ir desbloqueando nuevas áreas que no estaban disponibles desde un principio. Todo ello, nos llevará un sinfín de horas si queremos completar el juego al 200%, ya que una vez acabemos con el boss final, podremos recorrer el castillo de Drácula de forma invertida.

Otro de los grandes cambios que ofrece Symphony of the Night con respecto a Rondo of Blood es su personaje principal. En esta ocasión, el lugar de controlar a Richter Belmont o cualquier descendiente del clan Belmont, manejábamos a Alucard. Personaje que ya habíamos visto en Castlevania III: Dracula’s Curse, el cual cambiaba el ya mencionado látigo Vampire Killer por una serie de armas nuevas y poderes.

Comentar, que Symphony of the Night también recuperaba ciertos elementos del vapuleado por muchos Castlevania II: Simon’s Quest, y los mejoraba en todos sus aspectos. Como es su aspecto rolero. Y es que como viene siendo habitual en este tipo de propuestas, la trama principal nos dejará desprovisto de todo nuestras habilidades y armas llegado a un punto del comienzo de la historia, las cuales iremos recuperando a medida que avancemos en la misma. Para ello, dispondremos de un menú especifico al más puro estilo de los menús clásicos de sagas como Final Fantasy, los cuales nos servirán para ir gestionando nuestros equipos y habilidades.

Castlevania Requiem 04.jpg

Para finalizar, comentar que tanto Rondo of Blood como Symphony of the Night mantienen su jugabilidad completamente inalteradas, con respecto a lo que pudimos ver en Castlevania: The Dracula X Chronicles de PSP.

Gráficos

Visualmente, ambos títulos continúan luciendo bastante bien, si tenemos en cuenta su fecha de salida inicial. Rondo of Blood mantiene el aspecto visual que pudo verse en su momento en PC Engine. Y en lo que a Symphony of the Night se refiere, decir que los maravillosos diseños de la artista japonesa Ayami Kojima continúan luciendo a día de hoy tan bien, como cuando el juego fue lanzado en el ya lejano 1997.

Como novedades para esta edición, decir que la resolución se ha visto aumentada a 1920×1080 si jugamos en una PlayStation 4 normal y un 4K reescalado si lo hacemos desde PlayStation 4 Pro.

Esta nueva edición también cuenta con distintas opciones de suavizado y entrelazado que permitirá que el juego resulte algo más vistoso en nuestros televisores de alta definición y se mantienen los seis marcos ya vistos en The Dracula X Chronicles, subtítulos al castellano, la posibilidad de poder elegir pantalla completa y sistema de trofeos en el caso de Symphony of the Night.

Sonido

A nivel sonoro, la música compuesta por Keizo Nakamura, Mikio Saito, Tomoko Sano y Akiropito para Rondo of Blood continúa siendo hipnótica y sacará alguna que otra lagrimilla a los fans más veteranos. Y si hablamos de la banda sonora creada por la compositora Michiru Yamane para Symphony of the Night, podríamos decir sin temor a equivocarnos que sus múltiples influencias musicales sumado a su amplia variedad, hacen de esta una de las mejores bandas sonoras de toda la saga.

Esta nueva edición, también cuenta con las voces originales en japonés para los más puristas y el doblaje al inglés que se incluyó en ediciones posteriores. Como novedad, esta nueva edición ha hecho uso de todas las propiedades del característico mando de PlayStation 4 DualShock 4, para que podamos oír los distintos efectos de sonidos mostrados en pantalla, a través del altavoz del mismo. Un detalle algo anecdótico, pero que a su vez también son de agradecer.

 

Conclusión

Requiem es una nueva oportunidad de poder disfrutar de dos de los títulos mejor valorados de la franquicia Castlevania. La calidad de ambas obras, sumados a la cantidad de horas que estas ofrecen, hacen de este nuevo recopilatorio de Konami una compra obligatoria tanto para los fans más veteranos, como para los que se acerquen a esta saga por primera vez.

Eso sí, hay que decir que si sois poseedores de la edición de PSP Castlevania: The Dracula X Chronicles de 2007 , tal vez no os merezca la pena volver a pasar por caja, ya que las novedades aportadas en la consola de PlayStation 4 tal vez no sean lo suficientemente atractiva como para comprarlo nuevamente. Y si además de esto, os decimos que este recopilatorio no incluye el remake de Rondo of Blood, hace que su atractivo pierda aún más.

Pros.

  • Dos títulos imprescindibles, adaptados para la generación actual.
  • Variado, largo y muy rejugable.
  • La incursión de trofeos en Symphony of the Night.

Contras.

  • Apenas ofrece novedades, con respecto a Castlevania: The Dracula X Chronicles de PSP.
  • No incluye el remake de Rondo of Blood.
  • Escasa evolución técnica.

Nota

ihrbnota
@ReyesdelMando Los Reyes del Mando
@_elPonyPisador Quique Bernal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.