Review: “The Leftovers” – Temporada 3 – Episodio 3


“Crazy Whitefella Thinking” (Pensamientos de un hombre blanco chiflado)

La aparición del nombre de Mimi Leder en los títulos de crédito como directora suele ser siempre la promesa de un episodio especialmente relevante, memorable y de alta intensidad dramática y emocional dentro de la serie y “Crazy Whitefella Thinking” cumple las espectativas con creces. La productora y tercera pata del trípode sobre el que se sostiene “The Leftovers” junto a Lindelof y Perrotta es la encargada de relatar y completar a lo largo de 57 minutos el periplo completo de uno de los secundarios más intrigantes de toda la serie, desde el mismo día de la Marcha Repentina hasta el momento actual.

Tal y como sugerían el cliffhanger de la semana pasada y el título de este nuevo episodio (Whitefella es una expresión típica de los aborígenes australianos para denominar al hombre blanco), Kevin Garvey Sr. es el protagonista absoluto de un rocambolesco e intenso viaje físico, emocional y sobre todo mental que lleva al antiguo jefe de policía desde Mapleton a un extenso recorrido a través de Australia. Un viaje que sirve para colocar al personaje en el lado del “bando creyente” de la historia, sorprendentemente a unos niveles incluso superiores a los de Matt Jamison, representación más clara de la fe inquebrantable hasta el momento. Al igual que el reverendo de Miracle, Garvey Sr. ha construido su camino en base a la interpretación de presuntas señales divinas dirigidas a su persona que lo han hecho autoconvencerse de que es el elegido para evitar el apocalipsis.

Manejando con brillantez la omnipresente ambigüedad en cuanto a la interpretación del relato, “Crazy Whitefella Thinking” presenta a Kevin Sr. como el personaje más extremo en dicho aspecto. O es el personaje más decisivo y determinante o el más desquiciado de todos. No hay termino medio posible. El propio episodio parece empeñarse en guiar al espectador de manera bastante evidente hacia la segunda opción por lo exagerado y delirante del discurso de su protagonista, probablemente para evitar que desviemos el foco de Kevin Jr. como elemento principal de la serie y como auténtico “Mesías” destinado a salvar a la humanidad, pero queda claro que el patriarca de la familia acabará desempeñando un rol importante en el desenlace de la historia.

Parece ser que esta temporada convertirá en costumbre el acompañar el opening de la serie con una elección musical personalizada para cada episodio y con el adecuadísimo “Personal Jesus” de Depeche Mode, versionado en estilo crooner por Richard Cheese, se inicia el relato de la fascinante travesía del ex-jefe de policía de Mapleton. Precisamente en Mapleton es donde se inicia dicho viaje, a través de un potentísimo plano inicial que nos revela que las voces en la cabeza de Kevin Sr. comenzaron a manifestarse cinco minutos después de asimilar y presenciar en primera persona el caos producido por la Marcha Repentina. Elección divina o consecuencia de un caso grave de stress post-traumático, el camino que comienza el fatídico 14 de Octubre en Mapleton y termina en casa de Grace está construido en base a una estrambótica mezcla de pasajes bíblicos, potentes drogas alucinógenas, rituales aborígenes, pollitos videntes, canciones mágicas e interpretaciones sesgadas de los acontecimientos y la casualidades por parte de una mente realmente dañada. Una auténtica odisea de proporciones bíblicas capaz de convertir a los episodios protagonizados por Matt en un agradable paseo campestre.

Kevin Sr. cree fervientemente que en el séptimo aniversario de la Marcha Repentina tendrá lugar un nuevo diluvio universal que erradicará todo tipo de vida en el planeta. Gracias a las voces en su cabeza a las que decidió hacer caso y que le ordenaban ir a Australia y a la inestimable ayuda de los poderes mágicos del pollito Tony, ha llegado a la conclusión de que él es el único capaz de evitarlo cantando una canción. Para ello recorre el país de norte a sur siguiendo la “Linea de la Canción”, un recorrido a través de los diferentes pueblos aborígenes en el que deberá ir aprendiendo cada ritual y cada fragmento de la canción con la que presuntamente conseguirá detener la lluvia. Todos los esfuerzos de Garvey Sr. están dedicados a encontrar a Christopher Sunday, líder espiritual aborigen y única persona viva que conoce el último fragmento de canción que le falta para completar su ritual salvador.

Trás descubrir que sigue en contacto vía telefónica con Matt y que es el inspirador involuntario de “El Libro de Kevin” y después de superar los obstáculos representados por las fuerzas del orden y la oficina de enlace con los pueblos aborígenes, Kevin Sr. consigue conocer a Sunday, al que relata de manera pormenorizada su trayectoria vital en uno de los puntos álgidos del episodio. Pero el retorcido sentido del humor de Dios o bien el destino y la pura casualidad suelen ser caprichosos, de manera que Kevin Sr. acaba sin la última porción de la canción, perdido en medio de la nada y condenado a una travesía por el desierto (literal) como prueba definitiva de su fe. Durante su accidentado periplo tiene lugar la escena más extraña e impactante del episodio durante el encuentro con el automovilista depresivo que decide acabar con su vida prendiéndose fuego a sí mismo y al vehículo que hubiese supuesto la solución perfecta para la situación de Kevin. Aunque Kevin interpreta el “No me llevaron” como un lamento referido a la Marcha Repentina, las motivaciones del suicida no quedan del todo claras, debido a la pregunta que éste le formula: – “¿Matarías a un niño si pudieras curar el cáncer?” – “No.” – “Eso es lo que yo contesté”.

