Análisis: No Man´s Sky

Voy a dar una vuelta al universo a ver si encuentro a alguien. Por Sergio Santero.

El pequeño estudio británico Hello Games lanza a la venta No Man´s Sky para PlayStation 4 (versión analizada) y PC. No Man’s Sky prometía un universo enorme a nuestro alcance con trillones de planetas y exploración sin límite junto a trepidantes batallas espaciales. Pero la gran pregunta es ¿lo han conseguido?, ¿puede un estudio humilde competir con los pesos pesados de la industria?

La historia del juego nos sitúa en el contexto en que nuestra nave se ha estrellado en un planeta remoto y desconocido, en sus restos encuentras un objeto rojo y esférico; el Atlas, que al activarse iniciara una interfaz y dará comienzo de nuestra aventura. Nuestro objetivo es fácil de decir pero difícil de lograr, llegar al centro del universo que esta años luz de nuestra posición.

NMS (3)

Con este planteamiento inicial comienza No Man’s Sky, un argumento prometedor que nos llevaría a través de las estrellas y planetas para lograr nuestro objetivo. Examinar antiguas culturas, interactuar con razas alienígenas y recorrer el universo.

Lamentablemente esta historia queda truncada con apenas nada de interacción de personajes y sin apenas narrativa que nos demuestre que está pasando. En su defensa diremos que No Man’s Sky no es un título que busque una historia arrolladora digna de un Óscar y que nos haga irnos a la cama cavilando sobre la existencia humana. No, su historia solo es el punto de partida para empezar un juego Sandbox y darle un mínimo de sentido a diferencia de otros juegos del género que simplemente te sueltan en un mundo sin objetivos ni metas. En este sentido es de agradecer que quisieran incluir algún tipo de historia al título pero dando unos resultados algo pobres.

NMS (1)

Jugabilidad.

Pero pasemos a lo que de verdad importa en este juego, la jugabilidad. Cuando se presentó No Man`s Sky prometía ser un título arrollador, un juego infinito de exploración espacial que haría las delicias del mismísimo Neil Degrasse Tyson, presentándonos un universo infinito que nunca seriamos capaz de recorrer por completo. Para ser fieles a la verdad diremos que si han conseguido un título de exploración bueno pero sacrificando muchísimos componentes, dando como resultado final un título que quería tener un poco de todo y han conseguido un mucho de nada.

El objetivo principal, que es la exploración, diremos que es bastante correcta a nivel de planetas pero no a nivel de contenido. Esto quiere decir que pese a la gran cantidad de planetas la variación entre ellos es muy baja. Los puntos de interés en cada planeta son los mismos; refugios, monolitos, fábricas, etc., son las localizaciones que encontraremos en cada uno de estos planetas, presentándose todos casi iguales, al igual que los refugios, presentándose igual desde el primero hasta el último. Obviamente no podemos pedir que cada planeta tenga sus propios edificios perfectamente diferenciados pues eso sería imposible pero el principal problema es que no encontramos variedad entre ellos. Faltan posibles escenarios como ciudades futuristas, ruinas arqueológicas y poblados con más densidad.

NMS (8)

Sin embargo no todo en la exploración es malo, los planetas son enormes y encontraremos una variedad de criaturas en ellos que debemos registrar y renombrar. Consideramos que la generación de criaturas es cuanto menos que interesante ya que los seres creados pasaran de animales imponentes y criaturas adorables, hasta auténticas aberraciones que nos plantearan la crueldad del dios creador de este juego dándonos unas ganas impulsivas de practicar la eutanasia en ellos. Aunque la verdad es que encontraremos cómicas criaturas que nos sacaran una sonrisa.

En cuanto a la generación de los planetas la calificaríamos de buena ya que encontramos variedad de ellos, tales como rocosos parecidos a desiertos, algunos completamente de agua, congelados y otros repletos de vegetación. Es una delicia visual en algunos, en nuestro caso paseamos por uno con grandes praderas de hierba verdi-azulada y arboles rojos dándonos una vista privilegiada. Cada planeta o luna tiene unas condiciones, nos solo terrestres y geográficas sino también ambientales como lluvia ácida, radiación, tormentas solares o glaciaciones son algunas de los peligros.

NMS (20)

Por su parte, la recolección de recursos es importante para mejorar nuestra nave, equipo y comerciar. Este proceso se lleva a cabo con nuestra multiherramienta disparando a los elementos y recolectándolos. Nuestro inventario será muy limitado, esto puede ser muy malo pues deberemos ser muy cuidadosos a la hora de saber que podemos recoger y que dejamos, la elección en este caso será fundamental.

El comercio es una parte vital del juego para obtener unidades, en las estaciones espaciales podemos comprar recursos y venderlos. Según el sistema en el que estemos unos objetos tendrán más valor que otros, por lo tanto nos incentivaran a viajar a estaciones de otras galaxias para conseguir el máximo beneficio. Dentro de esto también se encuentra la compra y venta de reliquias y la de naves.

