Análisis: The Sinking City


Un juego obligado para los fanáticos de los juegos de detectives. Por Rafa Suárez Muriel

El veterano desarrollador de juegos de detectives Frogwares, mejor conocido por su fantástica serie de Sherlock Holmes, incluido el excelente lanzamiento de 2016, The Devil’s Daughter, está probando algo nuevo: un juego de terror de supervivencia inspirado en la novela corta de H. P. Lovecraft, The Shadow over Innsmouth. Juegas como el investigador privado Charles Reed, que viaja a la inundada ciudad de Oakmont en Massachusetts para descubrir por qué ve visiones espantosas. A partir de entonces, se ve envuelto en un complot complicado que involucra a un hombre noble parecido a un mono, una raza de gente de peces, un culto y muchos horrores indescriptibles. Mientras tanto, extraños monstruos están aterrorizando partes de la ciudad, así que aparte de tus deberes de detective, hay una pizca de combate simple que involucra tanto cuerpo a cuerpo como armas.

ss_77fa724d83b06ac931e469cbec93b1e637db89cf.1920x1080.jpg

Jugabilidad

La progresión en The Sinking City depende de su capacidad para deducir qué hacer a continuación, que generalmente (pero no siempre) se explica en su mayoría dentro de su Libro de Casos, al que se puede acceder desde el menú de pausa. Por ejemplo, puede recibir una ubicación vaga donde encontrar a alguien o pedirle que investigue un edificio en particular. A partir de estos consejos, terminará acotando su búsqueda, seleccionando palabras clave para buscar dentro de los archivos de una institución en particular, o encontrando evidencia en un lugar determinado. Lo último es lo más importante, ya que no solo recopila pistas, sino que también puede usar su capacidad de Ojo de la Mente para observar escenas relacionadas con objetos o revelar muros falsos, así como su capacidad de Retrocognición, que le asigna tareas para colocar los eventos en orden y así obtener más. información sobre su caso actual. Una vez que haya obtenido suficiente evidencia, lo juntará todo en su Mind Palace para poder extraer conclusiones sobre el caso en cuestión.

the sinking city trailer.jpg

Todo esto puede parecer mucho, pero se implementa de una manera muy intuitiva. Sin embargo, si comienzas a jugar The Sinking City con una mentalidad lógica de videojuego, es probable que te sientas frustrado porque te obliga a utilizar el razonamiento deductivo real y la observación en su lugar. Este es mi aspecto favorito de The Sinking City, ya que en realidad sentí que estaba en los zapatos de Charles Reed en lugar de simplemente guiar a un personaje a través de los segmentos de prueba y error. Dicho esto, hubo algunas partes excepcionalmente irritantes a lo largo de la aventura, como una secuencia de Retrocognición que me llevó a reconstruirme, ya que las escenas no parecían tener mucha razón o razón para ellas. Además, hay algunos jefes que no están seguros de cómo derrotar al principio, por lo que requieren un poco de conjeturas.

Otro aspecto de The Sinking City que se maneja increíblemente bien es el hecho de que está ambientado en una ciudad masiva que presenta muchas áreas infestadas llenas de monstruos, estructuras para investigar e incluso algunas partes submarinas. La exploración de la ciudad se realiza a pie o en botes de mano. También hay muchos puntos de viaje rápidos convenientes para desbloquear que facilitan mucho el recorrido. Cada área es distinta, como el oscuro Reed Heights, la repugnante bahía de Grimhaven que está cubierta de peces muertos y el elegante pero inquietante Oldgrove. Encontrar el camino es algo fácil debido al mapa del menú de pausa y la brújula en pantalla, pero hubiera sido mucho más fácil si hubiera un mini-mapa en el juego porque tener que hacer una pausa constantemente mientras navega por partes complejas de la ciudad es un fastidio.

D-eeGmpU8AADSCv.jpg

The Sinking City está impresionantemente abierto, ya que generalmente puede explorar cualquier parte de la ciudad en cualquier momento. Además de eso, hay miles de decisiones que tomar que cambian la historia y los casos paralelos para completar para ciertos NPC. Debido a esto, hay una tonelada de valor de repetición, ya que puedes volver a jugar mientras tomas decisiones diferentes y tomas más casos secundarios para ayudar a desarrollar el mundo retorcido. La campaña requiere muchas horas para completarse por sí sola, por lo que el hecho de que hay mucho más en The Sinking City es excelente.

