Review: “The Leftovers” – Temporada 3 – Episodio 8


“The Book of Nora” (El Libro de Nora)

El día llegó. “The Leftovers” nos deja para siempre con un colofón tan sorprendente como polémico. Un desenlace agridulce que hará correr rios de tinta y desgraciadamente reabrirá viejos debates que muchos creíamos completamente obsoletos.

Digo desgraciadamente porque como habréis comprobado todos los que habéis seguido las reviews de cada episodio a través de esta página semana a semana, siempre he considerado a “The Leftovers” como el gran ejercicio de redención de Damon Lindelof como guionista. Entre su infinidad de aciertos, nunca dejé de percibir su utilización de la obra de Perrotta como punto de partida para pulir defectos del pasado y amplificar de manera exponencial sus múltiples virtudes, por eso me es difícil no sentir un pequeño poso de rabia cuando en el momento de la verdad la cabra tira al monte y vuelve a poner en bandeja un arsenal de argumentos a disposición de sus detractores.

leftovers6

Desde sus inicios esta web ha intentado ser un medio analítico, exhaustivo y profundo, pero siempre sin perder de vista que son obras de arte lo que analizamos y lo principal y más importante son las sensaciones que estas generan. Partiendo de esa base tan subjetiva se genera algo realmente maravilloso que gracias a internet ha transformado algo tan íntimo y personal como la contemplación del arte en una experiencia global sumamente enriquecedora. Ya no vemos series, las experimentamos y las sentimos. Cuando termina el visionado no termina la experiencia, acaba de comenzar. Comienza la participación, el debate, las interpretaciones compartidas y enfrentadas, los nuevos descubrimientos…

“The Leftovers” se ha convertido en un vehículo sencillamente perfecto a la hora de generar todo ello y en un antes y un después para esta web, por lo que no me cansaré de mostraros mi eterno agradecimiento. Mil gracias por vuestros comentarios, vuestras opiniones y vuestras teorías, por aportar luz y enriquecer el análisis de cada episodio, por discrepar con tanto respeto y educación, pero sobre todo por compartir vuestras emociones. Por ser la mejor de las compañías a través de un viaje que sin duda hubiese sido bastante menos fascinante experimentado en soledad.

Como los sentimientos mandan, allá van. Hoy no me siento como esperaba que me iba a sentir. “Sorprendente” y “Agridulce” son los dos calificativos que he elegido en el primer párrafo para calificar el desenlace de la serie porque son los más acertados para describir mi estado minutos después de verlo. Esperaba encontrarme una mezcla de euforia y pena por la despedida y acabar seriamente golpeado emocionalmente. Esperaba llorar y no he llorado.

Con la sorpresa sí que contaba, por supuesto, pero no de esta manera. Parece que Lindelof haya enfocado todo sus esfuerzos en mostrar un final sorprendente pero ¿a que precio? ¿Merece la pena un giro tan brusco, saltándose las reglas propias y haciendo tambalear los propios cimientos de coherencia de toda la serie hasta el punto de cambiar por completo su mensaje, solo para pillarnos por enésima vez a contrapie? El debate está servido. Otra vez.

leftovers5

Trás el homenaje musical que muchos pronosticaron en la secuencia de créditos, retomando “Let the Mistery Be”, “El Libro de Nora” supone un colofón maravilloso en su concepción, huyendo del espectáculo y de lo rimbombante a través de una apuesta deliciosamente intimista. El episodio elige relatar en lugar de mostrar, contar la historia por medio de los mejores instrumentos con los que ha contado la serie desde sus comienzos: Sus actores y sus diálogos.

Después de la esperada y emotivísima despedida entre Nora y Matt, la atención se centra en el viaje de Nora por medio de la máquina del que solo vemos su comienzo para acto seguido experimentar un salto temporal y situarnos junto en el momento del flashforward del primer episodio de la temporada. Allí en Australia, es donde se produce el primer encuentro con Kevin después de que este la abandonara en la habitación del hotel.

Durante buena parte el episodio juega con nosotros para que especulemos sobre si lo que está viviendo Nora acontece en el mundo real o no, en gran parte debido a la actitud de Kevin. Que se presente buscándola como si todo lo vivido después de la conversación en el pasillo del instituto no hubiese ocurrido hace pensar (al menos a mi me ha ocurrido) que Nora está experimentando algo parecido a lo vivido por Kevin en sus viajes al “otro lado”. Debido a los similitudes del inicio de su viaje, realmente he llegado a imaginar que el episodio concluiría con Nora despertando de una fantasía creada en su mente donde puede empezar desde cero su relación Kevin, fruto de la privación de oxígeno en el cerebro debido al ahogamiento, pero nada más lejos y ahí es donde se producen los giros de guión con el que la serie pega un tremendo volantazo y toma una dirección completamente nueva.

leftovers2

Solo el paso del tiempo puede justificar medianamente alguna de las incoherencias con las que la serie decide finalizar. No es muy coherente que justo un episodio después de asumir su derrota y de dar por perdida a Nora para siempre, Kevin aparezca en su puerta en un último y desesperado intento por recuperarla, pero podemos pasar por el aro teniendo en cuenta que muchos años de dolor y un ataque al corazón pueden ser argumentos suficientes para que Kevin pueda buscar de nuevo la felicidad aunque sea solo durante los últimos años de su vida.

Sin duda el gran golpe de efecto que hará arder los foros de debate queda revelado en la conversación final y abre la posibilidad de que los cimientos de la serie crujan por completo, dependiendo de lo que decidamos creer. La ambigüedad, herramienta predilecta de su guionista, vuelve a hacer acto de presencia, esta vez para quedarse.

Si decidimos creer a Nora, si todo lo que ha experimentado ha sido real, podemos dar por semi-explicada la Marcha Repentina, lo que rompería la promesa inicial de los creadores de la serie y buena parte de su esencia. En este caso la ciencia ha encontrado la gran respuesta (una dimensión paralela), lo que generaría un punto de vista filosófico nuevo de lo más enriquecedor y un sinfín de preguntas sin respuesta.

