Crítica: «Cincuenta Sombras de Grey»

«El amo que pedía las cosas por favor» por Oscar De La Cruz

Siempre he sentido cierta fascinación por ese tipo de fenómenos que se dan cada cierto tiempo en el mundo del arte y el entretenimiento. Sobre todo los que brotan de manera espontanea, se transmiten  a una velocidad de vértigo y funcionan como un perfecto e involuntario mecanismo publicitario, sorprendiendo incluso a los propios encargados de vender la obra. Solo hizo falta que un indignado miembro del opus abriese la boca para conseguir que una novela de una editorial pequeñita destinada a ser lectura ligera de aeropuerto como «El Código Da Vinci» fuese leída por más de medio mundo, convirtiendo a Dan Brown en multimillonario. Ahora se vuelve a producir un hecho similar, de nuevo en el mundo literario, con «Cincuenta Sombras de Grey». Cuando el boca-oreja funciona, se crean modas en las que, en tiempos tan globalizados, es imposible no caer y nos hace consumir productos que en condiciones normales no eligiríamos, aunque solo sea para no ser excluido del debate y poder opinar con fundamento sobre el tema del que todo el mundo comenta.

grey5

Adaptar al cine este tipo de fenómenos tiene sus ventajas, sobre todo económicas, y muchísimos inconvenientes. Está claro que «Cincuenta Sombras de Grey» no es una buena película, sin embargo cuesta poner el punto de mira sobre el equipo artístico del film si se considera por un momento la extraordinaria magnitud del marrón que supone el proyecto.

Disculpo a directora, guionistas y actores porque creo honestamente que hacen lo que pueden dentro de las innumerables limitaciones con las que tienen que trabajar. El guión se esfuerza en eliminar gran parte de las reiterativas conversaciones entre la pareja protagonista y los infantiles y pastelosos intercambios de mensajes electrónicos que pueblan la novela e introduce nuevas notas de humor que se agradecen. Cambios mínimos, siempre con la aprobación de la autora de la novela y que no enfaden a las legiones de fans. La dirección de Sam Taylor-Johnson es correcta y sobria y ofrece, unido a la selección musical y a la fotografía, un acabado elegante de ambiente glamouroso, acentuado en las escenas de sexo, que encaja con el ambiente que sugiere el libro. Tampoco hay cancha para mucho más.

grey3

Quizá sea Dakota Johnson quien sale mejor parada en el plano interpretativo. Cumple individualmente, aunque tampoco consigue alcanzar un buen nivel de química con un Jamie Dornan rígido, casi robótico, como si en cada plano pesara en su mente la imposible responsabilidad de convertirse en la encarnación de la fantasía erótica imaginada por cien millones de lectoras distintas. La aportación de los secundarios es meramente testimonial y cuesta imaginar quien habrá convencido a la gran Marcia Gay Harden para aparecer por allí.

Por muy benévolo que se quiera ser, pocos aspectos positivos pueden encontrarse. Aunque la premisa pueda tener posibilidades, estas nunca son exploradas de una manera mínimamente interesante. Contiene más desnudos que la media de films de Hollywood pero el morbo y la provocación brilla por su ausencia en unas escenas de sexo artificiales, videocliperas y sosísimas. Todo en la película es extremadamente light. La imagen del bondage y el sadomasoquismo que muestra no pasa nunca del simple postureo y si hay que justificar el comportamiento del guaperas millonario se tira del recurso del trauma infantil y apañado. De esta manera Grey resulta ser el peor amo dominante del mundo. Azota flojito, como desganado, y siempre después de pedir permiso educadamente. Menos perverso imposible pero claro, es que se ha enamorado…

grey6

Incluso la idea de la virginal damisela que enamora al amo castigador, desarmándolo e invirtiendo los roles podría resultar medianamente resultona, pero nada. Cualquier atisbo de interés queda sepultado por un cuento de hadas de un romanticismo adolescente de lo más soso y tópico, desarrollado de manera extremadamente reiterativa, lenta y aburrida.

