Análisis: Sekiro Shadows Die Twice


La valentía segura la muerte y el éxito. Por Jose Luis Mediavilla

Estamos ante un juego complicado, que nos ha llevado como no podía ser de otra forma mucho tiempo terminar. Muchos enfados y mucha satisfacción según íbamos progresando. From Software y Miyazaki reinventan su sistema de combate aclamado en la saga Soul para darle una vuelta y ofrecernos un nuevo juego donde el sigilo cobra protagonismo

Desde los inicios estábamos acostumbrados a enfocar todos estos juegos con la misma mecánica de golpear y huir. Tanto que por mucho que se refinase con Bloodborne, nos encontrábamos poco a poco repitiendo mecánicas. Con este nuevo trabajo centrado en un mundo oriental cambia nuestra forma de afrontar los combates. Tendremos que cambiar el chip y adaptarnos y aprender de nuevo. Tenemos que ser valientes y darnos cuenta que hay que pelear cada enfrentamiento hasta la muerte de uno de los dos. Seremos dominadores de la espada y el contraataque en forma de choque de espadas para desviar el tajo.

Sekiro-Shadows-Die-Twice-nuevo-Gameplay

Hay que tenerlo claro desde el minuto uno. Vamos a estar en combate directo frente a frente siempre. No hay escapatoria. Debemos esperar, desviar el ataque y contra atacar. Y así cada combate con una intensidad pocas veces vista sea cual sea el enemigo. Huir y recuperarse será más complicado de lo que pensamos. Olvidaos de machacar los botones si alguna vez os lo permitisteis en los Souls. El exceso lo pagaremos con la vida.

El nuevo concepto más importante se llama Postura. Definirá los combates. Según vamos atacando o desviando una barra que aparecerá se ira llenando. Una vez este al máximo no podremos bloquear los ataques y si es la de nuestro rival podremos darle la estocada definitiva. A menos vida, más fácil será llenar la barra. Si no tenemos en cuenta este concepto será imposible avanzar en Sekiro.

Pero tendremos que dominar muchas otras variantes, no solo de bloqueos y desvíos vive el hombre. Los enemigos tendrán tres tipos de ataques ante los cuales tenemos que reaccionar de manera diferente. Los agarres no podremos detenerlos y habrá que evitarlos, las embestidas es el ataque básico que podremos contrarrestar evadiendo en la dirección del rival para poder romper su guardia y atacarle al instante. Y finalmente para el barrido habrá que saltar. Simple pero hay q verse en la batalla.

SEKIRO-SHADOWS-DIE-TWICE-Screenshot-2019.04.04-17.53.18.64

Sekiro trata de contarnos la historia del Lobo de un solo brazo. Un shinobi que daría su vida por proteger a su señor. Durante el trascurso de la historia pierde su brazo y esto añade puntos jugables que marcan la diferencia. Con cinemáticas contadas nos irán narrando los eventos de manera convencional. Un protagonista introvertido muy críptico, laxo en palabra. Una historia bastante comprensible en primera instancia visto a lo que estamos acostumbrados con este desarrollador. Más conservador y con menos cantidad de matices ocultos.

Jugabilidad

From Software ha querido combinar el sigilo y el combate y deberemos ser capaces de adaptarnos a ambos y llevarlos a cabos según lo requiera la situación. Los enemigos más débiles podrán ser aniquilados uno a uno, pero habrá enemigos más poderosos que tendremos que enfrentarnos si o si contra ellos para seguir adelante o llegar a nuestro objetivo.

Los enemigos serán muy diferentes, los habrá con mayor rango de detección por ejemplo o con mayor cantidad de barras de vida, aspectos que harán que variar nuestro enfoque de combate. Nos tendremos que comportar como un auténtico shinobi, que desde las sombras acaba con sus enemigos pero a su vez es un maestro con la espada.

Sekiro™_-Shadows-Die-Twice_20190319214833

Como comentábamos previamente, somos el Lobo de un solo brazo. En un determinado punto del juego obtenemos el brazo Shinobi. Este brazo artesano nos dotara de multitud de variantes durante el juego si somos capaces de encontrarlas.

Tendremos que iniciar los combates desde un punto de vista más estratégico. Cada enemigo tiene una debilidad a las armas que se pueden acoplar al brazo shinobi. Conseguir un uso óptimo del brazo nos facilitar las cosas. Y eso es algo muy de agradecer en este juego. Lástima que tenga un uso limitado en forma de emblemas. Podremos configurar 3 armas a la vez en el brazo.