Lo fascinante de la teoría es la diferencia de actitudes entre los que se marcharon y los que se quedaron. Tenemos una dimensión en la que ha desaparecido el 2 % de la población mundial y que entra en la espiral destructiva de histeria colectiva y desesperación descrita a lo largo de toda la serie. Al otro lado del espejo lo opuesto. Un mundo en el que el 98 % de la población se ha evaporado en el que los “leftovers” han adoptado una actitud constructiva. Esto supone unas pinceladas realmente innovadoras y sugerentes sobre el retrato del ser humano que intenta reflejar la serie. Una leve herida puede desencadenar el caos más absoluto y sacar a relucir la estupidez, el egocentrismo y las miserias del mundo, sin embargo ante un escenario de debacle total es cuando el ser humano ofrece lo mejor de sí mismo y su máximo potencial en pos de la supervivencia.

leftovers3

Pero si lo que cuenta Nora es cierto y existe una máquina en la otra dimensión que permite regresar ¿Por qué ha vuelto solo ella?, ¿Por qué no lo ha hecho público y ha desvelado al mundo la solución al gran misterio? Demasiadas preguntas que dejan abierta la interpretación de que todo sea una fantasía catártica con la que Nora al fin ha pasado página y ha asumido la pérdida de su familia.

El tercer punto de la discordia tiene nombre propio: Laurie. Muchos de los cogieron un especial cariño al personaje habrán sonreido al descubrir que al final decidió seguir viviendo, una vía que nadie había descartado por completo pero que hace perder mucha fuerza dramática a “Certified”, para muchos el episodio más intenso y memorable de la temporada. Tampoco es incoherente que esa llamada telefónica de sus hijos se haya convertido a la postre en el último cabo con el que la terapeuta se ha aferrado a la vida, pero Lindelof ha sacrificado una despedida antológica dentro de la decisión que más controversia va a crear: Un final feliz.

Volvemos al tema de la sorpresa. ¿Vale la pena intentar sorprender como objetivo priotario? Realmente creo que hoy todos esperábamos sentirnos un poco rotos por dentro. “The Leftovers” ha sido muchísimas cosas pero ante todo una historia realmente triste, devastadora y deprimente. Hubiese aplaudido hasta que me doliesen las manos si los Culpables Remanentes hubiesen tenido razón desde el principio y me hubiese parecido igualmente sublime que ninguno de ellos pudiera saborear su postrera victoria pero al final no ha sido así. Tengo que ser sincero y me chirría bastante que la serie más deprimente de la historia de la televisión termine con un mensaje esperanzador y sencillo como “El amor siempre nos salvará”.

Un amor triste y postrero, taciturno y triste que llega tarde al igual que esas palomas pero que acaba llegando y empujándonos en esa labor tan dura que es vivir.

leftovers4

Esperaba un final más oscuro, a la altura de la valentía de la que ha hecho gala una serie de difícil digestión orgullosa de serlo pero las pequeñas decepciones del lugar del destino jamás conseguirán borrar las sensaciones del viaje. Sigo pensando que Lindelof es un creador único y superlativo en el que pesan mucho más sus virtudes que sus defectos y que “The Leftovers” es su gran obra maestra. Inigualable, conmovedoramente humana y capaz de estimular cerebros y corazones como ninguna otra obra ha conseguido hasta el momento.

Gracias a Damon Lindelof, Tom Perrotta, Mimi Leder, Max Richter, Justin Theroux, Amy Brenneman, Carrie Coon, Christopher Eccleston y todos y cada uno de los que han hecho posible esta experiencia. Gracias HBO España y Movistar Series por habernos permitido disfrutar de ella de la mejor manera posible. Gracias a todos vosotros, lectores por participar y hacer sentir vuestro apoyo y calor.

Hoy todos hemos perdido algo. Hoy es nuestro particular 14 de Octubre. Feliz día de la Marcha.

Detalles del episodio:

  • El primer gran momento emotivo del episodio tiene como protagonista a Matt y la confesión de sus miedos más profundos a su hermana. Al reverendo le aterroriza morir, perder a su familia y no ver crecer a su hijo, miedos muy racionales a los que no había prestado atención mientras duró su locura. Magistral cierre a la evolución y al cambio radical del personaje. Enorme Christopher Eccleston.
  • En una serie donde ha predominado la abundancia de desnudos masculinos (Lindelof se ha convertido en uno de los abanderados a la hora de normalizar este clásico tabú cinematografico) el último episodio nos brinda el desnudo integral de Carrie Coon.
  • El propio título del episodio, la mirada a cámara de Nora diciendo “Yo nunca miento” y el inicio de la palabra “Stop” en sus labios cuando el líquido alcanza la altura de su cuello son parte de las pequeñas señales que Lindelof y Perrotta siembran para crear ambigüedad y que nunca sepamos del todo si el relato final de Nora es real o no.
  • La música vuelve a actuar como perfecto complemento argumental. Cuando Nora descubre que Kevin está buscándola, suena “The Man I Love” interpretada por Billie Holiday. Durante el episodio suenan otros dos temas interpretados por la gran leyenda del Jazz, “Back in Your Own Back Yard” y “Me, Myself and I”. La elección de Holiday como protagonista de la banda sonora del episodio podría estar relacionada con su dramática trayectoria personal y su convulsa vida sentimental.
  • Durante la boda se entrelazan dos canciones muy distintas pero con casi idéntico título: “I´m Out to Get You” de Robin Trower y “Out to Get You” de Disco Tech. La emotiva escena del baile es acompañada por “I’ve Got Dreams to Remember” del gran Ottis Redding, complementando el tono de jazz clásico predominante en la selección musical del episodio.
  • Nora intenta escapar de sus propios sentimientos encerrándose en casa, pero cuando la puerta del baño se atasca, el terror al aislamiento y la soledad sale a la superficie. Otra escena que parece anecdótica y que posee una bella y potente carga metafórica.
  • El destino (y Kevin) parecen confabularse rodeando a Nora de muestras de amor como la boda o los mensajes de las palomas. Incluso la monja combate su soledad con las visitas nocturnas de su amante.
  • El chivo expiatorio es la última gran referencia bíblica y la metáfora más clara y potente del episodio. Grandioso el momento en el que Nora libera al animal y asume sus errores y pecados cargando simbólicamente con ellos con el tema de Max Richter de fondo.
  • “Al menos no lo sacrifican” las notas de humor a lo largo de esta temporada presentes hasta el final.
  • La dolencia cardiaca de Kevin es otro bello apunte sobre el personaje. Un corazón que fue siempre defectuoso como metáfora de su torpeza a la hora de amar. La operación y posterior cicatriz es un claro guiño al desenlace de “The Most Powerful Man…”
  • Que Kevin haya dejado de fumar definitivamente viene motivado por sus problemas cardiacos pero también puede simbolizar su decisión firme de no volver a huir. El tabaco siempre fue una simbólica vía de escape para él a lo largo de la serie.
  • Kevin es el encargado de relatar la situación de cada uno de los personajes y menciona que su padre sigue vivo, pero no hay ninguna alusión a Grace. ¿El amor también ha salvado a Kevin Sr. como parecía intuirse en el comienzo de su relación con la australiana? Nunca lo sabremos, de la misma manera que ella nunca sabrá lo que ocurrió con los zapatos de sus hijos.
  • Nora sube al tejado esperando el regreso de las palomas, al igual que los miembros del culto religioso del flashback y Kevin Sr. trás la tormenta. Todos buscaron respuestas mirando al cielo.
  • Conociendo las particularidades de la relación de Kevin y Nora, “Te creo” es la declaración de amor definitiva, mucho más que “Te quiero”.
  • Tanto la búsqueda de Kevin como el aislamiento de Nora se muestran como penitencias autoimpuestas por sus errores, penitencia que llega a su fin en el magistral plano final de la serie. El chivo, símbolo de los pecados y los errores abandona la imagen para dar paso a la llegada tardía de las palomas.

