Análisis: Furi


Cero tonterias. Todo bosses. Jose Luis Mediavilla

Le empezamos a deber muchas cosas a la nueva consola de Nintendo , y de momento son las oportunidades que nos brinda de poder analizar y rejugar pequeñas joyas que en su momento por las vicisitudes del destino no pudimos disfrutar. Ese es el caso que nos traemos entre manos con Furi. Este juego indie de manos de Games Bakers, que cautivo la atención de los medios por su propuesta y no solo por su llamativo diseño artistico.

El objetivo es acabar con todos los jefes que nos pongan por delante y eso no va a ser fácil, linea roja donde juega Furi llevándonos a la extenuación. Exprime el concepto de los bosses finales hasta el límite. La propuesta es simple y es olvidarnos de todo el “relleno” que contienen los juegos para uno tras otro eliminar los jefes finales, que si bien es cierto son las partes que suelen ser más espectaculares en los videojuegos. Ese momento al que ansiamos llegar para disfrutar de toda su majestuosidad y dificultad.

Furi-CODEX-002.jpg

La narrativa no es su punto fuerte. No se toma tiempo en relatarnos el proceso que ha llevado a nuestro héroe a tener que plantarse ante tan magnos oponentes. Sabremos lo justo, que somos el elegido, y sin mediar palabra nos ponemos a repartir. Acaso pequeñas píldoras, nociones básicas para que tras huir de nuestra jaula luchemos contra el primer boss. Ya desde el principio se muestran las cartas boca arriba tras el espectáculo de efectos y luces, colores y sonidos.

Jugabilidad

El control está basado en el manejo de ambos sticks. Uno para desplazarnos y el otro para disparar o lanzar o golpear en esa dirección. Altas dosis de cuerpo a cuerpo aderezadas de proyectiles que dotan a los combates de una colorida pocas veces vista.

La dificultad es alta. Partamos de la base de que aquí no contamos con checkpoints o puntos de guardado. La duración de cada enfrentamiento obviamente dependerá de nuestra pericia, pero la media serían unos 20 min y llegan a ser complicadisimos una vez nos acercamos al final. La frustración otra vez dependerá de vuestra paciencia, ya que aqui no hay nada hacer ademas de matar a los jefes. Nada de muchedumbre de bajo nivel donde practicar.

folder

Si morimos una vez tras otra como decíamos sin checkpoints durante el combate con el boss, habrá que repetir desde el principio hasta acabar con el. No es en sí una tara del planteamiento, pero está claro que el jugador actual esta muy mal acostumbrado en cuanto a dificultad se refiere.
Apenas descansaremos entre combate y combate más allá de los desplazamientos entre uno y otro a través de los majestuosos paisajes. De los que hay que decir que lo único que ofrecen es belleza. Poco más interesante o productivo ofrecen en el aspecto jugable.

Los combates están muy bien planteados, y tienen todo el protagonismo del título, y esa era la intención. sorprenden mecánicas que surgen en determinados momentos del combate, giros de guión que añaden interés. Aun así moriremos demasiado me temo, y prueba tras prueba nos enfrentaremos a los jefes hasta conseguir la dinámica perfecta y paliar todos los ataques.

Furi_20160703134536

Hay elementos que influyen directamente en el transcurso y que son bastante novedosos. Por ejemplo que nuestra vida está ligada a la del enemigo por lo que si perdemos vida, este rellenara la suya. Si bloqueamos al enemigo, recuperaremos salud. O si quitamos bloques del adversario cambiara sus ataques.

La curva de dificultad es alta y no siempre bien balanceada. Es un juego exigente. Un desafío para los jugadores. Una exigencia que pondrá a prueba nuestro interés y ganas de superación en muchos casos. Esto es importante puesto que es un juego corto, asi que alargarlo conseguirá que este defecto sea más llevadero.

furi-theline1jpg-19af91_1280w

Gráficos.

Gráficamente es un juego resultón, ya no por su potencia gráfica, ni sus texturas si no por lo creativo y maravilloso mundo que han creado. Toda una lección de buen gusto a la hora de diseñar bosses y escenarios. Un espectáculo visual que rinde como se espera. Lleno de surrealismo y sueños. Durante el combate los enemigos irán cambiando, transformándose como si de etapas se tratasen, otro ejemplo más de la creatividad.

Sonido

La música electrónica es otro de los protagonistas del título. La banda sonora está formada por temas de grupos de la escena electrónica, como Carpenter Brut. Esto durante los combates, pero durante los paseos bajara la intensidad.

Conclusión

Una propuesta muy original y directa por parte de Games Bakers. Furi va directo a lo más importante y espectacular de los videojuegos que imita y homenajea. Un juego difícil y exigente que requiere mucha implicación y habilidad por parte del usuario. Tiene detalles mejorables, pero nunca sera un error darle una oportunidad y disfrutar de su espectacularidad.

Pros

  • Diseño artístico.
  • Propuesta orginal y divertida.

Contras

  • Tiempo perdido entre jefe y jefe.
  • Altísima dificultad.

Nota

portianota

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s