Crítica: «American Crime» – Episodio 9

Paternidad

El noveno episodio de «American Crime» declara una tregua a sus machacadísimos personajes, a la sociedad norteamericana y al sistema penal y judicial para centrarse en diversos sacrificios y actos de amor paternal. Han pasado cuatro meses desde aquella fatídica noche del 15 de Septiembre y muchos de los personajes parecen ir dando síntomas de recuperación en cuanto a cordura y sentido común, trás el enorme cúmulo de decisiones pasionales equivocadas, consecuencia del intenso drama sufrido.

Russ Skokie, durante su estancia en la casa de Matt y Gwen, se topa con unas horripilantes fotografías que reflejan las lamentables acciones de su hijo durante su servicio en Irak y no duda en segundo en hacerlas desaparecer para al menos proteger su memoria. También la relación entre Tony y Alonzo experimenta mejoras, gracias a que la rabia que gobernaba los actos del joven va desapareciendo y empieza a ser consciente del crítico destino que le espera al final del camino que ha tomado. El simple hecho de que Tony pida ayuda a su progenitor es suficiente para que la máxima prioridad de Alonzo sea sacar a su hijo del reformatorio, incluso sacrificando los esfuerzos de toda una vida de trabajo para conseguirle la mejor defensa posible.

También paternalista es la actitud de Nancy y Russ hacia Barb. Ante el descubrimiento del arma comprada por su representada, el temor de que pueda usarla contra sí misma hace que la asesora recurra a Russ para que intente eliminar cualquier indicio de esa idea de su mente, dando paso por vez primera a un fantástico y civilizado diálogo entre el ex-matrimonio Skokie, despojado de la hostilidad habitual.

El episodio también ofrece la oportunidad de observar el recién estrenado lado paternal de Hector, al igual que las dudas de Tom frente al coraje y la ferrea determinación de Eve ante el alta médica de Gwen y su regreso a casa, pero es Ruth Taylor, la madre de Aubrey, quien protagoniza una de las tramas más interesantes. En un inteligente movimiento, recurre a Aliyah para poder acceder a Carter y convencerle de que el acto más puro de amor que Nix puede hacer por Aubrey es separarse definitivamente de ella, en un último y desesperado intento por salvar a su hija. Trás el simbólico mensaje, la reacción de Aubrey da paso a una de las secuencias más impactantes en lo que llevamos de serie, por contraste con el tono suave que presidía el episodio hasta el momento.

crime1

Con la cámara fija sobre el rostro de la joven, asistimos al pormenorizado relato de los hechos ocurridos el 15 de Septiembre a las 23:45 en los que Aubrey se autoinculpa de los disparos que acabaron con la vida de Matt Skokie y casi con la de su esposa.

¿Otra de las mentiras de Aubrey? La lógica hace pensar que sí. Un acto suicida de amor desesperado ante el panorama de perder a Carter para siempre. La serie siempre ha jugado con la imagen de Aubrey insinuándola como una mentirosa patológica y de las buenas (ni siquiera sabemos a ciencia cierta si su hermano abusó de ella realmente o no) aunque lo cierto es que su relato de los hechos es tan sumamente detallado y coherente como para que nos planteemos seriamente que lo que cuenta es lo que ocurrió en realidad.

Pronto lo averiguaremos ya que estamos a solo dos episodios de la season finale y el juicio a Carter Nix ha comenzado. La verdad será revelada.

«American Crime» se emite los viernes en Movistar Series.

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz

Deja un comentario