“The Leftovers” Temporada Final puede seguirse en España a través de HBO España y Movistar Series.

@reyesdelmando Los Reyes del Mando
@Oscar_DLC Oscar De La Cruz
Anuncios

49 comentarios sobre “Review: “The Leftovers” – Temporada 3 – Episodio 8

  1. Estoy de acuerdo con la mayoría de tu review. Mi sensación es agridulce aunque agarrándote a creer en viaje de Nora también te deja el poso de tristeza al ver cómo, al final, ha renunciado voluntariamente a sus hijos, aunque sea por la felicidad de ellos.
    Creo que te falta la referencia en el episodio a los “viajes al otro lado” de Kevin con la dolencia cardíaca que siempre había tenido.
    Por último, mandarte un saludos y dejarte dos entrevistas a los creadores en los que “destripan” la ambiguedad del final.
    http://www.ign.com/articles/2017/06/05/damon-lindelof-discusses-the-leftovers-ending-spoilers
    http://www.ign.com/articles/2017/06/05/the-leftovers-creator-on-ending-series-the-choice-to-save-spoiler

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo me estaba temiendo un final como el de Lost. Y que conste que a mi me gustó y que creo que mucha gente no lo entendió. También creo que en the leftovers un final parecido hubiera encajado mejor. Para mí también ha sido un final incongruente. No ha seguido la lógica y las premisas del resto de la serie. Por qué han utilizado a Laurie? Parece que querían decirnos algo con ello o simplemente era un recurso para despistarnos? Me ha parecido muy tramposo. Está claro que a Lindelof se le da bien crear estas series pero no tanto la conclusión. Aún así hago un balance muy positivo a la serie en general. La 2a temporada fue sublime.

    Me gusta

  3. Estoy en absoluto desacuerdo. El final a estado muy a la altura. Esta temporada a girado principalemnte sobre el apocalipsis pero anievel personal de todos los personajes. Un apocalipsis como punto y final a los diferentes desagrros que han llevado consigo. Y solo nos faltaba el de Nora. Quizas esperabais fuegos artificales dolor y as ira pero esto iba del fin del mundo a nievel personal: Para mi calramente la simbologia indica que Nora nunca viajo. Se rajo al final (se puede hasta oir stop un momento) y finalmente decide cargar con sus pecados yd ar su cierre con la historia que necesita. Y a kevin le da igual. Este viaje a tratado de eso. Me parece tan magistral los dobles sentidos que hasta la historia del infarto puede encajar con la cicatriz del otro lado con los gemelos. En definitiva un cierre sosegado brilante y bello al nivel de la serie

    Me gusta

    1. Estando de acuerdo contigo en que la serie en general y esta temporada en particular tratan sobre el fin del mundo a nivel personal, ¿No te parece un pelín incoherente que los protagonistas acaben sobreponiéndose y rehaciendo su vida?

      Me gusta

      1. Bueno creo que es la propia psicología humana y de la naturaleza. Después de cualquier devastación todo sigue hacia adelante. Y aquí hemos visto todo el proceso en unos maravillosos personajes. También se habla de un final feliz .¿Pero acaso lo es? Creas o no a Nora han sido 20 años varada o perdida llevando sus demonios encima. Y Kevin tanto de lo mismo. Ese reencuentro solo es un punto de comienzo nadie garantiza un comieron perdices. Es la catarsis final de Nora la asunción de la perdida como lo fue para Kevin destruir su mundo de huida , enfrentarse a Dios para Matt o ese suicidio de la laurie racional ( si opino que aquella inmersión fue un suicidio de la laurie que necesitaba explicación y razón a todo). Creo que el problema esque es un episodio anticlimatico casi un epílogo ( por otro parte daba por sentado que sería imposible superar el 3×07 el cual ya asumí iba a ser el clímax de la temporada)

        Me gusta

  4. Lo primero de todo, muchas gracias al Rey del Mando por la genial narrativa de los review, por ofrecernos la posibilidad de sentir aún más las series. Gracias!!!
    Y en cuanto al episodio final, buf, sentimientos encontrados. A mi si que me parece coherente que aparezca Kevin buscándola. De hecho, en el penúltimo episodio, cuando su otro yo le saca “la llave de su corazón”, es cuando se da cuenta que lo verdaderamente importante es Nora y su amor por ella. Por eso le dice “la cagamos con Nora”. Es mucha simbología: la llave, el corazón, el amor!!! Como dice Kevin “lleva buscándola todos los años”. Se da cuenta que es el amor de su vida.
    Por otro lado, Nora. Parece como que está ocultándose de todo el mundo en Australia. El hecho que narre su “viaje” pero no veamos imágenes, me pareció al principio un poco cutre, me generó desilusión por no poder ver ese “otro lado” como vimos con Kevin. Pero poco después de acabar el capítulo, me hizo pensar que todo lo que había contado era falso, que la timaron, llevándose su dinero y por eso duda que Kevin pueda creerla, cuando él ha sido el principal protagonista de esos viajes, incluso el protagonista del libro escrito por Matt, que ella siempre puso en duda. Ahora pensemos como padres y pensemos que Nora siempre echaba de menos a sus hijos (no a su marido). Si el viaje que narra Nora fuese cierto, creo que le habría dado igual que su marido esté con otra. Lo importante para ella eran sus hijos y se hubiese quedado con ellos. Por eso creo que la timaron, que al final se creyó todo el tinglado y se quedó en Australia sin un duro, ridiculizada y sin pareja. Como se escribe en este post “¿por qué no ha hecho público y ha desvelado al mundo la solución al gran misterio?”. Creo que simplemente, porque todo lo que cuenta es falso y ese misterio es solo eso: un misterio. Tampoco olvidemos que Nora está siendo tratada por Laurie, la psicóloga de la serie.
    Creo que todos esperábamos ese final apoteósico que al final no fue, pero que en mi opinión, es el que se merece la serie. Una serie que ante todo es muy psicológica, que nos muestra el comportamiento de las personas ante la pérdida fortuita, y que al final de esta temporada vemos como cada personaje intenta superar sus traumas, miedos o creencias erróneas. Y a Nora parece que le ha costado mucho superar el suyo. Un final “triste y tardío”, y más que esperanzador, creo que “normalizador” que al final llega para todos los personajes. Normalizado por el paso del tiempo, como la vida misma.

