Análisis: Call of Duty: WWII


En la guerra se lucha con armas, pero la ganan los hombres. Por Quique Bernal.

Como viene siendo habitual en la industria desde hace algún tiempo, no hay mes de noviembre sin la llegada de un nuevo Call of Duty. Pero tras una recepción bastante tibia por parte del público con respecto a su última entrega, Activision decidió dar una vuelta de tuerca a su franquicia estrella para devolvernos nuevamente a los orígenes de la saga con WWII.

Para ello, el estudio de Santa Mónica ha decidido que semejante tarea recaiga sobre Sledgehammer Games, filial y desarrolladora Californiana de la propia Activision, que tienes títulos en su haber de la franquicia como Modern Warfare 3, o su más reciente hasta la fecha Advance Warfare.

WWII Desembarco.jpg

WWII nos sitúa nuevamente en la segunda guerra mundial. De hecho, su campaña da inicio el 6 de junio de 1944 con el desembarco de Normandía, el llamado Día D. Todo ello, lo viviremos a través de los ojos del recluta Ronald «Red» Daniels , interpretado por Brett Zimmerman, y los soldados de la primera división de infantería estadounidense.

A partir de aquí, su historia nos hará vivir de primera mano los terribles conflictos conocidos ya por todos, como la batalla de Aquisgrán, la liberación de París o los campos de exterminio, etc. Todo ello en una serie de misiones (11 en total) que en su dificultad más elevada, nos llevará más de 6 o 7 horas superarlas. Como punto a favor hemos de decir que ha sido todo un acierto por el equipo darle un enfoque mucho más humano al tratamiento de los personajes en lugar de convertirlos en las típicas máquinas de matar, tan características de este tipo de juegos.

Pero no solo tendremos lucha de trincheras en WWII. También viviremos el fragor de la batalla a los mandos de cazas, jeep, tanques… etc. Esto aporta algo de variedad a una trama bastante más lineal de lo que la saga nos tiene acostumbrados últimamente, pero que al mismo tiempo se ve empañada debido al exceso de script que Sledgehammer Games ha empleado para darle ese toque bélico cinematográfico tan marca de la casa.

Jugabilidad

Como muchos sabrá, Call of Duty: WWII es un shooter en primera persona de corte militar. Esto consiste básicamente en disparar a todo lo que se mueva en una serie de misiones que, si bien pueden resultar algo lineales, aportan cierto toque táctico muy de agradecer con el nuevo sistema de recuperación por botiquines, en lugar de la salud regenerativa. O el de poder afrontar algunos combates desde distintas posiciones. Es un ligero soplo de aire fresco que esta saga necesitaba tras una serie de entregas bastante clónicas en cuanto a lo jugable.

Otro de los aspectos del título que nos llega con un cierto aire de renovación, es el manejo de los vehículos. Si en entregas anteriores simplemente nos encargábamos del manejo de artillería y un leve pero escaso uso de los mandos del vehículo que manejasemos, en esta nueva entrega se nos da algo más de libertad en ese apartado.

WII Tanque.jpg

La utilización de jeeps, tanques y cazas resulta bastante estimulante y divertida en las misiones donde hacen acto de presencia. Pero al igual que en el manejo de nuestro personaje a pie, el estudio se ha quedado un poco a medias en cuanto a su ejecución. Si bien hay que decir que todas estas pequeñas incorporaciones le vienen muy bien a esta obra, pero el no haber apostado por todas ellas hasta el final y haberse dejado llevar por el juego de moda del momento, y sus mecanicas archiconocidas, hacen que este WWII pierda algo de su personalidad al quedarse un poco en tierra de nadie.

Pero dejemos atrás su modo campaña para pasar a hablar de lo que realmente hace atractivo al nuevo COD, su multijugador. Esta nueva entrega continúa siendo muy conservadora en este apartado, pero ciertos añadidos y modos implementados hacen que sintamos un leve toque de novedad en una fórmula nunca ha defraudado a sus seguidores más acérrimos desde sus orígenes.

La primera novedad que apreciamos en esta nueva entrega es su Cuartel General. Un espacio en el que interactuar con los distintos jugadores, donde podremos también seleccionar contratos y desafíos para hacer uso de ellos en las partidas online y a la misma vez desbloquear contenido y puntuación que vayamos obteniendo en las mismas. Este concepto de Cuartel General, bebe indudablemente de lo que pudimos ver en La Torre de Destiny.

Por otro lado, tenemos las distintas divisiones de soldados a elegir. Algo que ya hemos visto en anteriores entregas y que en WWII parece haber una diferenciación mucho más marcada que hace que la experiencia de juego varíe bastante dependiendo si decidimos elegir a una división u otra. Dichas divisiones son: la de infantería, ideal para todos aquellos jugadores que se aproximen a este tipo de juegos por primera vez; Aerotransportada, una clase algo más versátil. Para jugadores que ya tengan algo de experiencia con la franquicia; Blindada, ideal para todos esos jugadores que busquen potencia de fuego y resistencia; División de Montaña, clase centrada más en el tipo de juego a larga distancia (francotiradores), que harán las delicias de todos aquellos que busquen un tipo de juego pausado y de sigilo; Y para finalizar tenemos a la división Expedicionaria, un estilo de juego mucho más arriesgado. Ideal para los mapas pequeños y enfrentamientos cuerpo a cuerpo.

