Análisis: Portal Knights


Mezclando RPG, exploración y construcción. Por Sergio Santero.

Siguiendo la corriente de otros juegos que tuvieron una versión temprana en PC, Portal Knights, desarrollado por Keen Games y distribuido por 505 Games, llega a su versión final en PlayStation 4 (versión analizada), Xbox One, PC y en un futuro a Nintendo Switch.

Portal Knights nos pone en un mundo fragmentado en el que deberemos viajara a través de las diferentes mundos o islas por medio de unos portales. Es propio en este tipo de juegos darnos un punto de partida siendo más una excusa para poder a jugar pero se echa en falta dar algo más de trasfondo a este apartado.

Jugabilidad

En la misma línea de los juegos de construcción basados en cubos, tenemos una mezcla de rol, exploración y un sistema de construcción y crafteo tanto de materiales, armas y armaduras.

Uno de los puntos distintivos es la personalización del personaje. Esto no solo se basa en lo estético sino en la clase, disponemos de tres de ellas: guerrero espectro en el combate cuerpo a cuerpo utilizando espadas, mazas y hachas; guardabosques, tal y como su nombre indica experto en el combate a distancia con arcos, ballestas y armas arrojadizas y mago siendo su punto fuerte la magia, como no podía ser otra manera, pudiendo utilizar varitas, cetros y guadañas.

Cada personaje tendrá su equipo propio siendo el diseño de las armaduras y trajes bastante diferenciador entre otros y teniendo la necesidad de fabricar de distintas maneras y en distintos lugares. La elección de cada clase es vital para el desarrollo del juego y merece la pena perder unos instantes en probar con qué clase nos sentimos más cómodos. Con el guerrero nos encontramos con el combate cuerpo a cuerpo más directo pero ineficaz en el combate a distancia. El guardabosques experto a distancia pero de baja defensa y débil con armas cuerpo a cuerpo. Y por último el mago dependiente de conjuros y de cómo utilizar los distintos elementos contra los enemigos.

El sistema de combate sencillo, cuanto luchamos contra un enemigo los asignamos y nuestra cámara se fija en él y podemos rodar y atacar, se echa en falta un botón para poder cubrirse. Es un sistema fácil de entender y jugar, pero a su vez puede no suponer un reto pues los enemigos tienen unos ataques fáciles de esquivar y muy reconocibles. Al derrotar enemigos podemos farmear determinados recursos o  conseguirla completando misiones, al igual que un número determinado de experiencia con las que podremos subir de nivel. Esto último además nos proporcionará puntos de habilidades con los que podremos adquirir nuevas ventajas y atributos que dependerán de nuestra clase.

Pasando por el crafteo tenemos una gran variedad de construcción. Nuestro primero objetivo es arreglar el banco de trabajo y construir otros útiles como el horno para fundir metales, el yunque para fabricar las armas y armaduras del guerrero, el altar para el equipo del mago y también crear pociones y hechizos y también el taller del arquero siendo este el centro de trabajo de guardabosques. Además disponemos de la mesa de dibujo en el que fabricaremos parte de la decoración como estanterías, puertas, sillas, etc. Estos diferentes centros tienen diferentes niveles o Tiers y deberemos recolectar materiales como hierro, oro, gemas, resinas para subirlos de nivel y acceder a muchas más opciones de crafteo y equipo más potente. La recolección de recursos es un aspecto importante para avanzar, tenemos una gran cantidad de minerales, gemas, ingredientes, materiales de construcción y demás.

Para continuar entre las diferentes islas deberemos activar una serie de portales. Necesitaremos los cristales de portales que se crean a atreves de esquirlas, esta esquirlas las conseguiremos eliminando enemigos o al minar recursos. Esto, aunque al principio no tenga mucha importancia, más adelante será muy relevante porque serán necesarias muchas más esquirlas para seguir avanzando y puede dar lugar a una situación repetición en la que es necesario pasar un tiempo consiguiéndolas.

Un sistema de construcción muy sencillo y dinámico basado en bloque, como muchos otros géneros parecidos al famoso Minecraft, que se hace agradable y sencillo manejar y ofrece ayudas al jugador para crear estructuras, por ejemplo nos indica con un bloque fantasma donde queremos colocar el bloque sirviendo de guía. Tiene pequeños elementos que llaman la atención, como por ejemplo en las estanterías para guardar objetos, si guardamos cosas estas aparecerán repletas con paquetes, libros, etc.

Pero no todo puede ser bueno en este título, algunos aspectos están descuidados empañando el producto final. Entre ellos contamos con unos tiempos de carga entre isla e isla que se hacen bastante pesados teniendo en cuenta que en determinadas ocasiones debemos viajar entre varios lugares para conseguir un elemento y volver a nuestra base. Otro aspecto negativo es la falta de NPCs, tenemos algunos repartidos por el mundo pero se limitan a darnos unas frases simples o a mandarnos unas tareas que se resumen en darles algún elemento u objeto o eliminar algún enemigo o grupos de ellos.

Goza de multijugador online hasta para cuatro jugadores y un multijugador local para dos jugadores en pantalla partida. Además se puede jugar en primera o tercera persona.

Gráficos.

Estamos ante un título muy bonito tanto estéticamente como gráficamente. Personajes de tipo cartoon en mundos con varios biomas, tales como praderas, volcanes, tundras, selvas, desiertos y hasta pasajes lunares. Los escenarios son muy coloridos y agradables a la vista. El diseño de los enemigos es simple y aunque los diseños se repiten con ligeras variaciones el color hace que los distingamos.

El aspecto de los bloques de creación nos da estructuras muy bonitas tanto las propias del mundo tanto como las nuestras. Refiriéndonos al diseño de armas y armaduras encontramos un estilo muy bueno con equipo muy estético y chulo con armaduras muy bien diseñadas tales como de vikingos, gladiadores, túnicas de mago, etc.

En cuando a rendimiento, salvando los ya mencionados tiempos de carga, nos encontramos un título bastante estable sin tirones ni saltos, aunque si hemos encontrado ciertos algunas caídas de frames en el modo de pantalla partida para dos jugadores.

Conclusiones.

Portal Knights es un juego que bien puede darte muchas horas de diversión sobre todo jugando con los amigos, aunque también puede llegar a aburrirte si este tipo de géneros no es de tu estilo. La sensación general es de que se han tocado todos los palos como la construcción, exploración, toques de rol pero que no se ha alcanzado un nivel demasiado alto de ellos. Sin embargo debemos decir que es un juego que gustará a todos aquellos que disfrutaron con títulos como Minecraft, LEGO Worlds o Dragon Quest Builders.

Pros.

Apartado estético y visual muy bueno.
La mezcla de géneros le da un plus de originalidad.

Contras.

Determinadas mecánicas pueden ser muy repetitivas.
Combate casi anecdótico, siendo demasiado sencillo en dificultad.

Nota.

@ReyesdelMando Los Reyes del Mando

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s