Crítica: “Mad Max: Furia en la Carretera”


“Max, estás en plena forma” por Oscar De La Cruz

Su extrema honradez y su firme determinación a la hora de mantener la esencia más pura de la saga, hacen de “Mad Max: Furia en la Carretera” un auténtico triunfo y convierten en una concatenación de aciertos cada decisión tomada a la hora de afrontar una secuela treinta años después.

En primer lugar evita en todo momento la tentación marcada por el enorme presupuesto que maneja y la aparición de las nuevas tecnologías, de crear a un Mad Max completamente nuevo, adaptado a las pautas que rigen el cine de acción del siglo XXI. Tampoco cae en ningún momento en el auto-homenaje ni juega la carta facil de la nostalgia a base de guiños a los fans de la saga. Básicamente el veterano George Miller evita errores como los cometidos por George Lucas, por poner un ejemplo reciente, en su nueva trilogía sobre “Star Wars”, manteniendo el encanto y el tono de serie B tan característico de la saga. “Fury Road” es Mad Max en estado puro. Una secuela con todas las de la ley.

FURY ROAD

Esto no quiere decir que el presupuesto no se note, ni que renuncie por completo al uso de los efectos digitales o el recurso de la cámara lenta. Simplemente no abusa de ellos y mantiene su identidad a lo hora de filmar acción dando prioridad al montaje y a los movimientos de cámara, máximos responsables de la constante sensación de vértigo y velocidad. Puro cine en definitiva.

Donde más luce la película es en su fantástico acabado estético, dominado por una espectacular paleta de colores donde predominan los tonos anarajados exageradamente cálidos de la arena del desierto o incluso en la piel de los personajes durante el dia, y un azul intenso e irreal para las escenas nocturnas. Tampoco se ha escatimado en el fastuoso diseño de producción, rebosante de imaginación, que convierten al film en un interminable desfile de armamento, vestuarios imposibles, terroríficas prótesis cuyo punto álgido es el imponente diseño de Inmortan Joe, villano del film y originales vehículos convertidos en amenazantes máquinas diseñadas para sembrar el caos y la destrucción.

FURY ROAD

En cuanto a estructura, la película no puede ser más simple. “Fury Road” es básicamente una escena de acción primorosamente filmada de hora y pico de duración. Una desquiciada persecución a toda castaña con un par de brevísimos descansos que no decae ni aturde en ningún momento. A Miller le bastan cinco minutos de prólogo para que nos quede perfectamente claro el funcionamiento de la Ciudadela, sus actividades y su escalafón social para introducirnos después de lleno en el puro espectáculo y de paso colarnos un sorprendente alegato feminista como mensaje principal.

FRD-09299.JPG

Lejos de masculinizarse para adaptarse al nuevo funcionamiento del mundo, las mujeres no solo se rebelan ante su papel de meras dispensadoras de bebés y leche materna, si no que se erigen como la única esperanza para un futuro más justo en un mundo que se ha ido definitivamente a la mierda por la locura del hombre. Un canto en pro de la femineidad en su vertiente más maternal abanderado por Imperator Furiosa, auténtica protagonista del film.

Sinceramente pensé que la elección del cartel español de la película en el que Charlize Theron aparece en primer plano respondía a que el tirón para acercar espectadores a la taquilla de la bellísima actriz podía ser mayor en nuestro pais que el de Tom Hardy, pero es una decisión consciente de la película la de relegar a Max a un papel secundario que, lejos de restarle peso o importancia, engrandece su aura mítica y lo convierte definitivamente en un personaje de western. Un aventurero errante que ha perdido la cabeza y cuyo único objetivo es sobrevivir, convertido en héroe a su pesar por el remordimiento y sus nunca abandonados principios como policía.

FRD-27348.TIF

Tanto Theron como Hardy están estupendos en los papeles más físicos de sus carreras – las líneas de guión de ambos caben en la cara de un folio – y demuestran una vez más su versatilidad mostrándose comodísimos en cualquier tipo de género con dos actuaciones portentosas en cuanto a fuerza e intensidad.

A pesar de no tener una especial devoción por la trilogía original, entiendo perfectamente el brutal entusiasmo de los fanáticos de Mad Max ante la llegada de esta cuarta entrega porque “Fury Road” cumple las expectativas y supera a “Mad Max 2” como la mejor de la saga. Diversión heavy metal rebosante de locura, gasolina y fuego, un abrumador espectáculo de acción de la vieja escuela que apetece volver a ver nada más abandonar la sala. Cine de muchos octanos.

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz

Anuncios

2 comentarios sobre “Crítica: “Mad Max: Furia en la Carretera”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.