A continuación, pasaremos a hablar de los distintos modos de juego que trae este COD. La gran mayoría de ellos son altamente conocidos como conocido por todos como puede ser por ejemplo, Duelo por equipos. El modo más clásico de la saga, que consiste en conseguir mayor puntuación que el equipo contrario. O Dominio, modo de juego en el que tendremos que conquistar varios puntos del mapa, y mantenerlos hasta el final de la partida. Tambien está Buscar y destruir, que consiste básicamente en defender o destruir un objeto del mapa. O Baja confirmada, modo similar a duelo por equipos, con la diferencia de que aquí tendremos que ir recogiendo las chapas de los enemigos a los que eliminemos para poder puntuar. Terreno de juego es una especie de juego deportivo, que consiste en llevar una pelota hasta la base enemiga. Todos contra todos es un modo muy recomendable para aquellos que quieran ir por libre en lugar de jugar en equipo. Punto Caliente.es el modo en el que tendremos que tomar una posición y defenderla hasta el final. Tomar la bandera es un modo similar a Terreno de juego, en el que se sustituye la pelota por una bandera. Y como novedad tenemos el modo Guerra, modo en el que tendremos que colaborar con todo el equipo para realizar una serie de objetivos (algo muy similar a lo que hemos podido ver en títulos como Overwatch).

WWII Zombi.jpg

Y para ir acabando con este apartado, tenemos el tan conocidísimo Zombi. Modo que vio la luz por primera vez en World at War y que se ha convertido en todo un referente en la saga. Como en el resto de entregas nuevamente nos encontramos con un modo divertido y muy desafiante para jugar en compañía (máximo cuatro jugadores). Pero a diferencia del resto, para esta nueva entrega, el estudio ha querido apostar más por dar una coherencia narrativa a las aventuras de nuestros cazadores de zombis, y ha apostado por facilitar un poco las tareas a seguir en cada mapa. De este modo los jugadores más despistados no tendrán que recurrir a guías o videos en internet de los mismos.

Como punto negativo, hemos de decir que hemos encontrados varios mapas en el modo multijugador reciclados de otras entregas. Esto puede agradar a algunos por el hecho de volver a revivir sus mapas favoritos, pero nos parece un poco tomadura de pelo para aquellos que buscamos algo nuevo y genuino.

Gráficos

Gráficamente WWII cumple sobradamente con los estándares de la actual generación. Nos encontramos ante un título de aspecto muy realista. Sus escenarios, personajes, efectos de luces, etc. Todo está sumamente cuidado. Comentar también, que hemos jugado a la versión de PlayStation 4, y si bien hemos encontrado algún que otro problema con sus texturas (al parecer, la versión de Xbox One X corrige esos problemas), el juego corre a unos estables 60fps con una resolución de1080p. Eso sí, nuevamente nos encontramos ante un título de escenarios rígidos, donde apenas apreciamos efecto alguno de destrucción de los mismos.

WWII Personajes.jpg

En lo que se refiere a su modo online el juego también luce muy bien, a pesar de notar alguna que otra caída en según que mapas. Pero si tenemos que destacar algún aspecto visual de su multijugador, nos quedamos con el modo Zombi. Su estética decadente y oscura ha sido llevada aún más lejos en esta nueva entrega, y los diseños de sus distintos monstruos y criaturas harán las delicias de todo fan de los no muertos.

Sonido

El apartado sonoro es donde hemos encontrados más altibajos. Si bien el título viene completamente doblado al castellano, hemos apreciado ciertos déficits de calidad a lo largo de la trama. Hemos de decir que ciertos fallos no empañan demasiado el resultado final de la obra, pero ello impide que acabe brillando en su totalidad.

Por otro lado, tenemos el sonido de la batalla. Todas las armas, explosiones y demás efectos, logran transmitir a la perfección esa sensación de guerra constante. Oír el silbido de las balas en algunas batallas, o el ruido ensordecedor de los Stuka alemanes al realizar sus ataques aéreos, componen un marco incomparable que pocos títulos de este corte logran transmitir.

WWII Trincheras.jpg

Como tercer punto a tratar en este apartado, hablaremos de la banda sonora. Se podría decir que esta nueva entrega cuenta con la que posiblemente sea la banda sonora más floja de toda la saga. Pero no es todo negativo, ya que la gente de Sledgehammer Games y Raven han sabido emplear correctamente en todo momento el uso de la misma (un claro ejemplo de ello es la ausencia de música, en la misión del desembarco de Normandía).

Conclusión

Call of Duty: WWII es un buen juego, que agradará tanto a los más veteranos de la saga como a los que se acerquen a ella por primera vez. Su campaña es divertida, su modo online continúa siendo muy sólido, y su modo Zombi es todo un referente en su género.

Activision parece haber escuchado a sus jugadores, y ha vuelto en cierto modo a los orígenes de la franquicia. Ésta ha decidido apostar más por un estilo de juego más clásico, obviando por completo todo rastro de doble salto y ambientaciones futuristas de entregas anteriores. Eso sí, hemos de decir que la saga nuevamente se ha quedado a medias en lo que a innovación se refiere, preocupándose más por imitar al título de moda del momento en lugar de tratar de recuperar su propia identidad.

Pros

  • De vuelta a los orígenes de la saga.
  • Cuidadísima ambientación y puesta en escena.
  • Su online continúa siendo muy sólido y divertido.

Contras

  • Escasa duración de su modo campaña.
  • Activision sigue apostando más por imitar la fórmula del juego de moda, en lugar de aportar identidad propia.
  • Reciclar mapas de anteriores entregas en su modo online, en lugar de ofrecer experiencias completamente nuevas.

Nota

yookalayleenota

@ReyesdelMando Los Reyes del Mando
@kikebernal84 Quique Bernal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s