Review: «The Leftovers» – Temporada 2 – Episodio 2

«A Matter of Geography»

Si se tratara de una serie corriente, «A Matter of Geography» hubiese sido el episodio inicial de esta nueva temporada. Todavía recuperándonos del asombro de la pasada semana, la serie vuelve a una narrativa más típica, con su «Previously on…» para refrescar la memoria, situar correctamente a los personajes ya conocidos y engarzarlo todo con la nueva trama.

«Axis Mundi» dejó tantas cosas que comentar debido a su rompedor estilo, que pasé por alto ciertos datos informativos dignos de comentar como la incorporación a la serie de rostros conocidos como los de Regina King, reciéntemente galardonada con el Emmy por su soberbio trabajo en «American Crime» o Darius McCrary, al que siempre se recordará por su papel de Eddie Winslow en «Cosas de Casa». Mimi Leder, una de las realizadoras fijas en la serie, se encarga de dirigir tanto el primero como este segundo episodio y para los melómanos, simplemente comentar que el alegre tema country que suena en el nuevo opening es «Let the Mistery Be» interpretado por Iris DeMent. Esta y el resto de canciones siguen estando meticulosamente elegidas y sus títulos y letras continúan teniendo mucho que ver con las escenas que acompañan. Otro ejemplo claro dentro del episodio es el momento en el que suena «Where Is my Mind» de los Pixies, canción mítica que siempre tendremos asociada al final de «El Club de la Lucha» y que aquí está perfectamente conectada al trance por el que atraviesa el personaje interpretado por Justin Theroux en esa escena.

leftovers1

Entrando en la cuestión argumental, el episodio se centra exclusivamente en los miembros de la familia Garvey (nuevos y antiguos), desde el mismo punto en el que los dejamos en el final de la primera temporada y siguiendo su periplo durante los dos meses posteriores. Trás un catártico momento de confesiones y sinceridad, Kevin, Nora y Jill deciden emprender un nuevo rumbo juntos acogiendo a la pequeña Lily. Por otro lado están Tom y Laurie. El hijo mayor de los Garvey se encuentra con su hermana a espaldas de su padre y en su conversación descubrimos que Jill sabía que el bebe había sido abandonado por su hermano. Jill sigue sin querer saber nada de su madre y rompe la carta que le entrega su hermano sin leerla. Con los Culpables Remanentes presumiblemente disueltos trás los graves disturbios (de ser así vamos a echar mucho de menos al inquietante culto de fumadores compulsivos), Laurie parece iniciar un nuevo camino junto a su añorado hijo.

Aunque el padre de Kevin ha sido dado de alta de la institución psiquiátrica donde permanecia encerrado, el personaje interpretado por Scott Glenn continua asegurando que las visiones y voces en su cabeza son reales. Kevin, a pesar de su arrebato de sinceridad relatando a Nora y Jill lo ocurrido con Patti Levin en la cabaña del bosque y confesando su extraño sonambulismo, todavía guarda en secreto las continuas apariciones de la lider de los Culpables Remanentes que lo atormentan. Indirectamente pide consejo a su padre que parece que ha encontrado la paz «dejando de ignorar las voces y haciéndolas caso».

leftovers2

Convencido de que el origen de las apariciones es su sentimiento de culpa, Kevin decide desenterrar el cuerpo de Patti y entregarse a las autoridades confesando lo ocurrido. Esta escena es un gran ejemplo de como la serie muestra hasta que punto la Marcha Repentina ha cambiado el mundo y la sociedad en general. Ante la sorpresa de Kevin, la policía encargada de entrevistarle decide dar carpetazo al asunto y hacer como si nada hubiese pasado en base a un razonamiento bastante coherente con la nueva realidad en que viven. Antes del sobrenatural acontecimiento, Kevin hubiese sido encerrado inmediatamente al presentarse con un cadaver y una historia tan difícil de creer. Esto también queda reflejado en la escena en la que Kevin y Nora formalizan la adopción de la pequeña Lily. El funcionario, no solo no pone ninguna pega a una pareja que se presenta con un bebé que se han encontrado en la calle, si no que les ofrece otro bebé.