    Le gusta a 1 persona

  5. Lindelof y coherencia son incompatibles. Ya advertí en un post anterior que esta temporada estaba siendo decepcionante, y su epílogo no ha hecho más que agravar esa sensación. Mil melones abiertos y que el frikismo especule como con las “novelas” de Paulo Coelho. Una pena porque las 2 primeras temporadas fueron buenas, pero la sombra de Perdidos también ha alcanzado a Leftovers.

    Me gusta

  6. Pues para mi ha estado a la altura. Coherente con lo que pretendia la serie. Contar como han superado los personajes la marcha de sus seres queridos. Una vez mas no pierde el tiempo explicand viajes ni teorias. Muestra los hechos la desesperacion que mostro durante todas las temporadas por superar cada personaje ese episodio, cada uno a su manera. El proceso de cada personaje fue de una manera y tardo el tiempo que cada uno necesitaba. En este caso nora, uno de los mas complejos tomo mas tiempo. Y como dice Kevin, ¿Por que no te voy a creer? Es su camino personal e intimo de aceptacion.

    Le gusta a 1 persona

  7. A mi también me ha gustado y convencido el final, no creo que Nora cruzase y como bien han dicho por arriba se ve claramente que antes que le cubra totalmente el agua Nora va a decir Stop. Quiero creer que Nora miente a Kevin para liberarse de una vez de la desaparición de sus hijos. La escena que más me ha despistado ha sido la de Laurie, no porque apareciese, sino por el niño que tiene en su falda. bien blanquito. Si aún está con John, quien es el padre?
    Bueno supongo que cuando vuelva a ver el capítulo me surgiran nuevas preguntas.
    Me ha parecido un gran final.

    Me gusta

      1. Es lo que tiene más sentido. Más aun conociendo las nulas intenciones de Laurie de tener más hijos y de su edad. No olvidemos que el episodio avanza muchos años en el futuro en la linea temporal.

        Me gusta

  8. He visto unos cuantos finales de series, de todo tipo. La sensación que queda es agridulce, porque ya no vas a recibir mas información de esas personas a las que has odiado, admirado, querido, envidiado, llorado, sufrido. Quizás esa sensación que te queda al final de una serie, y mas en este caso, es la que sufrieron “The Leftovers” en el primer capitulo de la primera temporada. Esa desazón que no te deja continuar adelante, con el constante recuerdo de lo que pudo haber sido y no será jamas. Quizás los creadores de la serie, partieron de un final (la marcha repentina), que todos hemos padecido en algún momento de nuestras vidas, y trataron (dentro de sus posibilidades artísticas como guionistas de poder hacer lo que les de la gana) de contar una historia fantástica, llena de giros inverosímiles, pero que dentro de la serie y de su contexto tengan sentido, mezclando cosas que la razón y la tecnología de hoy en día, difícilmente pueda explicar. Quizás la moraleja sea: Vive y deja vivir. O no haya moraleja y simplemente sea una razón sinrazón para buscar razones. A mi me ha gustado mucho mas “The Leftovers” que “Lost”. Y creo que el titulo da mas información de la que suponemos, porque el final de “Lost”, nos dejó “perdidos” a muchos. Al menos a mi.

    Le gusta a 1 persona

    1. Si hay un mensaje central sin duda es “Lo único que puede salvarnos es el amor”. Si eliminamos el último episodio, el mensaje global de la serie sería diametralmente opuesto. Algo así como “Estamos incapacitados para superar algo tan inexplicable”

      Me gusta

  9. A mi me ha dejado conforme el final, es verdad que esperaba uno menos optimista pero después de todo, me gustan los finales felices. No creo de ninguna manera la historia de Nora, coincido con varios en eso de que se nota que se arrepiente a ultimo momento, pero mas allá de eso me parece que ni Kevin puede pensar como cierta semejante historia, pero es mas fácil decir que si, lo importante es que se reencuentran. Lo que no me queda claro es su intento en decir que fue su amor perdido de la adolescencia y hacer creer a Nora que olvidó todo lo que vivieron juntos. Pocas veces una serie me hizo sentir tanto como esta, eternamente agradecida.

    Le gusta a 1 persona

    1. La extraña actitud de Kevin sirve para hacernos pensar que estamos presenciando el “viaje mental” de Nora. Una vez que descubrimos que todo ocurre en la realidad, queda como bella metáfora del propio deseo de Kevin. Algo así como “Me gustaría borrar todos mis errores y empezar otra vez nuestra relación desde la conversación en el instituto”.

      Me gusta

  10. Muchas gracias a losreyesdelmando me habéis acompañado en esta tercera temporada de la manita. Me han encantado todas las reviews y me han ayudado a disfrutar más de cada uno de los capítulos.
    A mi me ha gustado mucho la serie, la temporada y el final, aunque me pasó igual con Lost…
    Por lo que veo en los comentarios, el final ha gustado más a los que piensan que la historia de Nora no es cierta que los que la toman como explicación de todo el misterio. A mí me da igual. A Kevin le vale y a mí me vale.
    Esta serie está en mi top 3 de todos los tiempos.