Paradójicamente y aunque el episodio es de principio a fin un vehículo de lucimiento para el magnífico Scott Glenn, que sostiene con talento y veteranía todo el peso del episodio, el otro punto álgido del episodio y el clímax dramático recae en Grace, el nuevo y misterioso personaje introducido en los minutos finales del capítulo anterior. Durante unos minutos Glenn solo se dedica a escuchar el doloroso relato de un nuevo ejemplo de persona absolutamente desquebrajada en su interior. ¿Ha enviado Dios a un ángel para dirigir los pasos de Grace o solo se trata de un loco guiando a una loca? Nosotros de momento lo único que sabemos es que queda una semana menos para el fin del mundo. O no…

Detalles del episodio:

  • Además de ser parte importante dentro del presumible delirio de Kevin Sr., la cinta de audio que lo acompaña en su viaje muestra el profundo amor que siente por su hijo.
  • Las “Lineas de canción” existen realmente y forman parte de la cultura aborigen australiana. Cada pueblo mantienen de manera tradicional sus propias porciones de un canto místico global dedicado a relatar su historia sagrada.
  • Aunque terminó siguiendo la tradición familiar, la vocación de Kevin Jr. en su juventud era convertirse en reportero.
  • En la cinta, padre e hijo hablan sobre John Hinckley Jr., que intentó asesinar al presidente Ronald Reagan inspirado por la película “Taxi Driver” en el año 1981, mismo año del viaje de los Garvey a las cataratas del Niágara y de la grabación. A la pregunta de “Por qué lo hizo”, Kevin Sr. contesta con un contundente “Porque estaba loco” que ilustra de manera irónica su radical cambio de mentalidad trás la Marcha.
  • Vuelve a aparecer el famoso número de Mayo de 1972 de la revista “National Geographic” que nos trajo de cabeza durante la primera temporada. La revista en cuestión fue fuente de diversas teorías (ninguna de ellas demasiado clara) pero la relación más evidente se establecía entre uno de sus artículos titulado “La araña que vive bajo el agua” y la frase “Hay arañas viviendo bajo el agua” que pronunciaba Christine en sus febriles delirios durante el mismo episodio. La canción con la que Kevin Sr. detiene la lluvia en el viaje con su hijo es “Itsi, Bitsy Spider”. Seguramente sea otro de los juegos con los que a Lindelof le gusta mantenernos entretenidos y no tenga mayor recorrido.
  • Christopher Sunday le dice a Kevin Sr. que su canción es para traer la lluvia, no para detenerla. Su contestación “Todo está sujeto a interpretaciones” expone a las claras como el antiguo jefe de policía lee las presuntas señales divinas que marcan su camino como mejor le parece.

  • – “¿Sabe cúal es el libro más vendido de la historia? – “Supongo que la Biblia” – “Pues esta es la maldita secuela”. Poco más que decir. Una de esas frases lapidarias para el recuerdo que solo pueden estar en un guión maravilloso.
  • Kevin Sr. relata que a su llegada a Sydney tenía intención de conocer su famósa y emblemática Casa de la Ópera y compró entradas para Verdi. El compositor ya ha tenido una destacadísima presencia en la serie con su “Coro de los Esclavos Hebreos” de la ópera “Nabucco”, la omnipresente banda sonora de todo lo que acontece en el Hotel Limbo.
  • También en referencia a ese episodio, Kevin Sr. le cuenta a Sunday que despertó de su viaje lisérgico de dos semanas en un hotel de Perth junto a un colchón ardiendo y varios hombres blancos con pintura de camuflaje. Cuando Kevin Sr. contacta con su hijo a través de la televisión en “International Assassin” le vemos junto a un colchón en llamas pero junto a unos aborígenes. ¿Qué significa lo de los hombres blancos con pintura de camuflaje?
  • Antes de descubrir que Sunday ha fallecido, Kevin Sr. sonríe al ver a los jóvenes construyendo un barco junto a la casa de Grace en clara referencia al arca de Noé. Noah (Noé) es también el nombre del hijo de Matt y Mary Jamison.
  • ¿Quién ha dejado atrás al suicida a lo bonzo trás responder de manera presuntamente erronea a su pregunta?
  • Cuando Grace encuentra a Kevin Sr. inconsciente al pie de la cruz, las muletas están apoyadas en el suelo de tal manera que parecen unas alas que brotan de él.
  • La travesía por el desierto y el encuentro con la serpiente. Más referencias bíblicas para la colección.

“The Leftovers” – Temporada Final puede seguirse en España a través de Movistar Series y HBO España.

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz
Anuncios

5 comentarios sobre “Review: “The Leftovers” – Temporada 3 – Episodio 3

  1. Como bien expones, el hombre que se quema a lo bonzo dice “¿matarías a un niño si pudieras curar el cáncer?”. Garvey Sr. le contesta que no y él le responde “eso es lo que yo contesté”. Yo simplemente lo interpreté como que ese hombre venía de una entrevista de trabajo o algo por el estilo y le hicieron esa pregunta, a lo que él contestó “mal” porque debería haber dicho que sí hubiera matado al niño para considerarse correcto (movidas de los Recursos Humanos de las empresas…).
    Me encantan tus entradas de la serie. ¡Las leo todas las semanas!

    Me gusta

  2. capitulaZo al caZo! Enorme scott glenn!! potente episodio, otro mas, que maravilla, y que quede tan poco !!
    Yo creo , que la canción infantil esa Itsy bits spider, tiene que ver con la lluvia.
    yo es que aun con el “viaje” lisérgico y el pollo Tony estoy aun a l u c i n a n d o!
    Oscar de la CRUZ- como no-hoy ! g r a c i a s

    Me gusta

    1. Investiga por la red el tema de las lineas de canción australianas pero creo que los fragmentos son muchísimos.
      Suerte en tu intento de detener el diluvio. 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.