Crítica: «The Skeleton Twins»

«Hey brother, hey sister» por Oscar De La Cruz.

«The Skeleton Twins» es una de esas producciones norteamericanas independientes orgullosas de serlo. Todo en ella lleva la etiqueta «Indie», desde la composición de planos al vestuario pasando por la banda sonora o la fotografía.

Disfrazada de película pequeñita, su guión premiado en el último festival de Sundance contiene muchísimo más de lo que pudiera parecer a primera vista. El arranque del film, tan cómico como devastador es toda una declaración de intenciones del tono en el que se nos va a relatar la relación entre esta autodestructiva pareja de hermanos.

THE SKELETON TWINS

Para ello Craig Johnson utiliza una dirección sobria y una fotografía melancólica de tonos apagados, dejando que la magia surja de los diálogos y de sus dos magníficos protagonistas. Bill Hader y Kristen Wiig, esas dos bestias pardas de la comedia que compartieron muchos años en el plató de «Saturday Night Live» demuestran que la química entre ellos continúa intacta y que pueden moverse con la misma facilidad en terrenos más dramáticos. El nivel interpretativo se mantiene en los roles secundarios que interpretan Ty Burrell y Luke Wilson, al que le toca el papel quizá menos agradecido de la película.

THE SKELETON TWINS

El encanto y el talento natural de Wiig luce mejor que nunca y basta una mirada a sus enormes ojos azules para decirlo absolutamente todo. Tierna, dulce, indefensa, amargada… Una interpretación plagada de matices. Por su parte Hader, fantástico histrión y heredero natural de Jim Carrey, hace un enorme ejercicio de contención, incluso en las dos escenas donde más cancha tiene para poder desmelenarse, componiendo un personaje con ciertas similitudes al de Steve Carell en «Pequeña Miss Sunshine».

THE SKELETON TWINS

Ambos representan dos tipos muy distintos de tristeza y falta de ganas de vivir. Milo es un fracasado de manual, solo, perdido, sin amor, sin trabajo y con un pasado traumático realmente duro, mientras que su hermana Maggie, que ha conquistado todas esas metas vitales (casada con el hombre ideal y asentada economica y laboralmente), es un ser humano invadido por la amargura y la insatisfacción.

Dos soberbias interpretaciones de dos personajes casi predestinados a un final trágico, que crecen exponencialmente cuando interactúan gracias a los diálogos de un guión efectivo, sencillo pero nada simple. «The Skeleton Twins» no es un drama ni una comedia y a la vez es las dos cosas juntas. Sencilla, Dura, tierna, complicada, amarga, esperanzadora… como la vida.

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz

Un comentario en “Crítica: «The Skeleton Twins»

Deja un comentario