    Le gusta a 1 persona

  11. A mi me gusto el final, en lo personal, me gusta creer dos cosas, que todo es una mentira de Nora y que ella se quedo en Australia debido a que ya había renunciado a su vida al momento de entrar a la maquina. O que ella viajo, vivió he hizo todo lo que le dijo a Kevin o vivió allí con su familia hasta que murieron en un trágico accidente y por eso volvió xd
    A mi igual me habría gustado más un final triste onda que en el aniversario el 2% regresara de forma magica y que nora se quedara sola en otra dimensión o que simplemente nunca superaran su situación, pero igual me gustó que terminaran todos “felices” y discrepo un poco contigo, porque a mi parecer darle un final feliz a una serie increíblemente deprimente es una decisión muy valiente.
    Amé tus reviews gracias por tu análisis tan completo durante esta temporada.

    Le gusta a 1 persona

  12. Bueno, para ser breve, porque creo que las tres cuartas partes de todo está en la review, y en los comentarios el resto, creo que Lindelof ha flaqueado en dos cosas: la primera en la relación de Kevin y Nora, que para ambos nunca fue algo más allá que subsistir en el mundo junto a alguien, y la segunda sobre la aparición de Laurie haciéndonos saber que no se suicidió.

    Ambas cosas son factibles, pues en el primer caso la gente puede equivocarse y darse cuenta de que realmente ama a quien dejó, y en el segundo la llamada de sus hijos hizo que Laurie se diera cuenta que podía seguir en el mundo por otros motivos, que en medio de tanta locura y caos dos personas (sus hijos) fueron a buscarla a ella requiriéndole sólo amor y un recuerdo perdido. Vale, puede suceder, y es muy verosímil. El problema es que Lindelof falla (ya le pasó con LOST en millones ocasiones) en basar episodios y tramas enteras en asegurar una cosa para después en el último momento mostrar lo contrario. El problema no es lo que cuenta sino cómo lo cuenta. Que meta el supuesto amor de Kevin y Nora en el final del 3×07 y en todo el 3×08 queda MUY tosco; y que Laurie aparezca como si nada en una llamada parece enviar un mensaje de “aaaah, todo el 3×06 fue de broma”, y ante esta sensación uno cree que le están timando, y que pase eso en una serie es lo peor que puede pasarle a un guionista.

    Más allá de este par de detalles, el episodio final me ha gustado y me ha emocionado. De hecho, el final me parece igual de deprimente que la serie entera. Mientras Nora explicaba su “viaje” al otro lado, me sentía en plan “I want to believe!” y de hecho llegué a creerme su historia. Pero al repasarlo todo en mi mente me he dado cuenta de que es una invención, es una forma de superar la pérdida de su familia enfocándose en que ellos fueron los afortunados por no sufrir lo que el 98% sufre. Es una forma de seguir adelante. Seguramente se echó atrás en el útlimo momento como además parece que ocurre en la escena de la máquina (“sto—-!!”). Pero Nora no podía seguir adelante como “la que se echó atrás y no superó la pérdida de su familia”, ella sólo podía seguir sobreviviendo en el mundo de The Leftovers como “la que fue al otro lado y se despidió para siempre de su familia”.

    A mí, realmente, me parece muy triste. Pero también creo que era necesaria esa última escena: con las palomas posándose sobre la casa mientras la cabra se va, lanzando el mensaje de “todo se fue a la mierda, pero ya que estamos aquí… bailemos”.

    Muchas gracias Los Reyes del Mando, en especial a Óscar y a quienes leen y comentan aquí. Da gusto ver espectadores activos, que exprimen al límite una experiencia audiovisual. Las series y el cine cobran vida con nuestras opiniones, teorías y reflexiones. ¡Nos vemos en otra!

    Le gusta a 1 persona

    1. Fantástico y muy certero análisis. Estoy totalmente de acuerdo palabra por palabra, sobre todo en el primer párrafo. Gracias a ti y ojalá sigamos leyendonos de manera habitual. No quiero echaros de menos!!

      Me gusta

  13. Esperaba llorar y no he llorado.
    AHi las dao amigo!
    se han despedido en ¨paz” ( alegoria de las palomas-cuanto hemos aprendido con Nora y su brutal sinceridad o no , al final no era tan honesta) ,ahora si que me quedo algo ¨lost¨o perdido no por el GRAN LINDELOFF, que talento con lo joven que es ! , sino por que después de The Leftovers que ?? Gracias HBO y sobre todo a O S C A R que si has sabido comentar-contestar y armonizar esta serie ya mítica.

    Le gusta a 2 personas

    1. Pues no nos queda más remedio que aprender de los protagonistas de la serie. Asimilar la pérdida y pasar página. Cuando termine el periodo de luto estaremos preparados para volver a disfrutar y dejarnos sorprender.
      Siempre nos quedará “Mr. Robot”, “Black Mirror”, “Juego de Tronos”… No lo olvidéis: Aún seguimos aquí!! 😉.
      Mil gracias a tí, compañero.

      Le gusta a 1 persona

  14. Me parece un final honesto y coherente con el resto de la serie, además de maravilloso. Al final es todo más sencillo de lo que parece y da igual si la historia de Nora es verdad o no, el tema es si tú te la crees (yo sí).
    No deja de ser una preciosa historia de amor de dos seres superando sus mierdas y madurando para poder estar juntos finalmente. Y la moraleja es la típica de “deja de buscar la felicidad en cosas o personas que ya no están y mira a quién tienes en frente”

    Como dice Kevin “Te creo Nora porque estás aquí ” Todo lo demás sobra.

    Muchas gracias Óscar por guiarnos en este viaje tan maravilloso y hasta la próxima.

    Le gusta a 1 persona

  15. Me ha fascinado el final.
    Yo también creo a Nora. Tened en cuenta que Matt pensaba que había cruzado, eso le había dicho a Kevin y a todos, o también mentía Matt ? Matt no es de mentiras
    Sí, yo creo a Nora y a Kevin
    Laurie no estaba muerta, por eso no apareció en el último viaje de Kevin.

    Es una serie tan personal, que tenéis que dejarme que crea en ellos.

