Crítica: “Black Mirror” Temporada 2


“La confirmación de la genialidad” por Oscar De La Cruz

Una segunda temporada siempre es un momento especialmente delicado para toda serie de éxito. Una auténtica reválida a la que obras tan rompedoras y originales como “Black Mirror” se enfrentan con una presión añadida, fruto de las altas expectativas de una audiencia en la que se mezcla el entusiasmo por recibir nuevas historias con el temor de que el nivel de inspiración y genialidad muestre signos de agotamiento.

Afortunadamente, las tres nuevas piezas de esta segunda temporada mantienen un fantástico nivel y alcanza uno de los más altos picos de excelencia de toda la serie, consolidando a Brooker como uno de los grandes genios creativos contemporaneos.

En el post anterior intentábamos introducirnos en los retorcidos recovecos de su mente y en su particular visión del mundo pero si su quirúrgica y certera capacidad de observación es digna de aplauso, no lo és menos su enorme talento a la hora de construir historias. Brooker consigue con sus guiones un efecto en el espectador extremadamente difícil de lograr, sobre todo en estos tiempos. Esa capacidad de captar la atención y manejar al espectador más experimentado a su antojo bajo una incómoda y a la vez placentera sensación de alerta constante cada vez es más complicada de encontrar. Es una auténtica maravilla como el genio británico juega con los géneros, la narrativa y con nuestras mentes, haciendo completamente inútil cualquier esfuerzo por adivinar que va a ocurrir a continuación. Sabes que el impacto es inminente pero nunca sabes por donde te va a llevar el golpe.

La segunda temporada de “Black Mirror” es la confirmación de que lo logrado en la primera entrega no es flor de un día ni fruto de una inspiración pasajera. A continuación el análisis de los tres episodios, de nuevo con la firme recomendación de no leerlos hasta que los hayáis visto.

“Be Right Back” (Vuelvo Enseguida)

mirror8

 “Black Mirror” regresó en un punto similar con el que finalizaba su primera temporada. La intimidad de una pareja es el escenario para un potente drama sobre el amor y el dolor de la pérdida. El rastro que dejamos en internet y sus redes sociales como porciones que van construyendo una proyección artificial de nuestra alma y nuestra personalidad es ya de por sí un interesantímo punto de partida y, aunque la tendencia de Brooker de exprimir sus premisas hasta el extremo quizá podía haberse evitado en esta ocasión sin perjudicar el mensaje, “Be Right Back” termina alcanzo una conexión emocional de lo más especial.

Gran parte del mérito corresponde a las maravillosas interpretaciones de su pareja protagonista. Domhnall Gleeson, antes de ser un nombre habitual en grandes películas como “El Renacido”, “Star Wars: El Despertar de la Fuerza” o “Ex-Machina” y una Hayley Atwell a punto de convertirse en la agente Carter y formar parte importante del Universo Marvel, compusieron una pareja de enamorados maravillosamente creíble y cercana.


“White Bear” (Oso Blanco)

mirror6

El plato fuerte de la temporada y en mi modesta opinión uno de los picos más altos de genialidad de toda la serie. “White Bear” juega con nuestra mente de una manera implacable mientras asistimos estupefactos a algo que no terminamos de comprender. ¿Es un slasher post-apocalíptico? ¿Una de zombies? Únicamente podemos ser testigos impotentes del horror, la sádica persecución y el acoso que sufre la amnésica protagonista mientras una inquietante y silenciosa multitud registra todo en sus teléfonos móviles. Cuando llega el desenlace y todas las piezas encajan (y trás unos prudenciales minutos para digerirlo, asimilarlo y recuperarse del brutal impacto) sólo queda levantarse y aplaudir uno de los retratos más devastadores sobre la infinita crueldad del ser humano y una controvertida reflexión sobre la justicia y la venganza. Una obra maestra imprescindible.


“The Waldo Moment” (El Momento Waldo)

Black Mirror - The Waldo Moment

Llegar después de un episodio tan brutal como “White Bear” no jugó a favor del que para muchos es el episodio más flojito de toda la serie. “El Momento Waldo” puede pecar también de quedarse algo corto en cuanto a lo que podría esperarse de una sátira política sobre el poder de los medios de comunicación imaginada por Brooker. Expande el concepto del político como símbolo vacío y simple títere de los auténticos poderosos que ya se apuntaba en “El Himno Nacional”, aunque con menos agresividad y mala leche de la que podía haber dado un tema tan jugoso. También es cierto que la historia gana en posteriores visionados y que en este caso ser el capítulo más flojo de “Black Mirror” únicamente supone bajar del sobresaliente al notable alto.


“White Christmas” (Blanca Navidad)

mirror10

Los especiales de navidad son algo habitual, casi una tradición en las series de televisión británicas. Para hacer más llevadera a los fans la insoportable espera entre temporadas, “Black Mirror” regresó con la excelencia habitual por bandera, engarzando de manera magistral tres mini-tramas al servicio de un guión absolutamente redondo.

La serie se permite el lujo de auto-homenajearse y aprovecha para reciclar y expandir idéas ya utilizadas anteriormente con el atractivo del fichaje de una estrella norteamericana de la talla de Jon Hamm como maestro de ceremonias. El personaje de Hamm es la perfecta representación de los peligros del uso perverso de la tecnología. Tan carismático como amoral.

Aquí podéis leer la crítica más pormenorizada del especial que publicamos en su día.

“Black Mirror” Temporada 2 está disponible en Netflix

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s