También en la escena de la comisaria hay un detalle que resume a la perfección la peculiar esencia del guionista de la serie. La policía que interroga a Kevin tiene un parche en el ojo y lo primero que le dice es: «¿No va a preguntarme por el ojo?». Kevin responde que no. A nosotros como espectadores nos ocurre lo mismo. Sabemos que seguramente no volvamos a ver a ese personaje de nuevo, está clarísimo que la pérdida del ojo de esa señora no es en absoluto relevante para la trama pero… ¿A que a todos nos encantaría saber como ocurrió?. Ese es Lindelof. Nos va a ir soltando pequeños misterios que nos van a volver locos de curiosidad, va a jugar con nosotros insinuando cosas para que nos devanemos los sesos, va a llenar todo de pequeños cebos y vamos a ir picando en cada uno de ellos. Cuanto más conscientes seamos de ello, mejor para nuestra salud mental, menos nos frustraremos y mejor lo pasaremos con sus manipulaciones.

La cuestión geográfica a la que alude el título del episodio se refiere al motivo por el que el Instituto Tecnológico de Massachusetts está interesado en pagar una millonada por la casa de Nora Durst. Su teoría está basada en que la gente desaparecida en la Marcha Repentina está relacionada con el punto geográfico exacto en el que se encontraban en ese preciso momento. Por ese motivo, la zona del comedor de la cocina donde se esfumó la familia de Nora al completo es un punto de máximo interés para los investigadores.

leftovers3

De este modo la nueva familia Garvey decide poner tierra de por medio y dejar Mapleton atrás, comenzando una nueva vida en Jarden, el pueblo ubicado dentro del parque nacional de Miracle (que no es un apodo del pueblo como creíamos). Trás un fascinante recorrido a través del funcionamiento, la perfecta organización y las normas de entrada a esta nueva tierra prometida, los Garvey consiguen acceder a Jarden gracias al extremo deseo de esperanza y seguridad (y mucho dinero) de Nora, enlazando a la perfección la narración con el final del primer episodio.

La teoría de la importancia geográfica de los técnicos del M.I.T. cobra verdadera fuerza para nosotros, que ya conocemos que en el mismo punto exacto del planeta, la tierra sepultó a una tribu entera de cavernícolas para miles de años después evaporar un lago entero y presuntamente a Evangeline Murphy y sus amigas. La gran revelación final del capítulo es que el póster oficial de esta segunda temporada no es solo una bella metáfora si no que Kevin Garvey, en uno de sus episodios de sonambulismo parece haber acabado literalmente bajo el agua con un bloque de hormigón atado al pie.

¿Por qué Kevin no ha desaparecido si estaba dentro del lago? ¿Tiene algo que ver Patti con el sonambulismo de Kevin? ¿Que se produzca ese fenómeno en el único lugar de la tierra sin desaparecidos está relacionado con la llegada de los Garney? ¿Empezará Kevin a escuchar a Patti siguiendo el consejo de su padre? ¿Son los Garney gafes? Preguntas y más preguntas…

Puedes seguir «The Leftovers» Temporada 2 en Canal + Series y en Yomvi.

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz

6 comentarios en “Review: «The Leftovers» – Temporada 2 – Episodio 2

  1. Buscando información de The Leftovers he encontrado este blog en el que analizáis muy bien cada capítulo de la segunda temporada, enhorabuena.

    A mí esta serie me encanta porque me la primera temporada me creó desasosiego y hasta angustia, cosa que no ha producido en mí ninguna serie. Es pronto para juzgar la segunda temporada. Eso sí, espero que a Damon Lindelof no se le vaya la olla y se ponga a enrevesar todo con misterios y cosas raras. No he visto Perdidos, pero su fama le precede (vi Prometheus y su guión tiene unos agujeros bien grandes aparte de situaciones absurdas).