    Y gracias Reyes del Mando y Óscar de la Cruz por vuestro trabajo y genialidad. Un abrazo

    Le gusta a 2 personas

    1. Recuerda que Nora le pregunta directamente a Matt sobre lo que va a decirles a los demás, a lo que responde: “Lo que tu quieras que diga”. La propia serie te ofrece la elección de creer o no. Cualquiera de las dos opciones es correcta.
      Muchas gracias a ti por leernos!! Saludos

      Me gusta

      1. Cierto pero pensad que Nora dice justo al principio del episodio, despacito y mirando a cámara (es decir a nosotros) que ella nunca miente 😉

        Me gusta

      2. También Kevin ha estado buscándola todos estos años porque se resistió a creer que estaba muerta. Todo forma parte del juego de ambigüedad de la serie, precisamente para que divaguemos y discutamos, lo que es fantástico.
        Si leeis la entrevista con Lindelof, en ella dice que él tiene muy claro la opción que ha querido transmitir pero que jamás dirá cual es. Le encanta que discutamos y argumentemos sobre ello.

        Le gusta a 1 persona

  16. Me alegra muchísimo percibir la gran aceptación que ha tenido el final de manera bastante generalizada. Sois unos románticos incurables!! 🙂
    Fuera de bromas, según pasan las horas y lo voy asimilando cada vez me parece más satisfactorio, también a través de vuestros comentarios y análisis.
    Mañana completaré la review con la sección “Detalles del episodio” que no pude incluir por falta de tiempo material.

    Le gusta a 1 persona

  17. Cierto, en este capítulo se debate mucho sobre la mentira.
    Nora le dice a la monja que está mintiendo cuando niega haber estado con el hombre de la escalera y la monja le recuerda a Nora que ella mintió cuando le dijo que no conocía a Kevin.
    Es la genialidad de la serie, cada conversación, cada imagen, tiene un porqué, o al menos una intención.

    Me gusta

  18. A lo mejor la palabra clave de este capítulo final es “mentira”. Es curioso el juego: nos pasamos medio capítulo tratando de entender por qué Kevin está mintiendo a Nora, por qué insiste en que sólo el azar ha hecho que se cruce con ella montando en bicicleta durante sus vacaciones por Australia (sabemos además por la monja que no es cierto), para terminar pensando que es Nora quien miente, que ese viaje de ida y vuelta al otro lado es, como mucho, la consecuencia de un larguísimo tratamiento de Laurie, experta en no hacer explícito un brote psicótico a quien lo padece. Qué cosas, pensábamos que esa maravillosa secuencia en que Nora le daba un cigarrillo para garantizar su secreto profesional y esa despedida con un “la semana que viene a la misma hora” era realmente un “hasta siempre”, que una y otra habían tomado decisiones que hacían imposible que volvieran a hablar, cuando en realidad asistíamos a la primera sesión de una larga terapia…
    Así pues, tenemos a dos mentirosos (tres si sumamos a esa monja lujuriosa, qué bien ha conjugado esta tercera temporada el drama conmovedor y el sentido del humor), dos mentirosos que cargan a sus espaldas durante década y media el peso de sus pecados y de la culpa, como ese chivo expiatorio ofrecido al demonio en el desierto, enredados en una valla que imposibilita la redención. Una referencia bíblica más en una temporada donde hemos tenido a los Reyes Magos, el omnipresente apocalipsis, el evangelio, los apóstoles, la Última Cena… Quizá también, a última hora, a San Pablo derribado de su caballo de dos ruedas para ver finalmente la luz.
    Entiendo que haya quien se decepcione con las lagunas del relato de Nora (quien crea que es cierto realmente), sobre todo con la construcción de una máquina de regreso. Su relato, venga de la parte de su cerebro que venga, es en cualquier caso conmovedor: en “el otro lado” ha desaparecido el 98% de la población, no hay pilotos de aviones, la maleza crece por todas partes, puedes caminar horas sin cruzarte con nadie… y sin embargo sus hijos son felices en ese mundo devastado y casi primitivo, no la necesitan. Entiendo que haya quien se decepcione con el falso suicidio de Laurie. Probablemente, como dice Óscar, sería un final glorioso para el personaje, cerrar lo bombona de oxígeno durante la inmersión… pero un guionista, como un ilusionista, tiene sus trucos, y son buenos trucos cuando no se ven y cuando son creíbles. A veces, y eso no es nuevo en The Leftovers, hay que tener más valor para seguir adelante que para acabar con todo. Hay que ser más fuerte para permanecer entre las ruinas de lo que fuimos que para saltar al abismo. ¿Quién sería capaz de acabar con su vida después de recibir una llamada de sus dos hijos sabiendo que le quieren, teniendo la posibilidad de volver junto a un buen hombre en el que se ha encontrado la paz, y conocer a los nietos? Ojo, he mencionado la palabra “truco”, y no “trampa”, deliberadamente. El truco me parece honesto, la trampa (el ángulo de cámara que sugiere que Glenn está siendo devorado por una horda de zombis), no.
    Y resulta que no nos creemos que Nora haya viajado y haya regresado, nos parece una historia inverosímil fruto de su mente herida. La paradoja es que nos encanta la historia de Kevin, necesitamos creerla a pesar de ser igual de inverosímil: un hombre de mediana edad aparece dos semanas al año en la enorme Australia mostrando una fotografía de su amada, muerta para todo el mundo excepto para él, a todo aquel que se cruza en su camino para encontrarla, hasta que en el brillo de los ojos de alguien detecta que sí, que está cerca. Necesitamos una historia de amor así de grandiosa. ¿Os imagináis a Kevin quince años de su vida soportando una pérdida tan grande como la de la Marcha Repentina (su primera pérdida desde el 14 de octubre), esperando esas dos semanas de vacaciones para, foto en mano, lanzarse a una búsqueda no menos loca que cualquiera de sus experiencias cercanas a la muerte?
    La semana pasada decíamos adiós a Meg y a Patti Levin, dos personajes soberbios. En esta ocasión nos despedimos de otros dos personajes extraordinarios, Laurie y Matt, de manera muy diferente, pero con algo en común: los dos encontraron finalmente la paz antes de afrontar su destino. Aunque el miedo de Matt a la muerte es verdaderamente sobrecogedor. Sabemos también, sin verles, que John, Michael, Jill y Tommy están bien. Podemos ir en paz.
    Y nos quedamos solos, frente a frente, con una pareja irrepetible en la historia de la televisión, Kevin y Nora, desprovistos de todo adorno (hasta la música de Max Richter apenas suena en esta despedida), sin miedo a hablar, con el sosiego que merecen sus corazones enfermos (en sentido real o en sentido metafórico), y con esperanzas renovadas. Enorme Justin Theroux como Kevin, inconmensurable Carrie Coon como Nora, dejándonos una última mentira: “no te busqué porque era demasiado tarde”. No es cierto, era demasiado pronto, porque Kevin y Nora eran una pareja imposible hasta no encontrar la serenidad, hasta no vencer a sus demonios, hasta no enfrentarse, solos, a un futuro incierto. Necesitaban darse cuenta de lo que habían perdido. Y ahora, sólo ahora, es su momento. ¡Suerte!