Finalmente, The Sinking City desafortunadamente tiene muchos problemas de rendimiento, siendo los tiempos de carga los más implacables. A veces, encontrará algunas pantallas de carga consecutivas que pueden durar desde 15 segundos hasta un par de minutos cada una. Además, hay fallas gráficas como pop-in severas, extraños marcos fuera de lugar cada vez que el ángulo de la cámara cambia en las escenas de diálogo, e incluso serás testigo de que las imágenes se detienen por completo y luego saltan a menudo. Estos problemas me parecen ridículos porque los gráficos no son tan buenos. Diablos, algunos personajes son francamente horribles y la barba de Charles Reed está dibujada de forma ridícula.

the-sinking-city-wallpaper-4_rrw9.jpg

Gráficos

Aunque no es sobresaliente en ese aspecto, hay que decir que es de lo más acertado y aparente, los diseños de personajes como sus criaturas están muy conseguidos y todos lo que hayan leido a HP Lovecraft sentiran que cumple con todas sus espectativas. Lo unico reseñable en lo malo, digamos que seria sus pantallas de carga, pero buenos son cosas solucionables posteriormente.

Sonido

Musicalmente The Sinking City es también un juego típicamente Lovecraftiano, que mezcla el terror con melodías a instrumentos propias de otras culturas, y con algunos recursos de la música atonal. He tenido que jugar con cascos, no por querer sino porque el juego y los calores del pre verano, han puesto mi querida y discreata One X a bufar como nunca lo había hecho, lo que me ha dado la oportunidad de experimentar el diseño de sonido del juego como se debe. The Sinking City nos da lo que esperamos a nivel sonoro, los gorgoteos de las criaturas mutantes, el eterno sonido de la lluvia que siempre nos acompaña, las goteras en las casas, y los sonidos de gritos lejanos conspiran para componer una Oakmonton misteriosa, sudorosa y fascinante, en la que el olor a humedad y pescado podrido se pueden palpar en cada esquina.

Conclusión

A pesar de todo esto, The Sinking City no es impecable. El ambiente se siente espeluznante, invadido, vacío y roto todo al mismo tiempo, de una buena manera. Hace un trabajo fantástico al configurar la narrativa de un mundo Lovecraftiano y sumergirte en ese estilo de horror que se alimenta de temor, sin embargo, esto solo funciona cuando los gráficos pueden continuar. Jugando en una PS4, estaba triste al ver la frecuencia con que la pantalla se rompía o saltaba. Incluso correr por la calle tendría numerosos contratiempos. Los entornos y los objetos se convertirían en realidad y las texturas tardarían varios minutos en cargarse, entrando y saliendo de este mundo que depende de la necesidad de la inmersión. Me encontré apreciando la entrega y el tono de los actores de voz, ya que todos se adaptaban bien a sus personajes, pero las animaciones faciales ni siquiera parecían coincidir con la conversación en cuestión. Me parece algo que podrías esperar de Bethesda: tómalo como quieras.

Si bien son molestos, lo más probable es que estos problemas puedan solucionarse, pero es triste que todavía no esté a la altura. La ciudad del hundimiento está paradójicamente repleta de vida y cosas que hacer, mientras te hace sentirte solo e inseguro en la atmósfera. Los sistemas de investigación renovados dependen de sus propios poderes de deducción y el combate es a la vez tenso y estresante. Salvo por los problemas gráficos, The Sinking City es conmovedora, implacable y adictiva. Sus poderes de inmersión y miedo no deben pasarse por alto, y los fanáticos de eldritch horror, Cthulhu, y las cosas que saltan en la noche definitivamente estarán satisfechos jugando en la oscuridad.

Pros

  • Elementos detectives bien implementados que te obligan a usar tus celdas grises
  • Gran ciudad inmersiva para explorar.
  • Cargas de elecciones y misiones secundarias.

Contras

  • Los tiempos de carga tremendos y los principales problemas de rendimiento son regularmente molestos.
  • Algunas partes excepcionalmente frustrantes.
  • Necesita desesperadamente un mini-mapa.

Nota

notasinkingcity.jpg

@ReyesDelMando Los Reyes del Mando
@Rafasumu Rafa Suárez Muriel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.