Review: «Juego de Tronos» Temporada 6 – Episodio 9

«The Battle of the Bastards»

Episodio nueve. Para otras series puede ser solo una cuestión númerica pero no para «Juego de Tronos». Quien sabe si por casualidad o por el brutal impacto de «Baelor» en la primera temporada, el evocador dígito, representación del delantero centro y el gol en el mundo del futbol, también ha adoptado simbología de «killer» dentro de la serie de HBO y se ha convertido en una tradición anual destinada a hacer historia televisiva año trás año.

thrones3

Son seis años uniendo los conceptos «episodio nueve» e «Historia de la televisión», tanto por mi parte como por cualquiera que dedique parte de su tiempo a escribir y compartir su visión y opiniones sobre esta gran obra. Una afirmación reiterativa, rimbobante y para muchos que no vivan la serie de manera tan pasional probablemente exagerada, que en esta ocasión obtiene un nuevo respaldo en forma de rotundos datos.

«The Battle of the Bastards» es, después de el mítico «Ozymandias» de «Breaking Bad», el segundo episodio de una serie televisiva en alcanzar la puntuación de 10 sobre 10 en IMDB. A la hora en que os escribo estas lineas, 29.903 internautas le otorgan esta nota media histórica. Al fin y al cabo fríos números para amantes de la estadística y que seguramente se irán moderando con el paso del tiempo, pero que ilustran a las claras el poderío emocional y el entusiasmo desatado por esta sobrecogedora y espectacular experiencia audiovisual.

thrones1

Más allá de cuestiones presupuestarias (cifras también históricas para la televisión) o argumentales, hay que volver a quitarse el sombrero y colocar en el centro de todos los halagos virtudes puramente cinematográficas. «La Batalla de los Bastardos» es básicamente un mediometraje bélico dirigido por Miguel Sapochnik, que supera de manera exponencial su magnífico trabajo en «Casa Austera», hasta el punto de que si sustituimos su nombre en los créditos por el de Steven Spielberg o Alejandro González Iñárritu te lo crees sin atisbo de duda.

Sirva como ejemplo que posiblemente la escena más espectacular y perfecta a nivel técnico protagonizada por los dragones hasta el momento y en la que por fin se puede contemplar en todo su esplendor todo su potencial como armas de destrucción masiva, queda reducida a simple telonero de lo que está por llegar. Cualquiera podía esperarse un derroche de efectos digitales y acción y violencia desatadas pero hemos de caer rendidos a un recital de planificación, dirección y montaje que dejan un sinfín de imágenes y sensaciones que quedarán grabadas a fuego durante mucho tiempo. 600 miembros del equipo involucrados, 500 extras, 25 especialistas, 4 equipos de cámara y 80 caballos para 25 días de rodaje en tierras irlandesas (un episodio normal de cualquier serie tarda en rodarse entre 8 y 12 días) únicamente para filmar un enfrentamiento que combina a la perfección sus pausas, sus momentos de calma tensa, con otros en los que la cámara se mueve de manera frenética, dentro de un caos tan sublimemente organizado que en ningún momento perdemos la perspectiva de donde está y que está haciendo cada personaje. Un abanico de recursos interminable a la hora de aprovechar al máximo el entorno y al mostrar los movimientos tácticos, sin dejar jamás de lado su objetivo primordial a la hora de mostrar la guerra en su expresión más salvaje, primaria, agónica y horripilantemente violenta.

thrones2

Esa grotesca montonera de cadáveres y miembros cercenados, esos escudos con el aterrador símbolo de la casa Bolton avanzando en una paciente danza, al igual que esas lanzas mortalmente selectivas, el barro mezclado con sangre, el cuerpo del gigante sembrado de flechas en su último y agónico esfuerzo, los claustrofóbicos e irrespirables segundos que se hacen eternos bajo los cuerpos y pisotones de aliados y enemigos… Una experiencia brutal y extrema cuya intensidad casi consigue hacer olvidar las escasas pero realmente interesantes escenas de diálogo.

thrones6

Aunque pueda parecer paradójico dentro de un episodio dedicado en su mayoría a mostrar hombres asalvajados despedazándose, «The Battle of the Bastards» se sostiene en su linea argumental a través de un alegato feminista. Los hombres luchan y mueren en conflictos resueltos por mujeres, en un claro y definitivo paso adelante hacia el fin del patriarcado en Poniente. Un gran acierto que no debe pasar desapercibido el unir en el mismo episodio a Sansa y Daenerys como elementos tan sumamente decisivos, al igual que la nada casual inclusión de Yara Greyjoy en la trama para remarcarlo aún más. Tres mujeres destinadas a gobernar, evolucionadas y fortalecidas gracias a la sed de venganza, una motivación que puede convertirse a la vez en su perdición y enviarlas de cabeza hacia los mismos errores cometidos por sus predecesores. En este aspecto es donde cobrá auténtica relevancia el papel de Tyrion como imprescindible guía y consejero de Daenerys a la hora de evitar que la Madre de Dragones acabe consumida por dicho sentimiento, de la misma manera que el sentido del honor de Jon se antoja básico para que la joven Stark mantenga la frialdad que requiere su nueva posición.

thrones4

Ahora solo nos queda conocer como se resuelve la trama de Desembarco del Rey, cual será el precio de la importante ayuda de Meñique a Sansa, cual será la reacción de Ser Davos hacia Melissandre y si sabremos algo de más de Arya y Bran en una season finale que también promete emociones fuertes. ¿Volveremos a la Torre de la Alegría? ¿Tendremos a Lady Corazón de Piedra? Misterios que quedarán resueltos dentro de una semana y una eternidad de espera hasta la próxima temporada en la que habrá tiempo de valorar más reposadamente esta sexta entrega. Lo que es seguro es que con el episodio de hoy a nadie le ha pasado por la mente ni incoherencias de guión, ni tramas flojas, ni presunta decadencia de la serie ni nada por el estilo. Hoy tocaba simplemente disfrutar.

Grandes momentos del episodio:

  • El episodio en sí. De principio a fin una obra maestra televisiva.
  • Tyrion defendiendo su gestión de la ciudad mientras esta se cae a pedazos. Un político en su máxima esencia.
  • Millones de espectadores en todo el mundo con el alma encogida y pensando al mismo tiempo: !Pero no vayas recto, muchacho! !Corre en zig-zag!
  • Hasta nunca Ramsay. Sansa, tu sonrisa de satisfacción es la nuestra.
  • El estandarte de la Casa Stark vuelve a ondear donde le pertenece.

Puedes seguir «Juego de Tronos» en Canal + Series y Yomvi.

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz

Deja un comentario