    Le gusta a 1 persona

  19. Un final digno. A mi me ha gustado y he llorado cuando Nora explicaba su viaje. Me creo su versión. Me quedo con el mensaje que en este lado no estan tan mal, en el otro lado desapareció el 98% de la población! desolador!
    Para mi el mensaje principal que nos quiere transmitir Nora es que no somos imprescindibles, que la vida sigue aún sin nosotros, que al final cuando mueres el que se va es el que pierde.
    Sobre que Laurie aparezca como si nada me sorprendió, aunque tampoco vimos que acabará muriendo…sólo lo deducimos, y al ver su imagen con su nieta, nos da la respuesta, se tiró atrás por su familia. Así que al final, la familia, el amor y uno mismo (da igual el orden) son los pilares de la vida.
    Gracias a los reyes del Mando por vuestro trabajo, os descubrí tarde pero valió la pena, esta tercera temporada para mi no ha sido la mejor pero si ha tenido un final digno para finalizar con esta serie tan espiritual y trágica.

    Le gusta a 2 personas

  20. No estoy nada de acuerdo con que el final de la serie traicione todo lo visto anteriormente o que sea incoherente que los personajes se sobrepongan y rehagan su vida. Sí, la serie ha tenido siempre un tono angustioso, nihilista y depresivo pero también ha prevalecido el mensaje de la búsqueda constante de la felicidad, el bienestar, el sobreponerse.
    No en vano la primera temporada, que es la más pesimista y oscura termina con Nora decidiendo abandonar a Kevin porque no se ve capaz de volver a la normalidad y de recomponerse para después, al encontrar a Lily, decidir quedarse y darse una oportunidad a sí misma y a su relación con Kevin. Del mismo modo, la segunda temporada trata cómo Kevin y Nora intentan por todos los medios de mantenerse juntos y superar sus obstáculos y, aunque les cuesta y todo está a punto de derrumbarse (Nora abandona a Kevin, y este parece estar perdiendo la cabeza), ambos se sobreponen a ello. Kevin se da cuenta de que lo que importa es estar con sus seres queridos y consigue librarse de la culpa y ansiedad que le asolaban y Nora, pese a sus dudas, decide de nuevo no abandonar a Kevin, el cual vuelve a casa para encontrarse con todos sus seres queridos y, sobre todo, a Nora dándole la bienvenida de nuevo a Kevin y diciéndole “Estás en casa”. Que la tercera temporada de nuevo acabe con una nota positiva y de esperanza no desentona en absoluto.
    De hecho la intención del libro de Tom Perrota (que acaba justo donde termina la primera temporada y de la misma manera) era precisamente dar a entender que incluso un evento tan traumático y devastador como la Partida Repentina puede terminar por superarse, que siempre hay hueco para reponerse, pasar página y seguir adelante. Esto es algo que el propio escritor ha dicho y Lindelof, muy acertadamente, ha declarado que, aunque la serie haya ido más allá de la historia del libro, su intención siempre fue que el final de la serie tuviera ese tono positivo y esperanzador con el que termina la novela.

    Le gusta a 1 persona

    1. Me alegra leer otra opinión tan positiva sobre el final. En ningún momento digo que el final sea incoherente y traicione todo lo visto, solo digo que juega peligrosamente en el límite con la decisión de otorgar a los protagonistas ese postrero final feliz.
      Es solo cuestión de gustos. Al igual que Lindelof y la inmensa mayoría, yo también he cogido un cariño especial a los personajes y no me parece mal la decisión y la magistral y bellísima manera de relatarlo, únicamente me resultó brusco ese giro en el último minuto de la prórroga cuando los anteriores episodios me habían hecho asumir la derrota personal de cada uno de ellos.
      Para mí, el gran colofón de la serie es la conversación final entre Kevin y Patti en “The Most Powerful Man…” Cuando Patti le pregunta “¿Qué es lo que quieres?” Kevin responde “Irme a casa”, a lo que ella responde “¿Seguro?” en ese momento Kevin asume muchísimas cosas pero sobre todo su fracaso y su cobardía. Ya ha conseguido volver a casa en dos ocasiones pero esa no es su solución. Siempre se ha aferrado a la familia y al amor pero nunca ha sido su solución y siempre termina huyendo de ello, una y otra vez. Su relación con Nora siempre fue un parche, un intento desesperado de normalidad. El asesino sucumbe y el presidente prevalece. No hay familia, los Culpables vencen. Patti siempre tuvo razón.
      Lo mismo con el suicidio de Laurie. Una huida a la que esta vez ni siquiera el amor por sus hijos puede poner freno. De nuevo no hay familia. Otra victoria más para los Culpables.
      Ese es el final devastador y valiente para el que estaba preparado, aunque no me parece mal del todo que Lindelof sea piadoso con sus personajes y atenue el golpe considerando suficiente penitencia para Kevin y Nora los muchos años que han sufrido en soledad, separados el uno del otro. Como bien comenta un lector más arriba en los comentarios, el episodio final es un postrero epílogo. La historia propiamente dicha terminó la semana pasada.

      Me gusta

      1. Por supuesto Óscar mira como todo aposentado coge aún más forma. Porque tú visión es válida en el fondo los gulity tenían razón familia creencias incluso razón todo fue mentira y fallo nada nada nos prepara para la devastación . Solo nosotros encontrar nuestro camino y expiación. El final del 3×07 es el más bello final de una serie nunca visto porque es el final de todo eso a nivel simbolico. Pero justo todos esos cataclismos abren paso a un nuevo comienzo y eso simboliza el epílogo. El 3×07 sería Omega y 3×08 el nuevo Alpha.

        Le gusta a 1 persona

  21. Ya tenéis disponible la sección “Detalles del episodio” añadida dentro de la review que muchos habéis echado en falta. Disculpad la tardanza pero necesitaba tiempo para un segundo visionado más sosegado.