    Dices que la teoría de la importancia geográfica de los técnicos del M.I.T. cobra fuerza y tiene sentido. En absoluto creo eso porque por lo visto a los guionistas (y a ti) se les olvidó una escena de la primera temporada, para mí de las mejores: la ecografía de Laurie. El bebé que tenía en su vientre desaparece mientras se la hacen, es uno de los desaparecidos. Y no hace falta decir que lo que hay en tu vientre está en el mismo punto geográfico que tú. A eso le llamo yo un agujero en el guión del tamaño de un campo de fútbol. Y si la excusa es que la gente del M.I.T. desconoce eso, que no hubieran usado el nombre del M.I.T., declarada la mejor universidad del mundo (o entre las 3 mejores). No creo que den puntada sin hilo, o que se gasten millonadas en casas así por así. Pero bueno, es ficción, así que por imaginar…

    Espero que la serie mantenga el nivel y me siga angustiando como lo ha hecho. Y que sigas analizando los capítulos.

    Saludos 🙂

    1. Muchas gracias, Fernando. Un placer encontrar otro fan de esta fascinante serie.

      Buena apreciación, no recordaba esa escena. El asunto de la ubicación geográfica queda confirmado en el segundo fenómeno (el que ocurre en la prehistoria y en la actualidad en Jarden) y parece que intentan hilarlo con la Marcha Repentina, a pesar de tener poco que ver el uno con el otro (la tierra no tiembla el día de la Marcha Repentina y solo desaparecen personas, ningún otro elemento y mucho menos todo el agua de un lago)
      De todas formas, como afirmó Lindelof antes del comienzo de la serie, jamás tendremos una explicación de la Marcha Repentina, así que lo mejor es relajarse y disfrutar de la serie sin exigir demasiadas explicaciones y centrarse en las consecuencias y como han quedado afectadas las vidas de los que se quedaron aquí, auténtico tema principal de la serie.

      Si estás disfrutando «The Leftovers» no lo dudes, lánzate de cabeza a ver «Perdidos».

      1. Hola, yo también estoy disfrutando al máximo de la serie, que es una verdadera obra de arte a mí parecer, pero quería comentar algo acerca de la desaparición del agua, y es que si os fijáis se ve una brecha en el suelo como la que se mostró también en la carretera, y es posible que por ahí se hubiera escapado todo el agua, como quitar el tapón de una bañera llena. Puede que por ahí se hayan escurrido las chicas también, y Garvey se salvó por tener un bloque atado al pie.
        ¡Sigue haciendo las reviews de los capítulos! Eres genial.

  2. Gracias a vosotros por leerlas y comentarlas!! Intentaré que las tengáis todas puntualmente.
    No había reparado en la grieta. Muy lógica tu teoría.

  3. Estupenda review. No conocía la página, pero algo me dice que vamos a pasar mucho tiempo juntos, si mantenéis este nivel de análisis y rigor. Enhorabuena. Estoy de acuerdo con Fernando en que la primera temporada genera cierto desasosiego. Lo extraordinario es que envuelta en ese halo de tristeza, melancolía y pérdida tiene una belleza dura, que te golpea y no puedes sino aplaudir. La segunda temporada parece que suaviza ese pesimismo, pero abre aún mayor número de interrogantes. Siento que la serie es buena porque a la hora de ver un episodio aúno la sensación de querer verla y a la vez desear que la historia no acabe. Por otra parte no estoy tan seguro que gustándote esto te pudiera gustar ‘Perdidos’. Creo que son productos diferentes, incluso para públicos diferentes. ‘Perdidos’ es más global y ‘The Leftovers’ me parece una exquisitez no pata para todos los espectadores. Un saludo.

    1. Muchas gracias y bienvenido! Un análisis muy certero. Sigo pensando que ambas series tienen muchos puntos en común en cuanto a lo que pretenden contar (conflicto entre razón y fe, fragilidad del ser humano…) sin embargo «The Leftovers» me parece muchísimo redonda y mejor planteada. «Perdidos» posiblemente se convirtió en un fenómeno de tal magnitud que se les acabó yendo de las manos a sus propios creadores. Aun así, soy de los pocos a los que les gustó el final, seguramente porque siempre me fascinó más la humanidad de los personajes que los múltiples misterios de la isla.

Deja un comentario