Análisis: Horizon Zero Dawn

Cazando maquinas con arco y flechas. Por Sergio Santero

Guerrilla Games rompe el molde de su saga estrella Killzone y da un giro de 180º con Horizon: Zero Dawn, un juego de accione con toques de rol en mundo abierto, un título que cumple con expectativas y se postula como un imprescindible en el catálogo de PlayStation 4.

Cientos de años en el futuro la humanidad vive en tribus cohabitando el mundo con las maquinas quienes dominan la tierra. Aloy, nuestra protagonista, es una paria de su tribu que realizara un viaje, no solo para conocer de dónde viene sino también para conocer como el mundo acabo así y como las maquinas llegaron a conquistar la Tierra.

Bajo esta prometedora premisa parte Horizon: Zero Dawn, un título con una historia de ciencia ficción que promete desde el primer minuto. Podemos diferenciar dos historias principales en Horizon, la primera, y más interesante, es lo referente a las máquinas y a como han relegado a la humanidad a unos miles de años atrás de evolución tecnológica. Sin desvelar más detalles de la trama y de cómo suceden los acontecimientos, nos encontramos con una historia bastante convincente en cuanto a explicaciones sin demasiadas idas de olla o utilización de recursos fáciles. Si bien como fallo diremos que peca de los pequeños clichés de las historias con máquinas o ciencia ficción pero aún así se desmarca dándonos una historia original.

La otra historia es la correspondiente al lore, como las diferentes tribus o pueblos y sus conflictos a lo largo de esta nueva etapa de la humanidad. Si bien no es la parte más interesante, el desarrollo de las diferentes historias de las civilizaciones, sus costumbres, religiones y demás es algo que se comporta como los cimentos de una casa, no es algo que se vea a simple vista pero es la base fundamental sobre la que construir una buena historia.

El punto más flojo son los personajes. Salvando a su protagonista y algún personaje más que no nombraremos para evitar posibles spoilers, el resto de los personajes son planos, sin ningún tipo de carisma o sin mucha importancia en la historia. Un historia pude venderse sola con un villano carismático, seguramente conozcas muchos casos en los que el malo se roba todo el protagonismo del juego y pasa a ser la figura más reconocida del título, en Horizon: Zero Dawn el villano no está a la altura de lo que se buscaría y pasa a ser un personaje bastante anecdótico. Otro de los problemas es lo estático o poco fluido de sus conversaciones, tenemos un sistema para poder elegir entre tres respuestas que son compasivos, ingeniosos o violentos, pero a efectos prácticos es innecesario pues al carecer de desarrollo entre personajes o consecuencias nada nos impide actuar bien o mal.

La nueva IP de Guerrilla Games tiene personalidad propia, una historia buena y original pero peca en el fallo de la inexperiencia en desarrollar gran cantidad de personajes y dotarlos a cada uno de ellos de un carácter y una identidad que hacen que sean recordados una vez acabado en título y pasado el tiempo.

Jugabilidad.

Acción rápida en la que experimentas de verdad el arte de la caza. Una jugabilidad rápida y adictiva en la que las batallas contra grandes enemigos exigirán estrategia y preparación para ganar, eso es lo que nos depara Horizon. 

Tenemos dos tipos de combate, el combate cuerpo a cuerpo es el que más deja que desear, armados con una lanza podremos propinar dos tipos de golpes, uno rápido y uno fuerte pero estos se basan en una series de animaciones sin apenas probabilidad de combos, se convierte en algo tosco sin mucha movilidad y poca posibilidad de utilizarlo convirtiéndose en algo más anecdótico que útil. Sin embargo, el combate a distancia es otra historia, el arco, la honda, el cascabel y demás armas forman un arsenal, si bien no muy numeroso, suficiente para montar distintas estrategias para alcanzar nuestros objetivos. Nuestra arma principal será el arco  básico que usaremos paro todo tipo de combate pero sin restarle importancia a otros, el arco largo nos permitirá dispara desde distancias largas y eliminar objetivos con un disparo de precisión resultado muy útil en misiones de sigilo; la honda actúa como un lanzagranadas; el cascabel seria el equivalente a una escopeta siendo muy efectiva a corta distancia. A este arsenal de armas hay que añadirles los diferentes tipos de proyectiles, todo un acierto pues cada máquina es débil a determinados elementos o proyectiles, eso sin contar la cantidad de trampas que podemos colocar tales como cables eléctricos o explosivos a lo largo del combate o trampas activadas mediante nuestros disparos. En dificultades avanzadas el juego invita a utilizar el sigilo ya, peleemos contra humanos o maquinas, movernos sin que nos detecten será una de nuestras mejores armas. El problema del sigilo es lo mismo que ocurre en muchos juegos de este tipo, si el enemigo pierde contacto contigo se olvidara de ti a los pocos segundos.

El foco es una herramienta fundamental a la hora de la caza, al escanear enemigos podremos saber sus puntos débiles, sus partes sensibles o la ruta que llevan para poder tenderles trampas. Otra de nuestras ayudas será la capacidad de ralentizar el tiempo para poder atinar nuestros disparos con mayor precisión a las ya mencionadas partes sensibles de las maquinas tales como depósitos de combustibles, su armamento o partes no cubiertas por el fuselaje. Podemos piratear enemigos para que nos ayuden ya sea sirviéndonos de montura o luchando a nuestro lado, este aspecto puede ser un arma de doble filo con respecto al jugador pues piratear una maquina resta diversión al título pues en nuestro bando son mortales y un solo aliado puede eliminar a todo un grupo si recibir daño.