    Me gusta

  22. Cuando Kevin le hace creer a Nora que no recuerda o no ha sucedido nada de lo vivido, le está diciendo que esta preparado para pasar página y vivir una nueva etapa. A lo que Nora response con miedo y por eso acaba yendo al baile, quiere retomar la vida y le falta un motivo para hacerlo y Kevin se lo ofrece cuando le dice: Por qué no iba a creerte? Estás aquí. Esa retórica además de para Nora es para nosotros que hemos vivido su historia. Están aquí y eso es lo importante, no nos preguntemos nada más. Para mi un gran final de una bonita fábula de redención, superación y amor.

    Le gusta a 1 persona

  23. Pues yo me he pegado todo el episodio llorando.
    ¡Qué más me da que mis pajas mentales sean o no! ¡Qué más me da que por las noches sea uno y de día sea otro! Soy yo y mi contrario. Estamos todo el día mintiéndonos, y sobreviviendo a nuestras verdades… y a nuestras mentiras.
    Qué gran serie y qué gran final.
    Y al final, solo el amor nos hace sobrevivir. El resto es entretenimiento.

    Le gusta a 1 persona

  24. A mi personalmente me ha encantado el capitulo, la temporada y la serie. Confío que los Emmy de este año la refrenden como mejor serie del año. La música que ha acompañado la serie ha sido sublime… Inolvidable.

    Yo creo que no timaron a Nora, acaso no estaba Matt ahí con ella… ¿Como se iba a quedar sin dinero ni posibilidad de volver… que vergüenza podia tener?

    Le gusta a 1 persona

    1. Pasara lo que pasara nunca lo sabremos. Eso queda entre Matt, Nora y la promesa con la que sellan su despedida.
      Ojalá la serie reciba ese reconocimiento que mencionas. Ayudaría a que mucha más gente la descubra y se maraville con ella.

      Me gusta

  25. Me ha encantado el final. Es tremendamente desasosegante y depresógeno. Para mi, siguen sin saber lo sucedido, han perdido los motivos de lucha y se encuentran deambulando en la existencia como cualquier otro ser humano, pero siendo conscientes de sus miserias y, sobre todo, de su miedo. Ahora ya derrotados y sin fuarzas como para seguir luchando.
    Unos vuelven a sus pequeñas rutinas, otros se esconden, otros enferman.. y se refugian en el azúcar del romanticismo trasnochado porque no tienen otra salida. Se acabó la megalomanía. Ya no pueden responder a una identidad, no existe. No saben ni quiénes son. Así que entran en un espejismo de sí mismos, no para vivir, sino para sobrevivir, anestesiando el dolor que vino para quedarse, que nunca se fue.
    Grande.

    Le gusta a 1 persona

  26. Hola. Gracias por las reviews tan buenas sobre la serie. A mi me emocionó las dos veces que la vi. También creo que Nora no fue al otro lado. Porque eso sí que sería incongruente. Al mostrar un cuerpo vacío que le llaman “recipiente” es imposible que vuelva sin cuerpo. Pero no creo que lo cuente para mentir, sino para cerrar lo de sus hijos que, más que sentimiento de pérdida (que lo es) es de culpa. Creo que al recordarlo cuando entra a la máquina, los libera. Lo de Laurie ya estaba anunciado como una posibilidad (de no matarse) por algo que cuentan en el mismo episodio. Otra cosa que hay que tener en cuenta es que Lindelof pensaba en 4 temporadas. Es otro factor a tener en cuenta. Como la disponibilidad o no de los actores. Nuevamente gracias por tu trabajo y los comentarios de muchos que están a una buena altura y también te dejan pensando.

    Me gusta

  27. Bueno, dejé sin explicar lo que quería decir con “disponibilidad o no de los actores”. Por lo que leí, tenía pensado dar más importancia al papel de Regina King que justo es la actriz principal de otra serie en la que incluso dirige capítulos.

    Me gusta

  28. Hola lo primero decir que como casi todas las historias que contienen ficción el final no está a la altura o no te deja buen sabor, a mi me hubiera encantado más temporadas con los guionista exprimiendose los sesos Jeje, segundo para mi el motorista asalta monjas es otro giño a gary busey.
    Y ahora va mi manera de ver el final, una vez más los dos se mienten, primero Kevin, miente por qué o el hermano de ella antes de morir o su ex mujer le dicen el paradero de nora, y está miente contándole una fantasía de que va a un mundo paralelo, nora es una mujer amargada, pero se miente a ella misma toda la serie, no se perdona su comportamiento con sus hijos antes de que desaparezcan, lo muestran una pizca justo antes de que se arrepienta de morir en la máquina con el flasback acordándose de su familia donde se intuye que ya lleva una relación tensa con sus hijos, es mi visión del final de la serie, saludos

    Me gusta

  29. Que buen nivel que tiene este foro. Obviamente todos los comentarios están a la altura del creador del mismo: Oscar. No me gustó el final, como cierre específicamente de la serie, aunque es una joya desde el punto de vista conceptual, estético y actoral. Yo lo tomo casi como esos episodios oníricos de total libertad argumental, que describen las vivencias de Kevin en sus muertes intermitentes; a propósito: ahora sí puede morir?, hay por lo menos una respuesta que tenemos que inventar; porqué antes no y ahora si.
    Pero el autor nos explica claramente que todo es realidad; y de una manera económica (demasiado) nos cuenta a través del relato de dos personas qué es lo que pasa con los personajes que no estamos viendo; menos Laurie que la vemos aceptando la llamada de Nora; y así nos enteramos con la sola producción de una mesa que separa a dos personajes, todo lo que pasó con todos los demás, incluyendo las 140 millones de personas que desaparecieron; y que viven en un mundo en que no pueden cortar la maleza, pero sí construir una máquina igual a la que se hizo en un espacio con más tecnología, en que las cosas no están abandonadas y el cesped cortado.
    Quizá todo eso que se cuenta en esos económicos minutos televisivos, habrán sido ideas que el autor no pudo manifestar en las temporadas siguientes que les fueron negadas.
    De todos modos me queda en el recuerdo de manera individual cada capítulo, como una obra de arte, en que la imagen, el estilo, y la música fue utilizada de una manera impecable.
    Me remito a un comentario que leí sobre el final de Lost. Que no importaba tanto el final como el desarrollo; algo así como lo que importa es el viaje, no el destino.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s