Crítica: «El Viaje de Arlo» (The Good Dinosaur)

«La difusa frontera entre Disney y Pixar» por Oscar De La Cruz

La irrupción de Pixar de la mano de Disney supuso sin duda un antes y un después en el cine de animación. La compañía del flexo llegó para insuflar aire fresco tanto en el aspecto técnico como en el creativo, marcando un nuevo rumbo sin perder de vista elementos clásicos de probada eficacia.

Por todo esto se tiende a atribuir toda señal de innovación, riesgo y originalidad a Pixar, mientras que las críticas a sus películas menos redondas suelen recaer en la obligatoriedad de ajustarse a las pautas que componen la fórmula Disney desde tiempos inmemoriales. Una afirmación un tanto injusta cuando la realidad indica que ambas compañías han evolucionado de manera conjunta, retroalimentándose hasta alcanzar un punto en que es difícil distinguir donde empieza una y termina la otra. Producciones como «Rompe Ralph» o «Big Hero 6» han demostrado que Disney puede manufacturar productos que alcancen los niveles de excelencia habituales de Pixar mientras que la compañía de John Lasseter se ha movido muchas veces en terrenos más clásicos y conservadores sin que ello signifique que dichos films sean peores.

THE GOOD DINOSAUR

Una convulsa producción con reajustes de plantilla, sustituciones y múltiples retrasos han hecho que «El Viaje de Arlo» se estrene poco meses después de esa absoluta maravilla llamada «Inside Out». Llegar justo después del film más original y adulto de ambas compañías en años puede hacer que sepa a poco una película tan ajustada argumentalmente a la estructura de toda la vida.

«The Good Dinosaur» es una clásica fábula Disney cuyo guión no cuenta nada que no hayan contado ya películas como «Dumbo», «Bambi», «Buscando a Nemo», «El Libro de la Selva» o «El Rey León», de las que bebe descaradamente, incluso calcando escenas puntuales. Un protagonista con taras físicas y psicológicas enfrentado a un viaje iniciático de supervivencia a base de valores como la familia, la amistad, la compasión y la aceptación de lo diferente dejan poca sensación de novedad, sobre todo para un público adulto, lo que no signífica que el film esté totalmente desprovisto de elementos estimulantes.

THE GOOD DINOSAUR

Lo que más sorprende es su vocación de western pausado e intimista y la sutileza a la hora de administrar los matices cómicos y la acción. Otro de los aciertos es otorgar el papel de villano principal de la historia a la mismísima naturaleza en su faceta más dura y hostil. Un adversario incorporeo e implacable complementado a la perfección por los tres pterodáctilos como amenaza añadida, necesarios para que la película no quede demasiado escasa de personajes y que protagonizan las dos escenas de mayor tensión. El toque humorístico y tierno recae, por encima del protagonista de la historia, en el pequeño Spot. El entrañable y asalvajado niño humano es otro de esos personajes adorables e inolvidables que se apoderan de la película en cada aparición.

En cuanto al puro espectáculo visual, el diseño básico de los personajes contrasta con la asombrosa recreación de los elementos naturales de cada escenario. Un nivel técnico sobresaliente y extremadamente fotorrealista que alcanza niveles de perfección nunca vistos, sobre todo en lo referente a la recreación digital de los efectos acuáticos. Tanto la lluvia sobre la piel de los personajes, el terreno, los árboles o el caudal del rio y sus temibles crecidas hacen que este elemento esté continuamente presente a lo largo de todo el metraje con resultados visuales sencillamente abrumadores.

THE GOOD DINOSAUR

Pixar y Disney son un matrimonio condenado a entenderse de por vida y a día de hoy cuesta imaginar la existencia del uno sin otro. «The Good Dinosaur» puede ser un film previsible y descaradamente realizado a base de fórmula, pero dentro de dicha fórmula sigue habitando un ingrediente básico que es la magia. Magia para conseguir emocionar a pesar de saber todo lo que va a ocurrir desde el primer minuto y hacer que sea imposible reprimir la lagrimilla en un emotivo epílogo sin apenas diálogo.

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz

Un comentario en “Crítica: «El Viaje de Arlo» (The Good Dinosaur)

Deja un comentario