En canto a la IA de los enemigos encontramos detalles muy buenos y trabajados ya que encontramos momentos en las que se produce una gran interacción entre los personajes o máquinas y el entorno, pero en contra la IA carece de nociones básicas, encontrando en este sentido acciones que parecen no tener sentido. Definiremos la IA con detalles muy buenos pero de escasa inteligencia en la que muchas veces los enemigos muestran enormes síntomas de estupidez.

La recolección y el crafteo son pilares básicos en el título. No solo nos permitirá crear nuestros propios proyectiles, trampas o pociones sino que además nos permitirá comerciar para conseguir mejores armas, armaduras o recursos. Se echa de menos el poder hacer tus propias armas o armaduras quedando estas solamente en las tiendas para poder comprarlas. Tiene ciertos toques de rol como el árbol de habilidades. Tras conseguir experiencia acabando con máquinas o completando misiones obtendremos puntos de habilidad que utilizaremos para comprar habilidades en tres arboles diferenciados. Podemos elegir habilidades de recolección, otras destinadas a la caza y otras al combate. Como ya hemos nombrado existen varias armas y armaduras, además estas pueden modificarse aunque solo en sus estadísticas con distintas mejoras para aplicar más daño o resistir ciertos elementos. La parte de plataformas o escalada no es excesivamente abundante y, tal y como pasa en los juegos actuales, está muy guiada por lo cual no tiene ningún tipo de dificultad.

Para completar la historia principal nos tomara unas 30 horas. Las misiones secundarias están elaboradas y son de diversa índole, desde eliminar una serie de enemigos a recuperar ciertos objetos o investigar algunas zonas. Lamentablemente no innova en el resto pues muchas de ellas son los ya clásico puntos a conseguir en otros juegos del estilo, despejar zonas eliminado enemigos tanto en los campamentos o de máquinas en las zonas de corrupción, piratear los cuellilargos siendo esto un variante de las atalayas de otros juegos, entrar en ruinas para buscar flores metálicas, además de los coleccionables esparcidos por el mundo que debemos obtener.  Destaca sobre todo los retos o desafíos de la logia de cazadores en los que se nos pidem acabar con una serie de máquinas en un tiempo dado.

En general aunque muchas de sus misiones se repitan el hecho de poseer una jugabilidad rápida, desafiante y divertida permite al jugador pasar varias horas recorriendo el mundo o simplemente cazando los diversos tipos de máquinas distintas y disfrutando de su sistema de combate.

Audio.

Doblado íntegramente al español, con un buen apartado, aunque no sobresaliente. Aloy interpretada por Michelle Jenner destaca especialmente sobre los otros personajes que pecan en muchas ocasiones de ser repetitivas, pudiendo encontrar de esta manera con varios personajes distintos que tienen la misma voz.

En cuanto a la banda sonora vemos que cuenta con un tema principal reconocible y emotivo que funciona muy bien en los momentos que suena. El resto de composiciones no están al nivel de este tema pero cumplen con su función ambiental. Hay que hacer una mención especial a lo logrado que esta el sonido para las maquinas y para el ambienten que propician la inversión en la aventura.

Gráficos.

Gráficamente es un espectáculo visual. Lo logrado por el equipo de Guerrilla no solo es el uso de un buen motor gráfico sino el acabado dado a, diseño de las ciudades, de los paisajes y las maquinas son una maravilla. Técnicamente es una maravilla, sin apenas tiempos de carga solo cuando entramos por primera vez a la partida o al utilizar el modo viaje rápido. Es juego se mueve a unos 30fps sólidos y estables sin tirones ni parones. Animaciones faciales buenas sin llegar a la exageración y un uso de los elementos ambientales y de la luz solo clasificables de excepcionales.

A diferencia de otros juegos de mundo abierto donde parece que todo está muerto, en Horizon: Zero Dawn todo está plagado de vida con abundante hierba, arboles, las maquinas en los distintos paisajes, las lluvias, nevadas, tormentas de arena, el paso del día y su iluminación, las gentes en las ciudades acentúan mucho más la sensación de estar en un mundo vivo. Los diferentes habitantes de los asentamientos recuerdan en  a las tribus primigenias indígenas o al arte árabe en otras zonas, también encontramos semejanzas con pueblos mayas o aztecas, tanto por su indumentaria como por sus armas.

Por supuesto las maquinas no podían ser menos y su diseño en la mayoría de los casos están basados en animales reales y muestran un coherencia estética increíble en el que podemos observar el fuselaje, los músculos mecánicos, válvulas, depósitos de combustible, etc. La sensación es de estar viendo una autentica maquina mecánica con todas sus partes.

Conclusión

Horizon: Zero Dawn se sitúa como un imprescindible en el catálogo de PlayStation 4 dándonos una aventura que, sin ser demasiado innovadora en el género y contar con unos ligeros fallos, destaca de manera excepcional en todos sus apartados pasando desde su historia, gráficos, jugabilidad y banda sonora.

Pros.

Gráficamente y estéticamente es una maravilla visual.
Historia y jugabiliad a la altura de su apartado técnico.

Contras.

Personajes poco desarrollados y escasos de carisma.
Pequeños fallos como el combate cuerpo a cuerpo o misiones demasiado clónicas.

Nota.

@ReyesdelMando Los Reyes del Mando
Amazon Logo Textofnac logo

Deja un comentario