De todas formas los productores pueden dormir tranquilos porque casi todos pasaremos por taquilla, aunque sea solo por poder opinar. Yo ya lo he hecho tanto con la novela como con la película, fracasando en mi intento de comprender las claves de su éxito. Aún así, me encantará seguir debatiendo e intercambiando impresiones con quien opine de manera diferente. Particularmente, tengo mucha curiosidad por conocer el veredicto de las fans de la saga literaria.

grey2

Siempre defenderé que el hecho de que una sola persona la disfrute, justifica la existencia de cualquier forma de expresión artística. Es un hecho incontestable que «Cincuenta Sombras de Grey» ha hecho soñar, imaginar y disfrutar a millones de mujeres en todo el mundo, asi que por mi parte siempre será bienvenido este tipo de fenómeno. Eso sí, que no cuenten conmigo para la segunda parte. Creo que ya he cubierto mi cupo de sombras.

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz

2 comentarios en “Crítica: «Cincuenta Sombras de Grey»

  1. Hola, yo quisiera aportar otro punto de vista. He leído los libros e iré a ver la película en breve. He hablado con gente que la ha ido a ver y me ha contado su impresión. Dejando de un lado los aspectos técnicos, el casting, la dirección, etc….todo el mundo sabía de antemano, creo, que no iba a ser lo que se considera una gran película. Es sólo la adaptación de un libro que ha gustado a algunas personas y a otras no. Se trata simplemente de una historia de amor…nada más. Y las historias de amor pueden tener más o menos sexo (este libro tiene más sexo de lo que es habitual en las típicas historias de amor) , pueden ser trágicas, etc..y te pueden llegar con más o menos hondura. Pero ya está. El asunto del sadomasoquismo no deja de ser un añadido……realmente hay más sexo fuera del cuarto de juegos que dentro. Y en cuanto a lo que sea machista….es tomárselo demasiado en serio, creo yo. Habla de la erótica del poder (millonario guapo y sexy), algo muy presente en nuestros días y no voy a poner ejemplos….los hay de sobra.
    Otra cosa es la imagen que cada persona se hay hecho de los personajes, sobre todo en el caso del señor Grey. Lo habremos podido imaginar moreno, rubio, más o menos fuerte, etc…pero ahí la imaginación juega un poderoso papel. Es muy improbable que dos personas tengan la misma percepción de un libro. Igual que dentro de todos nosotros siempre hay un entrenador de fútbol, o un ingeniero de obras públicas…cada persona, probablemente, hubiera hecho su propia adaptación. Es imposible agradar a todo el mundo. Yo iré a verla con la intención de pasar un buen rato en el cine y ver como cobran vida los personajes de un libro; a ver ese libro en acción.
    Hablas de que Jamie Dornan te parece robótico en el papel de Grey. Es que es así….es un tipo bastante cuadriculado y con una empatía más bien tirando a escasa. En el segundo libro es donde más se percibe el cambio que experimenta (pero ya sabemos que no vas a hacer crítica alguna…je,je). El personaje de Anastasia Steele tiene más matices; pues… evidentemente porque es ella quien nos cuenta la historia y vemos mejor como va cambiando o evolucionando.
    No es una gran obra de la literatura universal, ni creo que E.L.James pretendiera eso. Vivimos en un país en el que ni la mitad de la población se ha leído, ni lo hará en su vida, una de las obras cumbres de la literatura universal, «El Quijote»…..
    Se ha levantado mucho revuelo con el libro y la película, es cierto…una buena campaña de marketing. Pero da la sensación que todos los críticos de cine estaban con el hacha afilada desde hacía meses o desde que se publicaron los libros y se habló de su adaptación cinematográfica….no hay más películas en cartelera????. Leí una crítica en El Mundo en la que quien la escribía ha ocupado el doble o el triple líneas poniendo verde a esta película que en el caso de otros filmes, de cuya crítica se ha ocupado él mismo y que le han encantado y le han parecido sublimes.
    La clave de su éxito puede ser indescifrable para ti. Para mi reside en contar una historia de amor, que combinada con un erotismo más acentuado que en otras novelas, ha gustado y enganchado a millones de personas, solo eso. Yo tampoco puedo comprender el éxito de otras cosas y ahí están. Nada más….
    Mi película favorita seguirá siendo Lawrence de Arabia y habrá gente a la que le parezca una auténtica castaña…. qué le vamos a hacer….
    Tu tranquilo, yo puedo cubrir por ti el resto de sombras de Grey yendo a ver las siguientes partes.
    Gracias por todo.

Deja un comentario