Análisis: Friday the 13th: The Game


De vuelta al Lago Cristal. Por Quique Bernal

Casi cinco meses después de su salida en edición digital para las consolas de nueva generación, gracias a Badland Games, el juego creado por IllFonic y Gun Media lanza su afamado survival horror cooperativo Friday the 13th: The Game en formato físico.

Para aquellos que no lo conozcan, Friday the 13th: The Game es una recreación al formato videojuego del tan famosísimo género cinematográfico Slasher, que prácticamente tomó forma con el clásico Halloween del maestro Jhon Carpenter, y que película tras película, ha perdurado hasta nuestros tiempos.

Friday the 13th The Game film 2

Tras el rotundo éxito que supuso la terrorífica obra protagonizada por Michael Myers en 1978, una Paramount Pictures en horas baja pidió al director Newyorkino Sean S. Cunningham que replicara la fórmula del asesino enmascarado, para de ese modo poder asegurar rentabilidad en la taquilla.

Dos años después, en el año 1980 nacería Friday the 13th, y con ella Jason Voorhees, un asesino implacable con una máscara de Hockey que cubriría su deforme cara, y que cuyo único objetivo en la vida, sería el de masacrar a toda persona que osase acercarse al Lago Cristal, lugar donde casi muere ahogado el propio Jason en el año 1957.

Friday the 13th The Game film.jpg

Los enormes resultados en taquilla que obtuvo Friday the 13th aquel año de 1980 la convirtieron casi de inmediato en un clásico instantáneo del Slasher, generando tras de sí once secuelas más (si tenemos en cuenta Freddy contra Jason), un remake algo discutible con Michael Bay en la producción, y algún que otro videojuego al margen del que hoy nos ocupa.

Jugabilidad
Friday the 13th: The Game es un título de temática survival horror en tercera persona, enfocado por completo a la vertiente online. Ya hemos visto títulos con esta temática recientemente, como puede ser el caso de Dead by Daylight. Friday the 13: The Game básicamente lo que hace es reciclar muchas de las fórmulas del título de Behaviour Interactive, y las envuelve en un bonito paquete ochebtero de lo más nostálgico, que lo hacen completamente irresistible para los fans más puristas de la saga cinematográfica.

El concepto del juego que nos ocupa está muy claro. Uno de los jugadores encarnará al terrible e implacable asesino en serie, cuyo único objetivo es el de dar caza y exterminar al resto de jugadores, y los demás deberán de valerse de los distintos objetos y escondrijos que el mapa nos irá proporcionando, para tratar de huir de este y lograr sobrevivir hasta que el tiempo de juego se agote.

Friday the 13th The Game 2.jpg

Pero la cosa no es tan sencilla como de primeras podría parecer, ya que la diferencia en cuanto a jugabilidad varia bastante dependiendo en el bando que juguemos (incluso se le podría achacar al título una irregularidad bastante pronunciada en este aspecto).

Jason Voorhees cuenta con una serie de habilidades, que irá desbloqueando a medida que la partida avance. Dichas habilidades consisten en una mejor visión para localizar a las víctimas, velocidad para poder atraparlos rápidamente y distintos modos de asesinatos al más puro estilo Mortal Kombat, que iremos desbloqueando a medida que nuestro personaje vaya subiendo de nivel (también desbloquearemos distintos aspectos de Jason Voorhees, inspirados en las secuelas cinematográficas).

Friday the 13th The Game 1.jpg

En cuanto al grupo de monitores del Lago Cristal, cada cual tiene sus propias habilidades (velocidad, sigilo, fuerza…). Estas, podrán ser mejoradas en el menú del juego una vez vayamos subiendo de nivel. Al jugar como víctimas seremos mucho más vulnerable, pero el aliciente de colaboración con el resto de jugadores para poder huir de Jason, y las distintas tácticas a emplear con los diversos objetos y lugares del mapeado, hacen que sea mucho más divertido, que jugar como el asesino (sobre todo si contamos con varios amigos en la misma partida).

Las dos vertientes de jugabilidad que muestra Friday the 13th: The Game aportan algo de variedad a un título de por sí repetitivo. Pero el tosco manejo de los personajes, y su descompensado equilibrio, impiden que la experiencia sea aún más gratificante.

Friday the 13th The Game 5

Gráficos
Visualmente, Friday the 13th: The Game es un título bastante discreto. Si bien sus entornos están muy bien retratados (siendo muy reconocible para los verdaderos fans de la saga), el uso del potente motor gráfico Unreal Engine 4 no ha sido del todo aprovechado, y como resultado nos ha dado un acabado bastante más oscuro de lo que este tipo de obra requería, y unas animaciones faciales en sus personajes de lo más pobre y estático.

Friday the 13th The Game 6.jpg

Una verdadera lástima que no hayan contado con más recursos ni presupuesto. De haber sido así, seguramente el resultado habría sido muy distinto.

Sonido
El título viene con todas sus voces en inglés y subtitulado. Lo más destacable de este apartado se lo lleva sin lugar a dudas los momentos en los que jugamos con Jason Voorhees, ya que constantemente oiremos los susurros de su madre en nuestra cabeza, y nos irá felicitando a medida que vayamos acabando con el resto de los personajes.

Por otro lado, tenemos los típicos sonidos empleados en ventanas y puertas de madera que se rompen, todo muy correcto. Pero si hay algo que destacar de este apartado, es la brutalidad a la hora de recrear las muertes finales de las victimas tanto en lo visual, como en lo sonoro. Es lo que más nos ha gustado de este Friday the 13th: The Game. Y si a ello, le añadimos algunas melodías bastante reconocibles, nos encontramos con un conjunto bastante aceptable, pero que en ningún momento termine de destacar.

Conclusión
Friday the 13th: The Game no es un título que vaya a pasar a la historia por su calidad. Pero sí que nos encontramos ante una obra muy disfrutable (sobre todo si se juega con amigos), que hará las delicias de todo fan de la saga y amante de los años 80.

Friday the 13th The Game 4.jpg

Una obra sencilla, directa y lo más importante, divertida. Tiene sus fallos, y posiblemente haya alternativas mejores, pero si creciste con la película de Sean S. Cunningham, Friday the 13th: The Game no puede faltarte en tu estantería.

Pros
Buena recreación de la saga cinematográfica.
Muy divertido, si se juega en compañía.
La brutalidad de Jason Voorhees, recreada con total fidelidad.

Contras
Partidas muy descompensadas.
Discreto apartado técnico.
A la larga puede resultar repetitivo.

Notas

NOTA WRC7

@ReyesdelMando Los Reyes del Mando
@kikebernal84 Quique Bernal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s