Review: «Better Call Saul» – Temporada 2 – Episodio 2

«Cobbler»

Podría decirse que la vida de Jimmy pasa por uno de sus mejores momentos. Su carrera como abogado parece despegar definitivamente gracias a su esfuerzo y habilidad, recompensados con un puesto de trabajo con el que cualquiera soñaría y además su relación sentimental con Kim va viento en popa, pero hay cosas que simplemente no encajan.

De la misma manera en que el termo de café con la inscripción «Segundo mejor abogado del mundo» no encaja en el posavasos de su flamante Mercedes recién estrenado, su también recién estrenada vida respetable y próspera no termina de encajar del todo con Jimmy y su naturaleza. Fruto del código entre delincuentes, las deudas de favores y porque en el fondo disfruta realmente haciéndolo y ha nacido para ello, Jimmy tarda apenas tres segundos en ofrecer su ayuda a Mike en respuesta a su pregunta: «¿Aún eres moralmente flexible?».

saul4

Esto da paso a la maravillosa escena en la sala de interrogatorios de la comisaría, donde Bob Odenkirk brilla con luz propia exhibiendo todas y cada una de las cualidades que nos hacen adorar a este magnífico personaje. Jimmy/Saul es el mentiroso supremo, un gigantesco manipulador tan consciente de sus habilidades que es capaz de estirar hasta el límite de lo surrealista sus propias mentiras, gustándose ante los incautos títeres a los que maneja a su antojo. La enorme trola que desarrolla ante la atónita mirada de los policías para exculpar a Daniel, aparte de divertidísima, es la esencia pura de un personaje irrepetible. El embaucador nato completamente desatado.

«Cobbler» nos recompensa por partida doble porque además de la performance de Jimmy, tenemos a Mike Ehrmantraut haciendo lo que mejor sabe hacer. Su mente fría, su capacidad para anticipar dificultades y su velocidad para diseñar la estrategia preventiva se muestran también en todo su esplendor con la visita a Nacho como punto álgido y esa media sonrisa condescendiente como respuesta a la pregunta: «¿Cómo me has encontrado?». Sin duda los momentos en que vemos a los dos protagonistas moviendose fuera de los márgenes de la ley son los más memorables, aunque por el momento sigan administrándose con cuentagotas. Es inevitable pensar en el magnífico equipo que forman juntos y en el buen ojo que tenía el gran Gustavo Fring para fichar activos dentro de su organización criminal hasta que Walter White se cruzó en su vida.

saul3

De esta manera Jimmy continúa caminando por la fina linea fronteriza entre la honradez y el crimen. Su instinto natural y Mike tiran de un lado de la cuerda mientras Kim y las ganas de demostrar que Chuck se equivoca tiran del otro. El desmedido respeto y amor por la abogacía y la extrema falta de confianza en su hermano impulsan a Chuck a enfrentarse a sus fobias y salir de su casa para supervisar el desarrollo del caso Sandpiper, casi deseando estar presente cuando Jimmy meta la pata. El apoyo de Kim es decisivo en este aspecto pero la abogada también conoce a Jimmy muy bien y le envía una rotunda advertencia marcándole de manera clara los límites: Una cosa es timar a un pobre diablo para sacarle unos cuantos tequilas gratis y otra muy distinta es falsificar pruebas.

La segunda temporada de «Better Call Saul» continúa a pasitos lentos pero decididos en este segundo episodio dirigido por Terry McDonough, responsable de «Nacho» la temporada anterior y de «Better Call Saul», el ya mítico episodio de «Breaking Bad» que nos mostraba al personaje por primera vez. Otra de las novedades que aporta «Cobbler» es la entrada en escena de Clifford Main, socio del bufete Davis & Main y nuevo jefe de Jimmy, interpretado por Ed Begley Jr.

Puedes seguir «Better Call Saul» – Temporada 2 en Canal + Series y Yomvi.

Imágenes: AMC

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz

Deja un comentario