Crítica: «Frank»

«La genialidad de la locura». Por Oscar De La Cruz

«Frank» es sin duda un film hijo de su tiempo en casi todos los aspectos. Empezando por su distribución en nuestro país, únicamente a traves de Video on Demand en la plataforma peliculasdecineonline.com por solo 2,99 euros, y siguiendo por su planteamiento y temática, la película dirigida por Lenny Abrahamson puede parecer a priori un producto destinado a ser objeto de culto para la comunidad hipster, pero es bastante más que eso. El gancho comercial de una estrella en apogeo como Michael Fassbender interpretando bajo un cabezón postizo durante casi la totalidad del metraje es la gran baza de la película para acercar al público esta joya disfrazada de películita pequeña sin pretensiones, pero con múltiples lecturas y detalles bajo sus capas.

Es muy estimulante asistir a la tendencia actual, bastante habitual, de ver a superestrellas de Hollywood alternar grandes producciones supertaquilleras con proyectos más arriegados en el aspecto interpretativo. Además en muchos casos como este que nos ocupa, dichos desafíos son superados con nota e incluso se recordarán como los mejores trabajos de sus carreras. Este papel de Fassbender es un caso muy parecido a la decisión de Tom Hardy de protagonizar una película experimental como «Locke» o el de Scarlett Johansson desprendiendose de su físico como herramienta e interpretando solamente con su voz en «Her».

frank2

Aunque Fassbender como el misterioso y carismático Frank es lo más atractivo de la película, el protagonista es Jon, interpretado por Domhnall Gleeson, un joven con tanta pasión por crear música como falta de talento para ello, que acaba conociendo de manera surrealista a un disfuncional grupo musical de nombre impronunciable, acompañándolos en su peculiar proceso de creación de su nuevo disco. El personaje de Gleeson es el encargado de conducir al espectador mientras va descubriendo a Frank y su banda y el actor está estupendo como único elemento cuerdo de la tropa de músicos, al igual que Maggie Gyllenhaal y Scoot McNairy. Todas las interpretaciones están ajustadísimas a un guión que combina drama y comedia a partes iguales, consiguiendo un resultado global imprevisible, muy divertido,con mucho humor pero a la vez impregnado de un fuerte tono melancólico.

La relación entre Jon y Frank forma el tronco argumental de la cinta. El poder de atracción del lider y gurú del grupo y su extrema sensibilidad (maravillosa la escena con la mujer de la pareja que aparece para ocupar la casa) hace que el joven protagonista, en su ansia por impregnarse de esa genialidad, se acabe convirtiendo en el elemento desestabilizante del grupo y el propio Frank.

frank03

«Frank» propone muchos temas como la locura o la percepción alterada de la realidad como ingrediente indispensable para el talento y genialidad creativa, la contaminación de la pureza artística por las ansias de notoriedad y reconocimiento o la actual forma de medir dicho reconocimiento a base de clicks y visitas en youtube y en redes sociales. Todo ello contado con bastante ritmo, salvo quizá en la parte de la estancia en la casa de campo donde hay un pequeño bajón, pero plagado de escenas divertidas con humor negro y surrealista como la del entierro vikingo, la del desierto o la grabación del disco  y una muy buena parte final.

Al detalle de utilizar los tweets del protagonista en pantalla para ayudar sutílmente a la narración (solo con ir viendo crecer la cifra de seguidores de Jon somos conscientes de la notoriedad que va alcanzando el grupo), se añade otro elemento indispensable de la película que, como no podía ser de otra manera, es la música. Compuesta por Stephen Rennicks e interpretada por los actores protagonistas, comparte el tono surrealista del resto del film y es utilizado de manera magistral para contar la película. Es ridícula y delirante en su melodía y en sus letras cuando la intención es parodiar a los músicos experimentales, es dulce y poética en las escenas entre Frank y John y alcanza su apogeo en la interpretación final del emocionante tema «I Love You All» donde consigue que nos encariñemos definitivamente con unos personajes tan extraños como entrañables.

No es una película que gane festivales o premios ni que arrase en taquilla pero es más que recomendable. Una pequeña joyita muy disfrutable.

Frank4

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz

2 comentarios en “Crítica: «Frank»

Deja un comentario