Crítica: «Coherence»

«El Ser Humano ante el Espejo» por Oscar De La Cruz

Había muchísimas ganas de ver «Coherence» trás su exitoso paso por diversos festivales y el entusiasmo con que crítica y público la habían recibido. La etiqueta de obra maestra de la ciencia ficción quizá sea un poco exagerada, pero sin duda es una joya dentro del género. Con el traje de película casi experimental, hace de su falta de presupuesto una virtud (incluso hay fases en que casi alardea de ello) compensando dichas limitaciones con un guión sin apenas fisuras que saca todo el partido de un punto de partida tan sencillo como imaginativo y que encierra una crítica reflexión sobre la condición humana, como toda buena obra del género que busca su transcendencia en la historia.

coherence2

La opera prima de James Ward Byrkit lleva al límite la película agarrado al concepto «menos es más» al estilo de cintas como «Locke» y dirige a ocho actores en un solo escenario con un estilo hiperrealista. Nos intenta introducir literalmente como un comensal silencioso en esta reunión de amigos donde los actores se mueven como si actuaran en una obra de teatro mientras Byrkit los filma, siempre con cámara en mano y con largos planos secuencia y ausencia casi total de banda sonora. Dicho realismo ocasiona a veces molestos diálogos superpuestos, que junto a los bruscos movimientos de cámara para crear confusión en ciertos momentos son los únicos factores negativos de la película. Factores que sin embargo cumplen su objetivo y no dejan de ser consecuencias del estilo de dirección elegido y de las propias limitaciones de la producción.

coherence5

El ritmo puede parecer lento en la fase de presentación de los personajes hasta el momento de entrar en materia, pero el «crescendo» en tensión e interés y la habilidad para desarrollar la compleja trama sin liar al espectador alcanzan su cénit en un último cuarto de hora sencillamente fantástico. Además trás conocer el desenlace se puede constatar que lo que a priori nos parecen conversaciones banales de unos amigos en torno a una mesa son absolutamente claves para comprender ciertos comportamientos posteriores. Esto hace muy disfrutable un segundo visionado que refuerza la sensación de estar ante un guión perfectamente armado,sin dejar nada al azar, siempre contando con la total complicidad del espectador que acepte entrar en el juego y las reglas que el film propone.

Gran guión y un gran nivel de trabajo actoral donde nadie destaca por encima de nadie consiguen que definitivamente «Coherence» no decepcione. Una experiencia de lo más recomendable, sobre todo si os acercáis a ella sabiendo lo menos posible del argumento. Prohibido perdérsela a cualquier buen aficionado al género.

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz

Un comentario en “Crítica: «Coherence»

Deja un comentario