Review: “Juego de Tronos” – Temporada 7 – Episodio 5


“Eastwatch” (Guardaoriente)

Como bien se ocupa de presentar la secuencia de créditos de la serie, Guardaoriente (Guardaoriente del Mar en las novelas) es la fortaleza situada más al Este en el Muro y su punto más cercano al mar donde la Guardia de la Noche tiene su puerto. El nombre de dicha fortaleza sirve como título y como escenario del desenlace de uno de los pocos episodios puramente de transición de lo que llevamos de temporada. Nada que ver con episodios de transición de temporadas pasadas, “Guardaoriente” sirve como resaca de los recientes acontecimientos y a su vez como preparación ante los venideros siguiendo el manual de estilo de esta temporada en particular: El tiempo apremia y pasan muchísimas cosas en poquísimo tiempo.

De hecho podría quedar perfectamente para el recuerdo como “El episodio del teletransporte” si tenemos en cuenta la velocidad a la que la mayoría de personajes se desplazan por Poniente a lo largo de su desarrollo.

La season finale de esta reducida temporada está a la vuelta de la esquina y a lo largo de sus 59 minutos de duración vemos a Jaime y Bronn de vuelta en Desembarco del Rey, a Ser Jorah en Rocadragón reencontrándose con su amada Khaleesi, que también ha regresado trás ajusticiar a Randyll y Dickon Tarly e incomprensiblemente no preocuparse en absoluto del Matarreyes y el mercenario (es lo que tienen las prisas). A pesar de no viajar a lomos de un dragón, Tyrion también está de vuelta en Rocadragón, pero solo para tomarse una copita de vino con Varys y planear una incursión en Desembarco del Rey y organizar una reunión clandestina con su hermano a la que asistimos en la siguiente escena. Un viaje relámpago parecido al de Jon en su regreso al norte, que en cuestión de minutos pasa de estar acariciando a Drogon a internarse en tierras salvajes junto a Tormund, Ser Jorah, la Compañía Sin Estandartes y Gendry, el bastardo de Robert Baratheon sorprendentemente recuperado para la trama, todos ellos con la misión de obtener pruebas de la existencia de los Caminantes Blancos y de la amenaza que representan para los Siete Reinos.

Situar y reunir es el objetivo principal y el episodio se pone a ello a una velocidad de vértigo, en contraste absoluto con el Ejército de los Muertos que sigue tomándose su viaje con una calma envidiable. La pachorra parece ser una de las pocas satisfacciones que supone estar muerto y no tener fecha límite para erradicar todo atisbo de vida en Poniente. Tal es la velocidad del desarrollo de los acontecimientos que casi no nos deja saborear sonados y esperados reencuentros cara a cara como los mencionados entre Ser Jorah y Daenerys o el de los hermanos Lannister y nos escamotea directamente la reunión entre Jon y sus hermanastros Arya y Bran, que no hubiese estado mal que el Rey en el Norte se hubiese tomado unas horitas para abrazarlos, tranquilizar e informar al resto de norteños y de paso reclutar más espadas para su misión.

Por si todo lo referente a la trama principal fuera poco, las subtramas también tienen su espacio para avanzar y dejar un buen número de revelaciones jugosas. Cersei ha asumido con inteligencia el golpe en la mesa ejecutado por Daenerys y empieza a ser consciente de la imposibilidad de ganar la guerra a pesar de haberla comenzado con pequeñas victorias pero no todo son malas noticias para ella. En su vientre está creciendo una nueva vida con la que seguir perpetuando su linaje. En cuanto a la trama de Invernalia, las nada claras intenciones de Meñique dejan entrever el enfrentamiento entre las hermanas Stark como una de las maniobras decisivas para alcanzar su objetivo, sea cual sea. También en la capital del Norte, Bran abandona por el momento su actitud agorera y derrotista para usar sus poderes después de mucho tiempo y localizar la posición de los Caminantes Blancos.

El último escenario por el que transita el episodio es la Ciudadela, de la que Samwell ha acabado completamente harto. Rindiéndose a la evidencia de que no será capaz de conseguir verdadera ayuda o sabiduría por parte de los ancianos Maestres, el joven Tarly pone rumbo al Norte, no sin antes apoderarse de los escritos necesarios para combatir al ejército del Rey de la Noche. Quien sabe si el viaje se adaptará a los nuevos ritmos narrativos de la serie y si veremos a Samwell y Gilly en el Muro en el siguiente episodio, en contraste con el viaje de ida que duró una temporada completa.

Precisamente la joven es la encargada de revelar en un diálogo de apariencia intrascendente uno de los datos más importantes del episodio. Uno de los libros de la Ciudadela guarda entre sus páginas el registro de la anulación del matrimonio entre el príncipe Rhaegar y Ellis Martell y el posterior matrimonio de este con otra mujer (Lyanna Stark). Esto significa que Jon no es un bastardo y que es un Targaryen con todas las de la ley, un dato que queda reforzado con la mansa actitud de Drogon ante su caricia y que lo coloca por delante de Daenerys en la linea de sucesión como legítimo heredero al Trono de Hierro.

A toda pastilla y derrapando un poco en alguna curva, nos quedamos a las puertas de un final de temporada que promete hacernos sentir los gélidos vientos del tan anunciado invierno.

Detalles del episodio:

  • La frase de Ser Davos “Pensaba que seguirías remando” al encontrar a Gendry es un chiste interno generado por un tweet del actor Joe Dempsie publicado después del final de la cuarta temporada en el que escribió “Sigo remando”, en referencia a la última escena en la que apareció en el show. Dicha escena ocurría al final de la tercera temporada.
  • Gendry es el único bastardo del Rey Robert vivo y en consecuencia el único Baratheon que queda en el mundo. Poco amigo de las espadas, utiliza como arma un martillo de guerra decorado con un venado, símbolo de la casa Baratheon, al igual que su difunto padre.
  • El recelo con el que Jaime cree que el pueblo recibirá la noticia de un nuevo descendiente fruto de su incestuosa relación deja otra de las grandes frases Lannister para el recuerdo: “A los leones no les preocupa la opinión de las ovejas”.
  • La rapidez de los acontecimientos no nos permite disfrutar en plenitud del reencuentro entre Tyrion y Bronn, una de las parejas más memorables de toda la serie.
  • El afecto entre Daenerys y Ser Jorah Mormont no es algo que haga especialmente feliz a Jon Snow y la Madre de Dragones parece ser consciente de ello. El gran romance que muchos esperan parece seguir avanzando.

Imágenes: HBO

“Juego de Tronos” Temporada 7 se emite en España a través de HBO España y Movistar Series.

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s