Crítica: «Better Call Saul» – Episodio 7 – «Bingo»

Ser legal es un fastidio.

Vuelta a la normalidad trás la intensidad dramática de la semana anterior. La calma después de la tormenta emocional nos deja un episodio pequeñito, sencillo y apañado. Después del fantástico capítulo monográfico sobre Mike, «Bingo» se encarga de rehubicar a los personajes que llevábamos sin ver dos semanas.

- Better Call Saul _ Season 1, Episode 7 - Photo Credit: Lewis Jacobs/AMC

Breve escena con Chuck trás su vuelta a casa desde el hospital y regreso al caso Kettleman. La odiosa Betsy y el calzonazos de su marido colocan en una situación realmente complicada a Kim. Dicho problema sirve para hacer patente de nuevo su estrecha relación de lealtad con Jimmy y pone de manifiesto dos grandes verdades: Aunque sea de manera obligada y por devolver favores, Mike y McGill forman una fantástico equipo plagado de recursos en cuanto a situaciones algo alejadas de la legalidad. La otra es que el letrado puede ser marrullero y poco escrupuloso, pero tiene su corazoncito y cuando el bienestar de Kim está en peligro se autoimpone el camino correcto, perdiendo una oportunidad de oro para avanzar un pasito más hacia la prosperidad que tanto anhela y casi roza con los dedos.

saul2

Poquito más que rascar en un episodio de transición para que descansemos de las fuertes emociones vividas en «Five-O» que se encarga de dirigir Larysa Kondracki, realizadora que ha desarrollado su carrera en series como «Rogue» o «Covert Affairs» y que ha dirigido un episodio par «The Americans» y el reciente «The Distance» de «The Walking Dead».

El icono/guiño que nos deja la cabecera esta semana es el aparato de masaje donde Saul colocaba los pies cuando se relajaba en el suelo de su despacho en «Breaking Bad». El próximo lunes veremos lo que nos tiene reservado «Rico», el siguiente episodio que nos dejará casi a las puertas de la «Season Finale».

«Better Call Saul» se emite los martes en Movistar Series.

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz

Deja un comentario