NMS (16)

Otro aspecto interesante es la interacción con las especies, que si bien es muy escasa y apenas trascendental, es muy interesante ver como cada especie tiene su propia lengua y tendremos que buscar piedras del saber y monolitos para dominar su dialecto. Por supuesto podemos interactuar sin conocer su idioma pero nos arriesgamos al meter la pata y ofenderlos.

Pasando al combate diremos que es el peor punto de su jugabilidad. En los planetas apenas encontramos enemigos siendo estos los centinelas que nos dejaran si no destrozamos el planeta cual vándalo espacial y algunos tipos de criaturas hostiles. La mecánica del combate deja mucho que desear, es tosca y poco depurada. Lamentablemente esto también se transmite a las batallas espaciales que son rudimentarias debido al problemático control de la nave, siéndonos difíciles movernos para esquivar los ataques.

NMS (7)

Es importante recalcar este último punto pues supuestamente la tripulación de la nave es un punto capital del juego y está mal logrado. Una nave espacial capaz de viajar a la velocidad de la luz nos debería brindar una completa movilidad y un frenesí en los combates, tales como los combates de aviones en la realidad. Por desgracia nadie del equipo ha pilotado una nave espacial y no podemos compararlo con la realidad para saber si es de verdad difícil pilotar un nave de esta características pero la sensación de libertad que debería transmitir su manejo se queda mermada por las limitaciones por ejemplo tales a la hora de surcar los planetas pues la nave al encontrar un obstáculo corrige automáticamente el rumbo sin darnos la oportunidad de maniobrar entre montañas o marcarnos un Top Gun.

La supervivencia y el crafteo es otra asignatura pendiente. Si podemos craftear diferentes elementos y mejoras para la nave, multiherramienta y traje pero nada más. La supervivencia es meramente anecdótica, salvo las criaturas hostiles, los centinelas, la climatología o que nos caigamos de una altura y nos matemos nos tendremos apenas peligros.

NMS (21)

Gráficos.

El juego luce muy bien. Su estética nos presenta una especie de futuro con unos diseños de los años 80 en cuanto a naves y alienígenas. El diseño de las naves es muy retro pero a la vez se increíblemente acertado con la tónica del juego, podemos ver por ejemplo una nave similar a una especie de libélula, otra como un enorme carguero y otra que nos recordara a la mítica Arwing. El diseño de las armas es también bastante interesante con armas parecidos a esas películas de serie B de ciencia ficción y otras más futuristas pero siempre respetando ese toque ochentero en su conjunto.

Hablar del diseño de animales y planetas como ya hemos comentado es difícil por la aleatoriedad de sus generación pero podemos calificarlo de bastante bueno y estético.

NMS (6)

Sonido.

Una banda sonora increíblemente buena y envolvente. No hablamos de piezas que se te graben en la memoria pero desde luego si se presta atención a ella es bastante increíble. Pianos relajados para nuestras sesiones de exploraciones, guitarras eléctricas y batería durante las batallas espaciales y por supuesto no puede faltar en este juego música electrónica para darle un toque de ciencia ficción. Es digno de mencionar que un juego de este estilo tenga un banda sonora tan cuidad y mimada siendo una de las  mejores que encontramos en un juego de estas mecánicas. Desde luego uno de los aspectos más positivos del juego.

En cuanto a la localización tenemos que alabar el resultado final, pues nos encontramos con un juego totalmente localizado a nuestro idioma, tanto voces como textos, que nos hará sumergirnos aún más en la aventura.

NMS (13)

Conclusión.

El ambicioso título de Hello Games queda en tierra de nadie con unas mecánicas que no cumplen volviéndose repetitivo y monótono. En definitiva nos encontramos con un título que nos da la sensación de inacabado cuyas expectativas y precio ha condenado.

Lamentablemente No Man´s Sky presenta grandes deficiencias que han lastrado la experiencia de juego, algo que habría podido dejarnos un juego inmenso que transmitiera emociones nunca antes vista en el mundo de los videojuegos.  Para muchos este juego aún tiene mucho que demostrar, mientras para otros el juego cumple su propósito. Lo que no se puede negar es que el juego de Hello Games quizás haya levantado demasiadas expectativas, generando de esta manera un estado de hype masivo en el consumidor.

Pese a los grandes fallos y defectos que podemos encontrar en el juego hay una luz de esperanza, pues Hello Games se encuentra trabajando en todo aquello que los fans echan en falta, su objetivo es conseguir el juego que todos han esperado con tantas ganas, ¿lo conseguirán? solo el tiempo nos dará esa respuesta.

 

Pros.

Un universo infinito para explorar.
Apartado artístico muy bueno junto con una banda sonora de calidad.

Contras.

Mecánicas muy repetitivas que hacen que nos aburramos más tarde o temprano.
No tiene multijugador y no es lo que prometieron.

Nota.

nmsnota

@ReyesdelMando Los Reyes del Mando

Amazon Logo Textofnac logo

 

 

Un comentario en “Análisis: No Man´s Sky

Deja un comentario