La primera utilidad que tendremos a nuestra disposición con el brazo es el gancho, que servirá para desplazarnos de forma efectiva entre distintos niveles sin ser visto, y alcanzar emplazamientos muy interesantes desde el punto de vista estratégico. El Lobo es un personaje hábil como no podía ser de otra forma siendo un shinobi. Se mueve con sutiliza y confianza por las cornisas.

sekiropic

La verticalidad del diseño del juego es un aspecto muy a tener en cuenta. El gancho nos permitirá acceder a multitud de lugares, por lo que la exploración será mucho más extensa que en otros juegos de From Software. Y está planeado para tal efecto. Se han creado unos escenarios increíbles, y unos paisajes artísticamente muy logrados. Un Japón feudal que juega entre fantasía y realidad. Los escenarios variaran según la estación del año y el momento en el que lleguemos a ellos del año.

En Sekiro podemos morir muchas veces. No termina con esto el juego, pero tiene sus consecuencias. Como innovación en sus mecánicas de juego han incluido la resurrección. Pero esto no hace el juego más sencillo. Al final todo queda en una especie de botiquín extra limitado en el tiempo. Una segunda oportunidad que se recargara según aniquilemos enemigos y pase el tiempo, todo de manera muy controlada.

La configuración del personaje y su evolución en forma de parámetros es relativa. La vitalidad y postura la subiremos utilizando unas cuentas de oraciones que nos proporcionara eliminar a los jefes secundarios, y el ataque con los recuerdos una vez derrotemos a los jefes principales. No se gana a través de experiencia.

sekiro-shadows-die-twice-review-7566-1920x1080

La habilidad es una vara que tenemos en la esquina superior derecha que vamos llenando según vayamos derrotando enemigos. Que una vez completa genera puntos. Con estos, desbloquearemos técnicas pasivas y activas. El dinero llamado Sen, servirá para comprar objetos o para evolucionar el brazo shinobi. Si morimos perderemos la mitad de la experiencia acumulada hasta ese momento, y la mitad del dinero recogido. Esto nos obligara a tener cuidado y saber a qué combates nos enfrentamos antes de arriesgarnos a ganar una barra de habilidad.
Aun así contamos con una especie de suerte en forma de parámetro estadístico por el cual hay una probabilidad de no perder ni experiencia ni dinero. Otro concepto muy interesante es la Dracogripe. Al ser inmortales se expande una enfermedad por el mundo por nuestra culpa cada vez que morimos que atacara directamente a los personajes secundarios.

El diseño de los jefes es endiablado. Cada uno de ellos nos exigirá el máximo y comprobara al 100% si dominamos las técnicas que hemos ido aprendiendo. 12 en total pero que cuenta con esbirros con un grado de dificultad muy parecido y que os aseguro os pondrán de los nervios. No perdonan un error. Son espectaculares.

Un juego de una duración aproximada dependiendo de nuestra habilidad de unas 50 horas. Pero es un juego tremendamente rejugable por lo amplio de las tareas, y la dificultad y preparación que requieren determinados combates

Sekiro-Shadows-Die-Twice

Gráficos

Técnicamente Sekiro es un juego casi impecable. Un juego que destaca en su diseño artístico inspirado en la época feudal japonesa. El equipo de desarrollo se ha centrado en mostrarnos estampas embriagadoras de belleza increíble, que sirven para dejarnos anonadados en muchas ocasiones. Unos exteriores, una arquitectura detallista y minuciosa. Son mundos más grandes de fácil recorridos por las condiciones del protagonista.

Un rendimiento grafico sin límite en las consolas más potentes. Este análisis ha sido realizado en una Xbox One X, donde con facilidad alcanza las 60 imágenes por segundo, teniendo sus bajadas en algunos exteriores como es lógico. Por supuesto esto no afecta a la jugabilidad y apenas sufriremos algún tirón puntual.

Sonido

El sonido de Sekiro se convierte en protagonista frente a lo que nos tenía acostumbrado el estudio en anteriores obras. Un estilo oriental con intentan enfatizar la epicidad de las batallas. Según sea nuestro estado se escuchara una melodía u otra. La calma durante el sigilo o el estruendo cuando estamos en plena batalla.

Los efectos sonoros son maravillosos. Dotando al juego de un verosimilitud y credibilidad en las batallas pocas veces visto. Metal contra metal con multitud matices en cada choque. El juego nos llega sin doblar con subtítulos en español.

Conclusión

Un juego tremendamente difícil como nos tienen acostumbrados, pero que innova en su fórmula y cogerá desprevenidos a los amantes de este estilo de juego tan característico. Sufrirán, no solo por la dificultad si no porque obligara a resetear el estilo y aprender las mecánicas. Defensa y ataques donde la valentía y la espada son los ejes del juego.

Pros

  • Combates brillantes
  • Equilibrio sigilo y combate
  • Gran puesta en escena

Contras

  • Reutilizacion de algun escenario
  • No es apto para todos los publicos.

Nota

Kingdomheartsnota

@ReyesDelMando Los Reyes del Mando

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.